viernes 03 de abril de 2020 - Edición Nº1471
Impulsobaires » El Mundo » 21 mar 2020

Cambio de estrategia

Con 18 muertos en Brasil, San Pablo se desmarcó de Bolsonaro y decretó cuarentena

La cantidad de muertos en Brasil por el Covid-19 aumentó hoy más de 50%, de 11 a 18, con el fallecimiento de siete personas en las últimas 24 horas, mientras el estado de San Pablo, el más poblado del país y con más casos, decretó una cuarentena obligatoria por 15 días a partir del martes en forma unilateral, sin seguir la política del gobierno del presidente Jair Bolsonaro.


Por: Redacción

San Pablo, con 44 millones de personas, es el estado que concentra casi la mitad de los casos de Brasil y la mayor cantidad de decesos y casos de Covid-19.

El gobernador Joao Doria, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), lamentó que el gobierno nacional no esté tomando medidas.

"Entonces tenemos que ponernos al frente gobernadores e intendentes", subrayó Doria, quien afirmó que a partir del martes y hasta el 7 de abril habrá cuarententa en San Pablo, con servicios esenciales y liberación apenas para el servicio de telemarketing y la construcción civil.

Es la primera cuarentena que se declara en Brasil.

En la misma conferencia de prensa, las autoridades sanitarias informaron de seis muertes en San Pablo en las últimas horas, lo cual elevó en este estado a 15 los fallecidos.

También hubo un deceso en Petrópolis, en el interior del estado de Río de Janeiro, reportado hoy por la secretaría de Salud de ese estado.

El Ministerio de Salud de Brasil declaró el viernes que hay transmisión comunitaria y casos de coronavirus en todo el territorio nacional, incluyendo la selva amazónica.

En los últimos días, las gobernaciones de esos dos estados restringieron la circulación de personas, cerraron comercios y parques y suspendieron el dictado de clases y las actividades recreativas, a contramano del gobierno nacional, que no ordenó ninguna medida similar.

Bolsonaro, en una entrevista difundida hoy por el canal privado de televisión abierta SBT, editoriamente oficialista, dijo que le parece "una exageración" cerrar shoppings, templos e iglesias.

"Los templos e iglesias dependen de los pastores y de los curas, y ese es el último refugio de las personas", se quejó Bolsonaro, que apuntó a "cuidar la economía".

El presidente sufrió esta semana tres cacerolazos en algunas ciudades para reclamar su renuncia al cargo luego de haber calificado hace 11 días que la pandemia era una "fantasía inflada por los grandes medios".

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS