miércoles 28 de octubre de 2020 - Edición Nº1679
Impulsobaires » Economía » 9 ago 2020

Punto de vista

Formación experiencial para recuperar la industria nacional

Para el Día “D” formación y aprendizaje para recuperar la industria, producir y responder a nuestro autoabastecimiento alimentario, y la gran demanda del mundo.


Por: Manuel Fernández */

La propuesta es superadora y pone en perspectiva la preparación del capital  Humano ávido, para tomar parte en los nuevos escenarios tecnológicos que requiere el país, para diversificar la industria o bien reindustrializarse, y las
PYMES oxigenarse por contar con dotación de mano de obra técnica cualificada, que estará a la espera de entrar en acción en el día D.

Existen métodos de enseñanza aprendizaje para hacer de la Formación un  medio idóneo para generar habilidades y talentos, que permita a miles y miles de personas FORMARSE para dar respuestas a este nuevo escenario donde la Argentina, no solo deberá producir lo que requiere para autoabastecerse, fundamentalmente en alimentos, sino también deberá arbitrar los medios necesarios para responder a una eventual GRAN DEMANDA DEL MUNDO en
alimentos.

Quizás sea la gran oportunidad de industrializar gran parte de la Producción primaria para dar respuestas a esos requerimientos que indefectiblemente vendrán Proponemos que las miles de PYMES y grandes industrias que por diversos
motivos en los últimos años han dejado de funcionar, mediante un exhaustivo relevamiento a realizar sobre las condiciones de los activos en: máquinas; equipos, aparatos, instalaciones, instrumentos y dispositivos, se generen las
sugerencias de recambios, reparación y ajustes de la tecnología industrial  existente, para que los dueños, trabajadores profesionales o avezados que se desempeñaron, tomen parte en la iniciativa de reanudar el funcionamiento.

Para ello se realizará la formulación de proyectos que permita la presentación ante un organismo oficial o privado, para obtener el financiamiento que permita la adquisición de dicha tecnología industrial; reparación, reemplazos y/o ajustes, donde la industria en cuestión logre la puesta en marcha y la puesta a punto de la misma, hasta alcanzar el pleno régimen de producción y comercialización.

Esto dará lugar a que desde un principio, o en la medida que haga falta, se  convoque a la reincorporación de los trabajadores a desempeñarse nuevamente, retomando la producción y la puesta en acción en un escenario industrial, que tendrá dinamismo con el acrecentamiento de la economía nacionalPara ello se planificará y se brindarán saberes de aprendizajes  EXPERIENCIALES sobre el manejo fabril industrial, para que primero, los agentes multiplicadores tomen parte en la propuesta, que es una iniciativa para reincorporar a una parte del parque industrial argentino, y seguir posteriormente con la Reindustrialización y la generación de empleo de calidad.

Respecto a la Industria 4.0 por ahora, solo las grandes empresas y pocas pequeñas y medianas tienen los recursos para incursionar en la introducción de innovaciones en sus procesos productivos. 

Muchos hablan de ejecutar decididamente la 4° revolución industrial, pero sugiero que se tenga en cuenta que para llegar a ello, EXISTEN PASOS  PREVIOS, Para ello los que harán esos cambios, pronto se darán cuenta que
requieren de conocimientos físicos, químicos, operativos sobre el manejo de máquinas; equipos, aparatos, instalaciones y todo tipo de instrumentos y dispositivos para conjugar los lazos de control con la programación lógica computarizada y la internet de las cosas.

Esto requiere de la FORMACION TECNICA EXPERIENCIAL, (Un concepto desde la transversalidad), que más que la netamente académica, resolverá por lo pronto este desafío que ya se instala y que nadie puede ignorar.


Manuel Fernández www.managingfactory.com . Para ImpulsoBaires.com.ar

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias

VIDEOS