domingo 19 de septiembre de 2021 - Edición Nº2005
Impulsobaires » Politica » 23 dic 2020

Según encuesta

La mayoría de los docentes dio menos contenidos durante 2020 y dudan sobre si será posible recuperarlos

Según una encuesta, el 86% de los maestros debió reducir los temas abordados por la cuarentena. Muy pocos pudieron trabajar con el 100 por ciento de sus alumnos


Por: Redacción

Con el ciclo lectivo ya cerrado, empiezan a surgir preguntas en torno a los alcances de la educación a distancia. Principalmente, ¿cuánto pudieron enseñar los maestros y cuánto pudieron aprender los alumnos? Según una nueva encuesta, la gran mayoría de los docentes debió reducir el programa que tenían previsto en marzo, antes de que se suspendieran las clases presenciales. De cara al futuro, dudan sobre si sus estudiantes podrán recuperar los contenidos postergados.

Ante la interrupción del vínculo presencial, los docentes tuvieron que adaptar los programas. Según declaran no solo bajaron los temas abordados (86%), sino que también optaron por reducir la profundidad en su tratamiento (74%). Los trabajos grupales y las instancias de evaluación también cayeron a raíz de la cuarentena.

La paradoja surge en que, a pesar de esos recortes, el 78% considera haber trabajado más que en el ciclo lectivo 2019. Entre ellos, el 59% reconoció un esfuerzo “mucho mayor”.

La encuesta, si bien no toma una muestra representativa a nivel nacional, sí es un termómetro a tener en cuenta. La respondieron 2.030 maestros, con participación de las 24 jurisdicciones, tanto de escuelas públicas como privadas, de los tres niveles educativos.

Ante la consulta por la posibilidad de recuperar los contenidos perdidos, surgen respuestas alarmantes. El 40% piensa que esos saberes nunca van a ser recuperados, el 33% creen que van a ser necesarios más de dos años, el 21% considera que solo hace falta un año, mientras que el 4% entiende que no hace falta recuperarlos.

“Este año trajo a la fuerza una priorización curricular que hace rato nos debíamos en el sistema educativo. La jerarquización es válida y útil, pero lo que pasó es que muchos de estos contenidos marcados como esenciales no se pudieron trabajar. Sobre todo no se pudieron trabajar con todos los estudiantes. La escuela en 2020 deja trayectorias totalmente heterogéneas”, explicó a Infobae Melina Furman, profesora de la Universidad de San Andrés.

La especialista sugirió que una posible solución es “el agrupamiento flexible” de acuerdo a cuánto aprendió cada chico este año, con clases de apoyo para los estudiantes más rezagados. “Vamos a necesitar un trabajo focalizado en 2021. Va a ser difícil, pero es algo que tenemos que poder hacer para mitigar daños y seguir avanzando en el próximo ciclo lectivo”, planteó.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias