sábado 19 de septiembre de 2020 - Edición Nº1640
Impulsobaires » Economía » 8 may 2020

25 mil locales

El juego quiere abrir y dicen que el Estado pierde “millones en recaudación”

Las agencias de loterías y quinielas solicitaron hoy ser incluidas entre las actividades autorizadas para trabajar, en el marco de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus.


Por: Redacción

En un comunicado, la Federación Argentina de Cámaras de Loterías, Quinielas y Afines (Facalqa) pidió ser equiparada a otras actividades como los locales de pago de servicios, muy similares en cuanto a funcionamiento y dinámica a los comercios del sector.

"Más de 25 mil bocas directas en todo el país, millones de pesos para el Estado; y decenas de miles de trabajadores corren peligro si se sigue fomentando el juego clandestino", afirmó la declaración.

Ayer, un grupo de dueños y trabajadores de agencias de lotería de la provincia de Buenos Aires cortaron el acceso al puente Pueyrredón, en el partido bonaerense de Avellaneda, en reclamo de que se les permita trabajar

“No queremos que nos regalen nada, solo poder trabajar o tener líneas de crédito bancario para poder sobrellevar la cuarentena”, explicó Patricio Gándola, presidente de Facalqa, quien agregó que “el Estado es uno de los principales perjudicados con este parate, ya que el juego aporta el tercer ingreso genuino para cada uno de los distritos provinciales".

Según Gándola, “una agencia de quiniela está muy lejos de parecerse a un bingo o a un casino; no son ricos, viven al día como la mayoría de los comerciantes, y generalmente las agencias son negocios familiares con uno o dos empleados".

El sector reclama que les permitan abrir sus puertas, ya que son comercios de proximidad, similares a una dietética, una verdulería o un centro de pago de servicios, con lo cual no se genera aglomeración ni desplazamiento de personas.

Por otra parte, explican que sería de gran ayuda poder contar con una línea de créditos blandos o “a tasa 0” como tienen otros sectores o comercios.

También plantean la posibilidad de convertirse en puntos de pago para jubilaciones y planes sociales, así como para el cobro de impuestos y servicios.

Por último, Gándola aclaró que “en coincidencia con el Presidente, estamos totalmente a favor de cuidar la salud de las personas y no cuestionamos el aislamiento preventivo; solo precisamos una ayuda que nos comprometemos a ir devolviendo apenas podamos abrir las puertas de nuestros comercios".
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS