miércoles 28 de octubre de 2020 - Edición Nº1679
Impulsobaires » Sociedad » 14 jul 2020

Fernando Polack

Infectólogo argentino optimista sobre el final de la pandemia: "Es de una sola vuelta", dijo

Fernando Polack, investigador principal del estudio que se realizará a partir de agosto en Argentina de la vacuna contra el coronavirus a cargo de las farmacéuticas Pfizer y BioNTech, aseguró que en otros lugares del mundo como España, la pandemia está recorriendo una vuelta completa y que difícilmente retorne.


Por: Redacción

“La primera medida de instancia de esta vacuna será en noviembre de este año, es decir dentro de aproximadamente seis meses”, dijo anoche en una extensa entrevista en Dese el llano, con Joaquín Morales Solá.

Al ser consultado sobre si fuese efectiva la vacuna, cuándo estaría a disposición para la gente: “ninguna compañía del mundo va a poder producir inmediatamente vacunas para proteger a toda la población del mundo porque las compañías producen vacunas de a millones y esta vez la tienen que hacer de a billones, pero las primeras remesas de esta vacuna estarían para diciembre de este año y después sucesivamente durante el año próximo”.

Acerca del significado de la prueba hecha en Argentina, dijo que “significa varias cosas como que el país tendrá datos propios cuando otras veces se obliga a extrapolar datos extranjeros y las vacunas no funcionan exactamente igual en todas las poblaciones. Argentina podrá ver cómo funciona la vacuna aquí. Realza a los científicos argentinos, nos posiciona como un centro para ver como resolver el COVID. Cuando uno es parte de la solución no espera que le traigan la solución, y se para de otra manera cuando hay que repartir los frutos de esa solución, o sea que es evidente que Argentina se posiciona diferente con este estudio para recibir vacunas”.

Sobre cómo será el día después cuando se retorne a cierta normalidad y si el barbijo y la distancia quedarán, dijo: “si me pregunta a mi cómo sería mi día después es ir a comer un asado con mis amigos, es algo que extraño mucho. Cuando sea el fin de esto será el fin (no habrá tapabocas)”.

“Pandemia de vuelta única”

Después sostuvo que “la pandemia en otros lugares está recorriendo un curso de vuelta completa, o de media vuelta, en el sentido que en Europa ha quemado el pasto del que vivía, un poquito como le hizo Belgrano a los españoles en las batallas del norte y ya no le queda mucho para hacer, así que es muy probable que esta sea una pandemia de única vuelta y que eventualmente se apague, y no la volvamos a ver, como no hemos vuelto a ver al H1N1 de la gripe o como tantas cosas que aparecieron y después desaparecieron”.

“En algunos casos eso será después de la vacuna y en otros después de la enfermedad. Hay países en lo que ha sucedido, por ejemplo en Europa Occidental, es que hubo un número de muertos que permite intuir un número de infectados tan grande que el virus deja de poder circular en la población. Imagine que tiene que cruzar un arroyito en Córdoba y tiene que apoyarse en piedras para pasar al otro lado y yo le saco la piedra número 2, la 5 y ya no puede pasar al otro lado, eso es la inmunidad comunitaria. Hay virus que saltan más largo como el sarampión y ahí hay que sacar todas las piedras, y otros más cortos como el coronavirus en donde probablemente un 50 o 60% de inmunidad de la población, que varía en cada virus de acuerdo las características de cada uno, permite que la enfermedad se despida”. Indicó, y agregó: “intuyo que en muchos lugares de Europa como Madrid, París, norte de Italia la enfermedad tuvo su despedida y no la vamos a volver a ver”.

Dificultades para una segunda ola

Sobre si la enfermedad no tendrá segunda ola, dijo: “la biología no es exacta y no respeta fronteras, entonces en la Florida nunca hubo un problema anteriormente y es imposible mezclar la Florida con Nueva York en donde ciertamente la enfermedad se ha acallado, y en París, Madrid, norte de España, en algunos lugares de oriente aunque es un tema diferente, en Inglaterra fue en la misma dirección, pero en Extremadura o en Portugal en donde no hubo problemas si uno los busca los va a encontrar, y también hay  bolsones de personas que no se infectaron que tienen posibilidad de infectarse, pero cobradas dimensiones que tuvo la pandemia en otro momento yo lo veo muy difícil”.

“Mi explicación breve es que por ejemplo si España tiene 30 mil muertos, y nosotros sabemos con los números de California, de Alemania y los números de asintomáticos de Nueva York que cada persona muerta hay mil infectados, tenemos que inferir que España tiene 30 millones de infectados, y si tiene 30 millones de infectados el 60 por ciento de su población tiene inmunidad contra el virus, por lo tanto el virus no tiene más posibilidades de circular por España libremente. Puede encontrar alguna región con pequeños brotes pero eso no quiere decir que vaya a circular por todos lados”, agregó.

Sobre si la segunda ola en hemisferio norte y sur no se daría el próximo otoño o invierno sin vacuna, dijo: “yo creo que para la mitad del año que viene tenemos vacuna, pero soy de la intuición de que no tendremos segunda ola considerable, pero es una intuición y de la intuición están hecho todos los errores de la ciencia, así que es posible que me equivoque. A mi me cuesta explicar cómo España se ha librado del coronavirus virtualmente, hace muchos días que no se mueren personas de coronavirus, se mueren de otras cosas como resfríos comunes. Ahí se entró a una cuarentena desordenada, mucho después que nosotros y con muchos más casos, nunca la ordenó demasiado y la enfermedad desapareció virtualmente. Si tienen realmente 5% de infectados como dicen sus números, un virus cuya única naturaleza es correr de no infectado en no infectado porqué decidió dejar Madrid y se fue a Portugal, evidentemente es porque no hay material para virus en Madrid”. 

Sobre los más de cien mil infectados en Argentina mientras que el número de muertes es muy bajo, llegando a dos mil, dijo: “se entró a una cuarentena que evitó un número de muertes importes. Si se seguía la estrategia brasilera hoy tendríamos mínimamente 15 mil muertes. Si bien la cuarentena se va agotando una de las cosas que sí sucedió es que las personas mayores tuvieron mucha cautela para salir a la calle o exponerse. Eso contribuyó a que la Argentina tenga esas muertes”.

Dos millones de infectados

“Igual yo no creo que Argentina tiene doscientos mil infectados, para mi tiene más cerca de dos millones, lo que pasa que la mayoría de los infectados no se detectan como no se detectan en ningún lugar del mundo, y eso hace que eventualmente nos sorprendamos cuando el virus desaparezca, porque cuando uno tiene error de cálculo sobre cuántos están protegidos no tiene la expectativa de cuándo se termina esta historia, y eso le pasa a casi todos los países”, expresó. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS