domingo 29 de mayo de 2022 - Edición Nº2257
Impulsobaires » La Plata » 5 mar 2020

Editorial

Costo de vida: El asadito de Alberto necesitará de la mecánica cuántica para ser encontrado

Editorial de Fabricio Moschettoni en Costo de vida por Radio 96.7 de La Plata.


Por: Fabricio Moschettoni


El presidente Mauricio Macri cometió uno de los peores errores de gestión aún antes de incluso gestionar, cuando prometió un escenario irreal de la pobreza cero. El presidente Alberto Fernández desarrolló una versión peronista de ese error y potenció todo al prometer heladeras llenas y asaditos para todos.

La pobreza cero no existe, es imposible en países con economías ordenadas y sólidas, y por supuesto decirlo y repetirlo constituyó una estafa a la confianza de los argentinos. Macri sabía que pobreza cero era imposible conseguir, y cuando asumió ni siquiera acertó el camino para mejorar gradualmente ese punto, ya que fue por el camino de dar una exagerada cuota de poder a los movimientos sociales, o sea multiplicó la pobreza porque fortaleció la receta más contundente para llegar a ella.

Macri, empoderando a la ministra de Desarrollo Carolina Stanley, terminó transfiriendo poder y armas a quienes hacían todo para verlo claudicar.

Alberto no se quedó atrás, y en la campaña prometió medidas imposibles para la economía de nuestros tiempos. Habló de asaditos para todos, de heladeras llenas y de un 20 por ciento de aumento a todos los jubilados.

Y las mentiras de campaña, y la exageración de promesas sin sentido rápidamente está mellando la imagen del actual presidente, que ya está por debajo de los 50 puntos y las luces de alarma se encienden en toda la Casa Rosada.

A Macri la erosión le llegó recién después de las elecciones de medio término, pero a Alberto le está llegando ahora, a ochenta días de haber asumido.

La ironía de la teoría de la heladera llena quedó derrumbada por el 4.7 % de aumento en alimentos y bebidas que arrojaron los datos de INDEC para el mes de enero, y los 3.5% que para ese mismo rubro están diciendo algunas consultoras privadas que dejó el mes de febrero.

La heladera cada vez está más vacía, y el asadito cada vez está más lejos de las parrillas.

A este ritmo, vamos a tener que acudir a la mecánica cuántica, la que estudia la interacción de partículas a nivel atómico y subatómico, para poder encontrar el famoso asadito!.

A este ritmo, vamos a tener que remontarnos a varios años atrás para recordar lo que era una heladera llena!.

¿Qué nos pasa en Argentina?. Somos un país productor de materia prima básicamente, un país que produce alimentos para varias veces más de habitantes de los que tiene, y sin embargo hablamos una y otra vez de los mismos problemas, y todos ellos nos remiten al costo significativo que resulta comer.

Comer en Argentina es carísimo, comer con calidad es utópico, y comer, simplemente comer, a veces se hace un milagro.

Argentina, la pobreza, la miseria, la falta de comida digna es obra del populismo. El populismo crea pobres, vende ilusiones y tiene cautivas a las almas.

El gobierno mueve todas sus fichas para lanzar tarjetas sociales, en Los Piletones, un lugar emblemático de la solidaridad, dicen que tienen 2300 personas esperando un plato de comida solidaria y que dentro de poco ni fideos les podrán dar porque no les envían los insumos.

Esa es la realidad de Alberto, muy parecida a la de Mauricio, y bastante parecida a la etapa de los Kirchner en materia de pobreza. Porque con los Kirchner había hambre, incluso más que ahora.

La clave es una vez más revertir esa situación, y si el Gobierno no logra enfriar los escandalosos aumentos de precio de los alimentos, la gobernabilidad será un tema serio para garantizar.

La gestión de Alberto pierde imagen y eso es malo para estos tiempos en donde hay desafíos enormes, y esa imagen perdida se revierte únicamente con medidas concretas, llevando alivio a la gente  y bajando de inmediato el costo que significa comer.

Buen jueves.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias