viernes 14 de agosto de 2020 - Edición Nº1604
Impulsobaires » Sociedad » 20 mar 2020

Hasta 15 años le pueden dar

La justicia investiga a un joven que viajó en Buquebus con síntomas de coronavirus

Un joven de 22 años que viajó con síntomas de coronavirus en Buquebús desde la ciudad uruguaya de Colonia fue sumariado y judicializado, a la espera de los resultados de las pruebas médicas para confirmar si tiene la infección y, eventualmente, imputarle un grave delito por el que podría ser penado con hasta 15 años de prisión, informaron hoy fuentes judiciales.


Por: Télam

En tanto, dos mujeres que iban a bordo del mismo buque y fueron trasladadas por prevención a un hospital para ser sometidas a controles mas exhaustivos quedaron detenidas por negarse a esos estudios y serán imputadas por desobedecer y resistirse a la autoridad, agregaron los voceros.

El joven permanecía esta tarde detenido en el Instituto Agote y posiblemente mañana podría ser imputado por la Justicia por el más grave de los delitos previstos en el Código Penal contra la salud pública, que prevé hasta 15 años de prisión, aseguraron a Télam fuentes judiciales.

Se trata del previsto en el artículo 202 del Código Penal, que reprime con "reclusión o prisión de tres a quince años" al que "propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas".

Además de ser imputado, el joven podría quedar sujeto a "medidas patrimoniales para garantizar bienes" ante posibles demandas civiles por parte de los centenares de pasajeros y empleados de Buquebús obligados ahora a cumplir cuarentena.

Por su parte, las dos mujeres fueron trasladadas anoche mismo al Hospital Muñiz, donde fueron trasladadas para ser sometidas a los estudios para determinar si tenían coronavirus, pero se negaron a los controles.

Finalmente, tras quedar en calidad de detenidas, fueron derivadas al Hospital Churruca, donde permanecían esta tarde aisladas y podrían ser imputadas en las próximas horas.

Fuentes judiciales aseguraron que las dos mujeres serán imputadas por violación al artículo 239 del Código Penal, que reprime "con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal", según adelantaron fuentes judiciales.

El caso se registró ayer cuando efectivos de Prefectura Naval y personal de la Dirección Nacional de Migraciones detectaron a un pasajero con síntomas de coronavirus a bordo de un buque de la empresa Buquebús que llegaba al puerto metropolitano proveniente de Colonia, Uruguay, con 423 personas, 404 pasajeros y 19 tripulantes.

El buque San Patricio había partido a las 18.30 de ayer desde Colonia y arribó a las 19.30 al puerto metropolitano.

Los efectivos establecieron que el joven argentino regresaba desde Colonia, donde había sido diagnosticado por coronavirus y había evadido los controles sanitarios de ese país.

Ante esta situación, la autoridad sanitaria prohibió inmediatamente el desembarco de todas personas que se encontraban en el buque y, simultáneamente, confirmó que el pasajero sintomático, efectivamente estaba infectado por el virus, aunque fue derivado a un centro asistencial para controles más exhaustivos.

Al ser puesta en conocimiento del hecho, la Justicia dispuso el traslado y la custodia de todos los pasajeros y tripulantes del barco, que fueron alojados en hoteles de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para permanecer aislados 14 días.

El hotel Panamericano albergó un total de 327 personas (siendo esta su capacidad máxima), mientras que otros pasajeros fueron trasladados al hotel Escorial (Salta 92) y los restantes quedaron aislados en el hotel Presidente (Cerrito 850), todos con custodia policial.
 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS