miércoles 01 de abril de 2020 - Edición Nº1469
Impulsobaires » Politica » 30 ene 2020

El Clio de alta gama

Después del escándalo por la licitación de autos de alta gama, el gobierno de Kicillof desistiría de la compra

La licitación pública 58-0163-LPU19 del gobierno de la Provincia de Buenos Aires es un verdadero escándalo. Se trata de una erogación de alrededor de 550 millones de pesos para cambiar vehículos, entre ellos unas 120 unidades de alta gama para que utilicen los funcionarios. La diputada radical Josefina Mendoza alertó sobre la apertura del proceso, y ayer el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, contestó y dijo que el convenio marco venía de la gestión de María Eugenia Vidal, y que no avanzaría.


Por: Redacción

Se trata de un convenio marco vinculado con la adquisición de automóviles, camionetas utilitaria y pick – ups para el estado provincial. Son alrededor de cuatrocientas unidades, aunque los primeros rubros solicitados corresponden a autos de alta gama para trasladar a funcionarios.

Tal como publicó ImpulsoBaires.com.ar hace unos días, la diputada Josefina Mendoza dijo que el gobierno de Axel Kicillof pretendía “cambiar su auto y el de sus funcionarios para andar en cero kilómetros de alta gama”, y sostuvo que “en la Provincia se abrió un proceso licitatorio donde entre distintos vehículos utilitarios que seguramente son necesarios, se esconden coches de alta gama que serán destinados para funcionarios”.

La legisladora agregó: “evidentemente hicieron la gran ‘si pasa pasa’, escondiendo entre las necesidades algún que otro lujito”, dijo Mendoza.

“Están pidiendo solidaridad a la clase media con un terrible ajuste, a los jubilados, pero se quieren gastar más de 550 millones en autos, parece que no solamente no existe plan de gobierno en la provincia sino que también les falta sensibilidad”, agregó.

El golpe de Mendoza tiene que ver con la licitación pública N° 58-0163-LPU19, publicada en el Boletín Oficial del 21 de enero y disponible en el sistema de compras de la Provincia, que incluye la compra de 380 vehículos, entre ellos 120 autos de alta gama, 120 camionetas cuatro por cuatro y 140 utilitarios. El monto total de esa licitación es de 552 millones de pesos.

El tema tomó altísima temperatura ya que mientras que el gobierno de Kicillof dice que el Estado está quebrado, una erogación semejante para cambiar la flota de autos significa un despropósito.

A esa situación, el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, salió al cruce y dijo que Kicillof no inició este proceso de compra y en ese marco le cargó la responsabilidad a la gestión anterior: “ pregunten a (María Eugenia) Vidal si quiere cambiar el tutú”, ironizó.

Bianco es la persona amiga de Kicillof que lo llevaba al gobernador cuando era candidato en un Renault Clio, y mediante otro tuit dijo: “me alegra que se empiece a preocupar por el uso eficiente de los recursos de la provincia, cuando desde 2017 no hizo ninguna crítica a los desastres de la gestión de la alianza Cambiemos”, escribió. Y la acusó de decir “pavadas” y de hacer “denuncismo” desde sus vacaciones. En ese sentido, aclaró que “el proceso licitatorio comenzó en noviembre de 2019”, antes de la asunción de Kicillof.

“En todo caso, pregúntele a (María Eugenia) Vidal si quería cambiar el tutú durante los últimos días de su gestión. Quédese tranquila, nosotros no vamos a cambiar el Clío con dinero de la provincia”. 

Sobre los detalles de la licitación, Bianco explicó que “se trata de una convocatoria abierta para renovar el convenio de provisión de vehículos, desde donde se compran también los patrulleros, que es necesario renovar después de la emergencia en materia de seguridad que su cámara de diputados decidió prorrogar en diciembre pasado”.

En la seguidilla de tuits, el jefe de ministros indicó: “Pero, para más tranquilidad, que se publique la licitación no implica que vayamos a gastar ese monto en renovación de flota, sino que se abre la posibilidad de hacerlo en caso de necesidad. Y más definitivo aún: quienes más preocupados estamos por el descontrol y el exceso en la flota de autos en la provincia somos nosotros, al encontrarnos lo que nos dejó Vidal”.

El tema de la flota de autos provinciales será sin dudas un gran debate, y ayer en la Gobernación varios apuntaban al ex secretario general, Fabián Perechodnik, de quien dependían los automóviles. Pero sin embargo en Juntos por el Cambio dicen que “fue nuestra gestión la que encontró un verdadero descalabro en la parte de automotores de la Provincia y que se trabajó arduamente para emprolijar”.

“Si pasa, pasa”

Pero Mendoza no se quedó callada, y dijo que “no importa quién inició el proceso. Claramente jugaron al ´si pasa, pasa´”.

“Si Kicillof va a negociar la deuda con la misma rapidez que se dio cuenta que comprar autos de alta gama para él y su gabinete era un gasto excesivo en este contexto, estamos complicados los bonaerenses”, agregó la legisladora de la Juventud Radical.

“El dinero de la provincia es de la provincia no de una gestión u otra, de un partido u otro”, disparó Mendoza.

Unidad especial 

En tanto, algunos sectores de Juntos por el Cambio estaban armando un grupo “de elite” en Provincia de Buenos Aires para “repasar cada una de las licitaciones” argumentando que “estamos seguros de que van a hacer varias picardías escondiendo compras y adquisición de servicios en licitaciones que a simple vista parecen tener un fin urgente para la administración”.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS