viernes 23 de julio de 2021 - Edición Nº1947
Impulsobaires » Politica » 23 sep 2020

Tablero político

Intendentes de JxC van a dejar sus sellos en las listas legislativas del año próximo para dar pelea por la Gobernación

Los más de sesenta jefes comunales que tiene Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires están decididos a ser protagonistas en el armado legislativo del año que viene dentro de esa coalición. Dicho de otra forma, van a tener la lapicera más importante para confeccionar las nóminas seccionales, pero también la codiciada lista de diputados nacionales. Además, quieren a uno de ellos como candidato a gobernador en tres años, y para eso están caminando.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni

De los 62 intendentes de Juntos por el Cambio en territorio bonaerense varios de ellos van por su segundo mandato, otros tienen algunos más, y hay quienes están avanzando en la primera gestión. 

Hay ciudades muy importantes que están gobernadas por la coalición que forman Pro, UCR, CC, peronistas republicanos e independientes, entre las que se anotan La Plata, con Julio Garro; Vicente López, con Jorge Macri; Lanús, con Néstor Grindetti; Tres de Febrero, con Diego Valenzuela; San Miguel, con Jaime Méndez; Mar del Plata, con Guillermo Montenegro; Bahía Blanca, con Héctor Gay; Junín, con Pablo Petrecca; Olavarría, con Ezequiel Galli; Pergamino, con Javier Martínez; Tandil, con Miguel Lunghi, y así un enorme listado.

Pero entre ellos los más movilizados, tal vez por una cuestión de cercanía y territorialidades, aparecen Garro, Macri, Valenzuela, Grindetti y ahora se sumó Méndez. Voceros cercanos al “quintento del AMBA” dicen que “eso es solo por proximidad geográfica, pero la idea post pandemia es revitalizar encuentros presenciales por toda la provincia. Hay excelente comunicación entre todos, pero como se sabe la provincia es enorme y por una cuestión de prudencia sanitaria las reuniones físicas se están produciendo entre los que están más cerca en la Región Metropolitana”.

Por eso esta semana se notó de nuevo la consigna: “todos para uno, y uno para todos”, ya que salieron a respaldar primero a Garro, cuando la Provincia le intentó arrebatar de manera insólita la República de los Niños y el Teatro del Lago; después a Petrecca, cuando los legisladores kirchneristas arremetieron con fuertes cuestionamientos por el manejo de la pandemia en su territorio; y después respaldaron a  Lunghi, cuando increíblemente el gobernador Axel Kicillof tachó con fibrón rojo el nombre de Tandil del listado de municipios que iban a recibir un subsidio para promover la actividad turística. En este último caso, el histórico médico radical que gobierna la Ciudad serrana a pedido de sus vecinos se había apartado de algunas políticas provinciales de manejo de la cuarentena y el látigo vengador dio de lleno en su rostro.

“Si no estamos unidos el kirchnerismo va por todo. A Garro le quisieron sacar la República de los Niños y el Teatro del Lago, que son emblemas de los vecinos platenses; a Lunghi lo quieren dejar sin turismo, o sea van contra la economía de Tandil; y a Petrecca lo quieren quebrar para ver si consiguen que el senador Gustavo Traverso, de La Campora, tenga alguna posibilidad de reintentar la pelea por la intendencia. Qué casualidad que Traverso fue el que presentó el ridículo proyecto para cambiar el nombre a la República de los Niños y provincializarla, y a los dos días hizo una movida contra la estabilidad política de Junín. Traverso es Kicillof”, razonó un allegado al grupo de los alcaldes.

Las relaciones entre Kicillof y los intendentes de JxC atraviesa un pésimo momento desde la crisis de seguridad, cuando el Gobernador obtuvo más de $ 35.000 M que le fueron sacados a la Ciudad de Buenos Aires en un acto en donde se dejó pegado a Macri, Valenzuela y Grindetti: “el encargado de avisarles el contenido del anuncio de Alberto era Axel”, les dijo un hombre del presidente Alberto Fernández a los jefes comunales que facturaron la “fiestita sorpresa”. En Olivos dicen que Kicillof al no avisar a los intendentes de JxC lo que iba a anunciar el Presidente con la coparticipación dejó incluso mal parado a la máxima figura del país. Ahora, los opositores dicen que “si se coparticipa esa masa de dinero de Nación a Provincia, nosotros queremos que se haga lo propio de Provincia a los municipios, como marca la ley”. 

La provincia de Buenos Aires tiene abultada deuda con los municipios. Por caso, a La Plata le deben nada más y nada menos que $ 1.200 M en concepto de Tasa de Capitalidad, un tributo que debe abonar la administración provincial por utilizar su suelo. Dicho en otras palabra para los que no son platenses: la  Tasa de Capitalidad es una partida de servicios municipales como la que tiene cualquier Municipio para un domicilio particular, que en algunos lados se llama ABL o en otros SUM. Al vecino que no cumple con su pago cualquiera sea el distrito en donde vive se lo intima incluso con reclamos judicial, o sea que en la capital provincial podría pasar exactamente lo mismo y termine judicializado.

La cocina de las listas

Pero esta conexión de jefes  de Estado locales en donde pelean por intereses propios de sus distritos también empezó a sobrevolar el armado del año próximo en la legislativa, y así es que tienen decidido ser los protagonistas en las confecciones seccionales con la consigna: “no queremos que de CABA nos digiten nombres, somos nosotros el territorio y lo vamos a representar en la Legislatura”, pero además agregan otra lapicera bien cargada de tinta para colocar gran parte de los 35 nombre en la nómina de diputados nacionales, y eso es una gran novedad.

Por caso, se da por descontando que Julio Garro en la Octava Sección,  La Plata, va a dar el visto bueno en cada uno de los seis diputados provinciales que se eligen, mientras que Jorge Macri hará lo propio con la Primera Sección en consonancia con Valenzuela, Méndez y posiblemente el sanisidrense Gustavo Posse; y Grindetti en la poderosa Tercera Sección Electoral, en donde es la figurita más codiciada por gobernar Lanús, uno de los distritos industriales que más PBI aporta a la Provincia.

Pero hay otros que también son muy poderosos y dejarán sus sellos en las listas seccionales, como por ejemplo Montenegro en Mar del Plata en donde posiblemente quiera enviar el año próximo a un senador provincial de su  esquema íntimo para lo que deberá negociar indefectiblemente con la UCR, y de ese diálogo salgan los tres primeros lugares de la codiciada boleta seccional para la Cámara Alta: “Guillermo quiere alguien muy puro de su sector encabezando, no quiere aliados. Necesita un representante que sea su voz en la Legislatura”, definió una fuente muy cercana al Jefe Comunal.

En la Sexta Sección ocurrirá lo propio, y allí el bahiense Héctor Gay va a tener un peso extraordinario que tendrá que administrar con los “boinas blanca”, también muy poderosos en el sur bonaerense.
Seguramente Petrecca, de Junín tendrá mucha presencia en la lista de la Cuarta Sección, y Galli, de Olavarría, en la de la Séptima Sección.

Al mismo tiempo, de los 35 nombres de diputados nacionales que elige provincia de Buenos Aires, el cupo que le quede al Pro será celosamente debatido por el grupo de los intendentes y allí habrá verdaderas sorpresas en el armado.

Los jefes comunales quieren oxigenar el Pro, y dicen entre ironías: “somos el espacio más amplio de la provincia de Buenos Aires. ¿Cómo definir el Pro?: simple y nos remontamos al 2005: Peronistas, Radicales y Otros”, y agregan que “en tres años vamos a correr al kirchnerismo de la Gobernación y lo haremos con un intendente como candidato a Gobernador”.

En poco tiempo, posiblemente post pandemia, habrá institutos y fundaciones relacionadas con JxC elaborando informes, organizando grupos de trabajo por áreas para diagramar “el regreso a la Gobernación”.
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias