miércoles 19 de enero de 2022 - Edición Nº2127
Impulsobaires » Politica » 31 dic 2020

Escenarios

Máximo y Carrió: Las “hinchadas” los piden, ¿habrá superclásico?

Año impar, ¿post pandemia? y una oportunidad electoral clave para los dos grandes bloques de poder político en Argentina: Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Todo parece que el 2021 tendrá dos protagonistas contundentes en territorio provincial como son el diputado Máximo Kirchner y la ex diputada Elisa Carrió.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni

“Lilita” ya movió desde su chacra en Exaltación de la Cruz y blanqueó su objetivo de encabezar la nómina de Juntos por el Cambio como postulante a diputada nacional por Provincia de Buenos Aires, un territorio que siempre le agradó aunque todavía no probó y lo considera clave para la construcción de cualquier proyecto presidencial que posiblemente ya no será propio pero sí para alguien del espacio que comparte con macristas y radicales.

Carrió se plantea su intervención bonaerense en dos tiempos. Primero el 2021 encabezando Diputados, y luego en el 2023 dando la batalla central por la candidatura a la gobernación posiblemente acompañada del vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli o un intendente poderoso. Sin embargo, hay quienes dicen que el verdadero juego es el próximo año, y que el 2023 hay dos jugadores de peso para pelear por la Gobernación: Santilli o uno de los intendentes del denominado Grupo Dorrego.

Hace unos días en el festejo de su cumpleaños, Carrió mostró a sus aliados en esta cruzada, y desde allí hubo un importante poder de fuego para la interna de Juntos por el Cambio. Estaban el alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta y su vice, Diego Santilli, y además dos piezas claves de la UCR como son el titular del partido a nivel provincial, Daniel Salvador, y el jefe del interbloque de JxC en Diputados de la Nación, el cordobés Mario Negri. En el medio se mostraron desde Alfonso Prat Gay hasta Mario Quintana, y desde Mariana Zuvic hasta Mario Barletta.

Con el aval de Larreta y Santilli, “Lilita” mira el territorio bonaerense con más espaldas, aunque todos saben que tendrá que suavizar su relación con el conjunto de Juntos por el Cambio, sobre todo con los poderosos intendentes de la coalición que representan a varios millones de habitantes, como por caso  Jorge Macri, de Vicente López; Julio Garro, de La Plata; Néstor Grindetti, de Lanús; Diego Valenzuela, de Tres de Febrero; Jaime Méndez, de San Miguel; Guillermo Montenegro, de Mar del Plata; Héctor Gay, de Bahía Blanca; Martín Yeza, de  Pinamar, entre otros.

En la agenda también tendrá que esperar que en marzo se salde la interna de la UCR provincial que están disputando el diputado Maximiliano Abad, con el apoyo de Salvador y Ernesto Sanz, y el intendente de San Isidro, Gustavo Posse. Si gana Abad Juntos por el Cambio podría tener una oxigenación a efectos de encontrar mayor competitividad, en tanto Posse lo llevaría a fricciones todo el tiempo en cuanto a objetivos y armados de nóminas legislativas. Por lo bajo, en JxC dicen que quieren que gane Abad porque Posse estaría recibiendo guiños todo el tiempo del kirchnerismo con quien tiene muy buena relación desde su época de armador de la Concertación Plural con el ex presidente Néstor Kirchner. Posse mantuvo durante muchos años una alianza férrea con el ahora ultrakirchnerista, Leopoldo Moreau, y también con peronistas tradicionales del Gran Buenos Aires y se sospecha que las mismas siguen vigentes. De todos modos, pandemia mediante, las internas radicales a veces suelen causar sorpresas, aunque todo indicaría que el joven diputado marplatense tiene alguna ventaja considerable sobre su rival alcalde sanisidrense.

El verano de Carrió será intenso, y lo aprovechará para recibir dirigentes de toda la Provincia en su misión de articular cada uno de los 135 distritos, por lo que su chacra probablemente sea una especie de parada obligada para los principales referentes de la coalición opositora, incluso podrá ser un oasis en medio del desierto fundamentalmente para los sin tierra.

En JxC miran con agrado la candidatura de Carrió por el simple hecho de que necesitan encabezando la lista a una personalidad fuerte, con presencia nacional e inventiva a efectos de recuperar el protagonismo que esa fuerza perdió desde su salida del poder hace un año: “no tenemos voces que amplifiquen nacionalmente desde Provincia. Los intendentes son piezas valiosas, pero no los podemos exponer en primerísima línea de fuego porque tienen que gobernar sus distritos y el kirchnerismo los va a castigar. Si los seguimos exponiendo no solo los afectamos a ellos sino a los lugares que vienen gobernando y ganando elecciones con 50%”, razonan algunos armadores.

De todos modos, JxC tiene que buscar fórmulas para cobijar a otros actores, como por ejemplo al ex diputado Emilio Monzó, a los propios intendentes que tienen pretensiones no solo seccionales sino también en el armado de la lista de diputados nacionales, a los radicales, a otras variantes del Pro y a la legión de “peronistas republicanos” que se despliegan por todo el territorio provincial. Las fórmulas compensadoras deberán funcionar a la perfección e incluso como extra tendrán que abrirse lugares para nuevos socios como por caso el GEN de Margarita Stolbizer o el socialismo luego de que salden su interna nacional de febrero del año próximo. También hay otros partidos como el Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), y hasta podrían entrar en la cuenta personalidades como Facundo Manes, un espacio nuevo que está vinculado a la UCR pero también a otras fuerzas “cambiemistas” denominado Radicales por la Libertad, también referentes de la agroindustria, allegados al ex ministro Ricardo López Murphy o al economista Roberto Cachanosky.

Un Juntos por el Cambio unido es la columna vertebral para que la fuerza opositora se reposicione en 2021 y Carrió puede ser la cabeza visible pero con límites importantes en el armado, de lo contrario todos saben que la cuestión en lugar de ser facilitadora puede ser turbulenta y de ser así se encaminarían a una fractura de graves consecuencias.

Si todo ese armado con Carrió como cabeza entra a funcionar rápidamente el primer objetivo de JxC estará logrado, o sea que habrán conseguido volver a plantear una polarización, y además borrarían casi por completo a quien hoy es la verdadera amenaza para los intereses de los intendentes: José Luis Espert. La líder de la CC dejaría sin seguidores al economista liberal, quien hoy se nutre de apoyos que provienen de JxC como producto de una cierta tibieza de la coalición que gobernó el país.

En el Frente de Todos se preocuparon por la movida opositora, y tal es así que horas después de que Carrio blanqueara su intención de dar batalla en Provincia salieron algunas notas en medios afines al oficialismo hablando de cierto malestar entre intendentes de JxC, situación que tuvo que salir a desmentir Diego Valenzuela, el jefe comunal de Tres de Febrero.

Máximo a punto de ser el protagonista principal del FT provincial

Si el diputado Máximo Kirchner asume la presidencia del PJ con el consenso que busca se convertirá en la pieza visible de un proyecto político con intención clara de seguir gobernando largo tiempo. En el justicialismo los barones (que tienen poca fuerza realmente) al principio se opusieron, pero tanto la vicepresidenta Cristina Kirchner como el presidente Alberto Fernández consideran que el líder de La Cámpora puede devolverle la mística al Frente de Todos provincial y dinamizar como columna vertebral al Partido Justicialista.

En el entorno de Máximo dicen que no solo demostró saber liderar el bloque parlamentario, sino que desplegó habilidades como negociador de  fuste, incluso sentándose y estableciendo pautas claras con quien hasta hace algunos años era el adversario más notorio de su familia como es el caso del presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa.

En las últimas horas Máximo sumó apoyos de intendentes bonaerenses desde José C. Paz después de una reunión que encabezaron Fernández y Massa.

"Fue una muestra de apoyo, el acuerdo se producirá en febrero", indicaron a la agencia Télam fuentes cercanas a Máximo Kirchner, quien en los últimos días fue respaldado por numerosos jefes comunales de la provincia y distintos representantes del Frente de Todos.

La reunión en José C. Paz se produjo después de la actividad que Fernández encabezó junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el intendente local, Mario Ishii, para supervisar el plan de vacunación contra el coronavirus durante una recorrida por el Hospital Oncológico y la Facultad de Medicina local.

En el encuentro posterior, del que participaron numerosos intendentes, Kirchner volvió a cosechar voluntades para conducir el PJ provincial, actualmente a cargo del jefe comunal de Esteban Echeverría, Fernando Gray.

La pipa de la paz en el PJ ya estaría marcando el rumbo para una conducción fuerte presentada en febrero con Alberto Fernández al mando del PJ nacional y Máximo al frente de los 135 distritos provinciales.
Máximo y Carrió

A este ritmo, Máximo Kirchner y Elisa Carrió podrían ser titulares de diarios a cada instante durante todo el 2021 debido a  los conocidos enfrentamientos entre la ex diputada y toda la familiar del ex presidente Néstor Kirchner en especial la actual vicepresidenta Cristina Fernández.

En JxC aseguran que Lilita podría disparar denuncias todo tiempo, un arma fuerte que siempre tiene a mano, pero además articular “una excelente alianza” con sectores de la agroindustria ya así caminar el interior provincial para reconstruir la potente fuerza electoral opositora.

Varios se imaginan a Carrió haciendo largas recorridas, ya que declaró que su salud ahora se lo permite, y además marcando agenda desde su presencia mediática nacional.

En tanto, en el PJ sueñan con un Máximo renovador de mística: “podrían verse miles y miles de jóvenes recorriendo las calles y los barrios, como pasó con Néstor.  Máximo va a mover el tablero interno y sin dudas será un aire de renovación”.

Para los amantes de la política fuerte, para quienes quieren ver que el sistema está en movimiento todo el tiempo, una confrontación cara a cara entre Máximo y Carrió podrá ser el gran escenario electoral que marcará los caminos de la Argentina de los próximos tiempos.

Los jugadores están, la hinchada los pide… ¿habrá superclásico?.
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias