sábado 15 de agosto de 2020 - Edición Nº1605
Impulsobaires » Politica » 30 jul 2020

La mirada de Jorge Joury

Berni perdió a su mano derecha en el peor momento de la inseguridad

Algunos dicen que se veía venir. Lo cierto es que Mario Baudry, el empresario platense y jefe de Gabinete del ministro de Seguridad Sergio Berni, pegó un portazo y renunció. Si bien no trascendieron los motivos de la dimisión, hay quienes dicen que había sido cuestionado hace un mes por romper la cuarentena y quedó envuelto en internas. Desde su entorno, afirman que fue víctima de operaciones. La sospecha dentro y fuera del Gobierno es que se trata de una movida para contratar a una consultora externa que maneje la comunicación del Ministerio y, de paso, cimente las bases para construir un perfil electoral para Berni, ya sea para el año próximo y luego para el 2023, donde Berni sueña con la gobernación.


Por: Jorge Joury *

El hombre considerado mano derecha del ministro se aleja en medio de una nueva polémica: el Ministerio de Seguridad. Se acaba de desguazar su área de comunicación. Son 40  periodistas, locutores, fotógrafos y camarógrafos, con 15 años de experiencia, que serán asignados a tareas administrativas en comisarías. 

Esta situación se desencadenó en momentos en que se desencadenó una escalada de hechos de inseguridad en el Conurbano. En los intendentes crece el malestar con el ministro con quien poco pueden conversar sobre las políticas de seguridad. Por el contrario, aseguran que solo lo ven en los canales de televisión.

Los alcaldes observan cómo la cantidad de efectivos que tienen en sus distritos empieza a disminuir por los contagios en la fuerza. Los policías trabajan en grupos y en muchos casos se ven obligados a aislarse por haber mantenido contacto estrecho con un compañero contagiado.

Otro momento de tensión entre los intendentes y Berni tiene que ver con la disposición de los gendarmes que envió el gobierno nacional y que -luego de una pulseada con Frederic- el ministro de Kicillof logró contar con el poder para distribuirlos en el Conurbano.

Por un lado hubo quejas de intendentes de Cambiemos porque los gendarmes no llegaban a sus distritos. Pero el malestar también llegó a caciques peronistas que dejaron trascender que los efectivos federales eran ubicados en localidades donde no hacían falta. 

Berni no está en su mejor momento. No solo se mantiene el palo a palo con Sabrina Frederic, su par a nivel nacional, sino que tiene el aliento en la nuca  del caso de la desaparición del joven Facundo Astudillo Castro, que ya lleva poco más de tres meses sin novedades y puede explotar en cualquier momento en medio de un escándalo que salpique a la Bonaerense. La figura del ministro, por estas horas se ubica en el centro de todas las miradas, acorde al desarrollo que tuvo la investigación. Si bien Berni decidió enviar un gesto de acompañamiento a la familia y hasta logró comunicarse con la madre, Cristina Castro, desde varios sectores políticos denuncian la conexión de las fuerzas policiales con el hecho y hasta han reclamado la renuncia del propio funcionario.

Una de las voces que más dio en el blanco, fue la de Nora Cortiñas. La referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, señaló: “Ya tendrían que haberle pedido a la renuncia. Lo que Berni hizo con la mamá de Facundo es inaudito. Ir a verla especialmente para decirle tu hijo está vivo. Si está vivo, tráelo”.

Entre tantas pálidas, Berni acaba de recibir un espaldarazo muy afín a su paladar. Carlos Ruckauf, ex gobernador y cultor de la “mano dura” lo favoreció. “En mi opinión la vicepresidenta Cristina Kirchner tiene sus ojos puestos en la provincia de Buenos Aires y creo que Sergio es la carta electoral para el año próximo”, opinó. Ruckauf agregó que “está haciendo y diciendo lo que los ciudadanos de los sectores más humildes y medios piden”. 

En cuanto al saliente Mario Baudry, es oriundo de la localidad de General Belgrano, hincha de River y militante peronista. Además, es abogado y escribano. Se graduó en la  Universidad de La Plata. Es especialista en Finanzas Públicas y Derecho Tributario, diploma recibido en la  Universidad de Belgrano.

Miembro del estudio jurídico Araoz, Baudry, Sagasti, Pérez Herban y Asociados, Baudry fue representante de la Nunciatura desde tiempos de monseñor Adriano Bernardini y a través de la Asociación Civil Sapientia manejó unos $10 millones mensuales (entonces casi 700.000 dólares) de los colegios del obispado de Zárate-Campana, cuando se encontraba a cargo de monseñor Oscar Sarlinga.

Distintas fuentes señalan que Baudry llegó al Ministerio porque “le hizo la campaña a Berni cuando se proponía para gobernador”. Vivía el sueño de ser jefe de gabinete de un ministro mediático y popular, pero el escándalo que protagonizó con Verónica Ojeda hizo que sus acciones bajaran  en los gobiernos provincial y nacional.

Baudry constituyó Central de Noticias Argentinas S.A., empresa que tiene una radio y que edita algunas revistas como La Tecla, la que manejó hasta diciembre pasado.

Su ex cuñado es Marcelo Balcedo, dueño del Diario Hoy quien se desempeñó como  titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME) y hoy  se encuentra  con arresto domiciliario en Uruguay . No obstante, no fue extraditado . Baudry estuvo casado con Myriam René Balcedo, hermana del dirigente gremial.

 Duró algo más de siete meses en el cargo. El saldo de su gestión es un escándalo por un fuerte cruce con empleados municipales que  quisieron controlar a su pareja, que circulaba con un permiso apócrifo en plena cuarentena, y el vaciamiento de la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad.

Todavía no se conocen los motivos de su alejamiento, pero a los roces entre el propio Berni y su par nacional, Sabina Frederic, se le suma una disputa de Baudry con el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, a quien le tiró con munición gruesa desde Twitter.

Cuando trascendió ese episodio, Berni salió a bancar a su mano derecha. "Será la Justicia quien tendrá que investigar si existió maltrato", dijo evitando cuestionar al funcionario.

Baudry culpó indirectamente a funcionarios de Alberto Fernández de filtrar el episodio de Brandsen en los medios. Apuntó a Biondi: "Tantos años trabajando en Ezeiza con el mejor y no aprendiste nada, que tenés que inventar que Verónica Ojeda trabaja en el ministerio. Ayudá al presidente a cuidar a los argentinos, no en organizar operaciones de prensa. Es momento de sumar, la gente la está pasando mal", escribió. 

Se sabe que Biondi trabajó para el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, incluso cuando se hizo cargo del ministerio de Seguridad de la provincia.

Baudry, que es abogado y escribano, formó parte de la gestión del gobierno de Carlos Ruckauf y luego se reconvirtió como empresario de medios. Durante la gestión de María Eugenia Vidal intentó postularse como candidato dentro del peronismo de la quinta sección, pero no lo logró.

En el interín, comenzó su relación con Verónica Ojeda, ex pareja de Diego Armando Maradona, gracias a quien logró mostrar su rostro en el prime time televisivo, de la mano de Susana Giménez.

Pocos meses después sorprendió al aparecer como “mano derecha” de Sergio Berni en el Ministerio de Seguridad. Entre los mejores amigos de Baudry, está Santiago Montoya, conocido por su pasado como recaudador de impuestos en la provincia de Buenos Aires y diseñador de ARBA.

El semáforo se ha puesto en rojo para Berni, justo en tiempos en que la inseguridad toca sirena en el conurbano.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP y analista político. Para consultar su blogs, dirigirse al sitio: Jorge Joury De Tapas.    

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS