viernes 25 de septiembre de 2020 - Edición Nº1646
Impulsobaires » La Plata » 18 mar 2020

Editorial "Costo de vida"

Cambiar hábitos: Nosotros y los miedos

Editorial de Fabricio Moschettoni de este miércoles para el programa "Costo de vida", que se emite por Radio 96.7 de La Plata e ImpulsoBaires.com.ar a las 7 AM.


Por: Redacción

Recuerdo, como muchos de ustedes, el 11-S del 2001, cuando un atentado terrorista comandado por Al Qaeda impactó en el corazón financiero de la principal potencia de la tierra y sacudió no solo la ciudad de Nueva York sino que a todo el planeta.

Ese día nos invadió el miedo, la angustia, la desesperación, el sentir que estábamos solos e indefensos. Ese día también empezamos a entender que un nuevo mundo amanecía.

Recuerdo, de muy chico porque tendría 10 años o menos, un ciclo en Canal 9 que se llamaba "Nosotros y los miedos", que en ese momento no sabía bien de qué se trataba pero años después me empecé a dar cuenta que eramos nosotros, como sociedad, hablando de los miedos de la última dictadura militar en el final de ella misma.

O sea, el miedo siempre está presente entre nosotros como temática.

Y ayer te contaba algunas cosas sobre el miedo que se nos presenta en tiempos de coronavirus. Te decía que es tan fuerte la cuestión sanitaria, como el impacto económico impensado que está produciendo, y también esta cuestión que hoy parece abstracta pero en crecimiento como significa el factor miedo, revestido de temor, inseguridades, angustias, y ansiedades.

El miedo no es malo, porque nos hace sobrevivir como humanidad. Si no tuviésemos miedo seguramente hace cientos o miles de año que habríamos desaparecido de la tierra.

Ayer hablamos de controlar las emociones, y hoy en el programa seguiremos indagando sobre eso y convocaremos a un especialista para reflexionar.

Pero en estos tiempos ultramodernos tenemos que entender que hay pautas culturales que cambiaron de raíz y tal vez para siempre, y una de ellas es el afectuoso saludo.

Nosotros, en Argentina, somos propensos a manifestar nuestro afecto por otra persona con un abrazo, con un beso o hasta con contundentes apretones de mano, pero ya eso parece que quedó atrás y por nuestra salud y por la de todos tenemos que variar a métodos que se muestran más fríos pero que representan sin embargo la misma intensidad.

No seremos menos simpáticos porque no demos un beso o no estiremos la mano, y a cambio de ello ahora utilicemos nuestros codos o una palmada, o un guiño de ojo, tan simple como eso.

Ese saludo es el que tenemos que incorporar desde hoy y hacia el futuro, y también ese saludo nos caracteriza sobre el mundo que se instaló entre nosotros en donde el nuevo desafío está en lo biológico.

El COVID – 19 va a pasar. En un tiempo, ojalá que breve, se inventará una vacuna que desarme sus códigos dañinos, pero eso no significa que tendremos el futuro asegurado porque algo ocurrió en nuestras reglas de juego como sociedad en donde lo biológico parece ser la nueva arma que alguien encontró para sacudirnos todo el tiempo. Alguien encontró, o nuestras imprudencias sociales encontraron, y como siempre somos capaces de autodestruirnos tenemos que estar atentos al día de hoy pero también al futuro.

Los tiempos por venir, me parece, tendrán muchos desafíos como el que hoy se nos presenta. Las naciones, las regiones y hasta las Ciudades tienen que cambiar su funcionamiento, así como hoy cambiamos nuestro saludo para cuidarnos.

Necesitamos un mundo cada vez más ordenado, con liderazgos implacables, con comandantes que nos guíen en las luchas que debemos dar como humanidad.

Necesitamos ahora  construir un mundo mejor, un mundo que ame la vida y no que quiera precipitar el momento final quien sabe por qué razón.

 

Buen miércoles.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS