viernes 03 de diciembre de 2021 - Edición Nº2080
Impulsobaires » Economía » 20 ene 2021

Crisis

Temporada de turismo en emergencia económica, y advertencia de la FEBA: Están endeudados y la segunda ola los condenó

La Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires, a través de su área de Turismo, evalúa los efectos de la pandemia sobre la industria del Turismo desde el 1 de diciembre de 2020 hasta la primera quincena de enero de 2021.


Por: Redacción

Según datos del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, unos 6 millones de turistas se movilizaron a distintos puntos del país al comenzar la temporada de verano. Sin embargo, el sector turístico está preocupado por las nuevas restricciones anunciadas a partir del aumento de contagio registrado en el último mes.

"El sector del turismo se preparó para la temporada de verano luego de un 2020 muy duro, de paralización completa de la actividad a raíz del Covid-19 y las medidas restrictivas aplicadas por las distintas autoridades en todo el país. Todo estaba listo para comenzar una temporada que serviría de recuperación de cara al año que comenzó, pero lo cierto es que los rebrotes complicaron la situación y volvieron las limitaciones de horarios y demás, todo esto vuelve a impactar de lleno al sector que está en estado de emergencia", explica Daniel Loyola, presidente de Turismo de la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA).

Durante los últimos meses del año, las Cámaras y los Ministerios de Turismo de cada provincia y municipio del país trabajaron de manera articulada para llegar de la mejor forma, cumpliendo con todas las medidas y protocolos de seguridad sanitaria para que los turistas puedan disfrutar de sus días de descanso sin sobresalto. "Los prestadores turísticos se endeudaron mucho para sostener los gastos fijos durante nueve meses de parálisis. Y confiaba en una lenta reactivación durante el verano. Muchas empresas y comerciantes tuvieron que sacar préstamos para poder sobrevivir", señala Loyola.

Las localidades de la Costa Atlántica y de la provincia de Córdoba representan el 60% del movimiento turístico de lo que va del verano. Las siguen Entre Ríos, Río Negro, Neuquén, Mendoza, Salta, San Luis y Chubut. "En Mar del Plata, de lo que va del mes de enero, la capacidad de ocupación fue solo del 40%. Este número varía un poco según cada zona, pero el promedio es en general bajo", asegura Loyola y sigue: "Una tendencia clara de los turistas para este verano fue la elección de departamentos, casas de alquiler por temporada, en lugar de ir a hoteles. El motivo es porque entienden que es más seguro en el contexto de pandemia. Eso también explica el nivel bajo de consumo en restaurantes, comercios, actividades recreativas, a la crisis económica se le suma el miedo al contagio y la gente elige quedarse en las casas o departamentos que alquilaron".

Se estima que, hasta el 30 de diciembre del año pasado, un 15% de la hotelería de todo el país tuvo que cerrar sus puertas; al igual que cerca del 10% de las agencias de viajes. Por su parte, la industria del turismo de reuniones vive una realidad muy dura: las empresas están organizando todo de manera virtual ante la imposibilidad de realizar convenciones, congresos, ferias, lo cual se suma a las restricciones para viajar de un país a otro. "La situación es de emergencia económica para todos los sectores de la industria de turismo. Hoy nuestra suerte está librada al avance de la vacunación en Argentina y en todo el mundo. Al mismo tiempo, la actividad necesita seguir recibiendo la ayuda del Gobierno a través de los ATP, porque no se puede dejar caer a este sector que nuclea a un millón trescientos mil trabajadores entre directos e indirectos, y es uno de los cuatro pilares de la economía de nuestro país", concluye el presidente de Turismo de FEBA.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias