miércoles 28 de octubre de 2020 - Edición Nº1679
Impulsobaires » Municipios » 28 abr 2020

La columna de Jorge Joury

La Plata reclama auxilio y suman 35 las comunas que no pueden pagar sueldos

Veníamos diciendo que se multiplicó la demanda de comida en el conurbano. Pero ahora tampoco hay plata que alcance para pagar salarios en los municipios, entre ellos el de La Plata.


Por: Redacción

Todo tiene que ver con que la extensión de la cuarentena ha puesto contra las cuerdas a la mayoría de los intendentes. Todos han visto desplomarse sus recaudaciones ya que la mayoría de la población no puede pagar impuestos.

Fuentes confiables revelaron que de las 135 comunas, son 35 las que presentan dificultades para pagar salarios a fin de mes. Si bien es cierto que están recibiendo auxilio por parte de la gobernación, les resulta insuficiente, a tal punto, que dos distritos plantearon pagar los sueldos en cuotas y otro tuvo que recurrir a un préstamo.

Además se señaló que en algunos municipios están cubriendo gastos que le corresponden a la Provincia, como la nafta de los patrulleros o las ambulancias. Y que además contrajeron deudas por la baja porción que reciben de la coparticipación. El delicado escenario está llevando a que varios alcaldes, en su mayoría de la oposición, a practicar recortes en los sueldos o apelar al pago en cuotas . 

Garro entre los que piden auxilio

En las últimas horas, cuatro de los principales intendentes de JxC se sentaron durante más de dos horas con  sus carpetas de gastos frente a Axel Kicillof. Fueron a pedirle un mayor esfuerzo para cubrir los gastos operativos de sus municipios. La reunión terminó con un compromiso por parte del gobernador de implementar en el corto plazo un “refuerzo”.

“El Gobierno provincial se compromete a asistir a los distritos para el pago de salarios, las prestaciones básicas y las demandas sanitarias que genera la pandemia”, tuiteó Kicillof tras el encuentro.

Jorge Macri, de Vicente López; Julio Garro, de La Plata; Miguel Fernández, de Trenque Lauquen, y Manuel Passaglia, de San Nicolás fueron los que llevaron la voz cantante de la oposición. Antes, habían tenido una previa en las oficinas del intendente de La Plata.

Hasta ahora, existía un primer acuerdo en este mes de mil millones de pesos destinados a los municipios y distribuidos según el Coeficiente Único de Distribución (CUD) y otros tres mil del Fondo especial de Emergencia Sanitaria para la Contención Fiscal Municipal, bajo la modalidad de préstamo.

Estos alcaldes le solicitaron a Kicillof un refuerzo presupuestario ante el impacto que ha tenido la caída de los ingresos propios y la coparticipación provincial. Durante la reunión, se acordó que este refuerzo se haga efectivo en la segunda y cuarta semana de mayo.

El planteo de los jefes de Cambiemos fue contundente: “Mayo es un mes bisagra”. La recaudación de abril se desplomó por la parálisis de la actividad económica. Hay municipios, por caso, que ya tuvieron problemas para afrontar el pago de sueldos del mes en curso. Mayo asoma en ese sentido demasiado cuesta arriba, aseguran. “Si fuéramos una empresa, el mes que viene presentaríamos la quiebra”, explicó, preocupado, uno de los alcaldes más emblemáticos de Juntos por el Cambio.

Kicillof no quiere que nadie se quede sin cobrar

Fuentes de la gobernación manifestaron tras el encuentro que la intención de Kicillof es estirar la ayuda a los municipios que presentan situaciones financieras dispares. La semana pasada, la Provincia emitió un comunicado en el que subrayó que el fondo creado para afrontar la crisis “estará constituido” por “$8.000 millones”, con posibilidad de “ampliarse a $12.000 millones de ser necesario”. Ese, abundan desde La Plata, es el número al que aspira el gobernador.

“El gobernador no quiere que ningún empleado provincial ni municipal se quede sin cobrar su sueldo”, señaló un vocero de la residencia de la calle 6.

En el caso de La Plata, por ejemplo, tiene algo más de $250 millones de gastos de masa salarial, entre sueldos de los empleados y pago a los cooperativistas. Abril está saldado, explicaron en el entorno de Garro, pero mayo presenta un escenario un tanto más complejo.  

Los que están con la soga al cuello

Los distritos más complicados son Junín, San Pedro, Luján, Bahía Blanca, Belgrano, Tres de Febrero y Carlos Casares. En el caso particular de Junín, el intendente Pablo Petrecca de Juntos por el Cambio denunció una caída en el 70% de la recaudación y debió solicitar  un crédito de 45 millones de pesos para pagarle a sus trabajadores. El acuerdo se realizó con la venia  del gobernador Axel Kicillof y a una tasa del 0% a través del Banco Provincia. 

No obstante, Kicillof está auxiliando como puede a los municipios a través del Código Único de Distribución (CUD), que en el caso de Junín será de 4 millones de pesos.

El caso de San Pedro es muy parecido, donde el municipio está a punto de decretar la emergencia económica. El Secretario de Gobierno, Silvio Corti consideró que “la situación es pésima” y explicó que tras la llegada de los fondos de Provincia, “la idea es pagar la totalidad de los salarios municipales".

En Luján el Secretario de Economía del municipio, Ignacio Pedotti, detalló que la caída de la recaudación por la cuarentena significó una reducción del 50% de los ingresos. Por eso, le pidió colaboración a los vecinos que puedan pagar las tasas, aunque por ahora rechazó la posibilidad de abonar los sueldos en cuotas.

En cambio los alcaldes de General Belgrano, Osvaldo Di Napoli y su par de Bahía Blanca, Héctor Gay, ambos de Juntos por el Cambio, tomaron la polémica decisión de pagar los sueldos en dos cuotas.

Esto es algo que podría ponerlos en aprietos, ya que en el caso de Tres de Febrero, donde luego de que el intendente Diego Valenzuela intentara reducirle los sueldos a los empleados que superaran los 30 mil pesos, el ministerio de

Trabajo bonaerense dictó la conciliación obligatoria y suspendió la medida.

En otras localidades como Carlos Casares, el conflicto comienza a ser social. Aseguran que la asistencia alimentaria en ese distrito “se tuvo que multiplicar por ocho” a lo que se venía manejando.

El intendente de Rivadavia, Javier Reynoso le puso un tono más angustiante a la situación. “No hablamos de desarrollo social, en este momento estamos hablamos de sostenimiento social, de que la gente pueda comer”, manifestó.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS