viernes 03 de diciembre de 2021 - Edición Nº2080
Impulsobaires » Politica » 23 ene 2021

"Guerra Sin cuartel"

Diferencias entre Berni y Teresa García por los policías que saludaron a Bullrich

El acto en donde una comisión policial saludó formalmente a la ex ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en el medio de la presentación de un libro en Villa Gesell, abrió una fuerte diferencia en el gobierno de Axel Kicillof en donde la ministra de Gobierno, Teresa García, había anunciado la separación del cargo de los efectivos, y su par de Seguridad, Sergio Berni, dijo que no pensaba “sancionarlos”. En Juntos por el Cambio, en tanto, analizan una batería legislativa sobre el área se seguridad.


Por: Redacción

Media docena de oficiales de la Policía de la Provincia de Buenos Aires ingresaron en formación a la presentación de "Guerra sin cuartel", un libro de autoría de Patricia Bullrich que se estaba realizando en el espacio abierto de una confitería de Villa Gesell, cuando en un momento el presentador dijo: “hay alguien que quiere saludar”, y los efectivos lo hicieron de manera formal atendiendo a los dispositivos de esa institución.

En ese marco se multiplicaron en redes sociales varios videos tomados por participantes en donde al saludo policial se le seguían innumerables aplausos, y posteriormente se generó una fuerte polémica.

La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, dijo a una radio porteña que los oficiales serían sancionados y los iba a desafectar, hecho que generó fuerte revuelo en la opinión pública, y a las pocas horas de ese suceso el propio ministro Berni dijo que “de ninguna manera serían sancionados”, lo que motivó un malestar profundo en el ala duro del kirchnerismo.

El primer anuncio de García fue aplaudido a más no poder por los seguidores kirchneristas, mientras que luego quedaron descolocados con la rectificación que hizo Berni.

En el medio de la polémica, Bullrich le pidió al Gobierno de Kicillof que la disputa sea con ella y no afecte a los efectivos, mientras que los policías grabaron un video diciendo que el ingreso al lugar fue porque antes un superior les dio la orden de custodiar la zona debido a posibles escraches a la ex funcionaria nacional, y que al ser advertidos sobre un posible incidente en el interior del predio ingresaron a supervisar e hicieron el saludo protocolar de rigor para con una ex autoridad nacional, e incluso lamentaron que el hecho fuese utilizado políticamente.

En Juntos por el Cambio celebraban toda la situación en el día de ayer, ya que el oficialismo terminó generando una propia grieta interna en la primera línea de los funcionarios bonaerenses.

Berni ayer al terminar la jornada dijo que “no piensa sancionarlos ya que saludaron como corresponde, con respeto y con una formación profesional”, aunque sostuvo que “hablará personalmente” para determinar si esos seis efectivos habían participado del operativo de seguridad de manera justificada.

"Si no hay justificación y hay motivos para sancionar, serán sancionados", afirmó el ministro bonaerense, quien se encuentra en viaje hacia la Costa Atlántica ya que todos los fines de semana supervisa en persona el Operativo Sol.

Berni afirmó en declaraciones a Radio 10 que si el ingreso de los policías al local en el que se encontraba Bullrich tuvo por objeto asistir a alguna persona por algún problema de salud, entonces "actuaron correctamente".

Por el contrario, si entraron a la confitería para presenciar una actividad partidaria, "incurrieron en una falta disciplinaria", puntualizó el ministro.

Además, en respuesta a la versión sobre presuntas sanciones, Berni subrayó: "Tendría que estar loco para echar a un policía por saludar respetuosamente a una ex autoridad".

Se trata de cinco hombres y una mujer que forman parte del Grupo de Prevención Motorizado (GPM) y la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI).

¿Berni en la cuerda floja?

El episodio a su vez trajo malestar en el propio ministerio de Seguridad con la injerencia de García, debido a que aseguran que “podría haber derivado en una crisis dentro de la propia institución policial. Hay procedimientos para estos casos, es muy apresurado hacer declaraciones y anunciar sanciones cuando hay múltiples variables que analizar previamente”.

En tanto, en Juntos por el Cambio están estudiando un pedido de interpelación a Berni por varios sucesos en el área de seguridad bonaerense, en los que se incluye la falta de efectivos en distritos gobernados por la oposición, el desarme de mesas de trabajos entre Provincia y algunos municipios y el supuesto funcionamiento de una consultora de imagen publicitaria y si es verdad que la misma existe quieren saber con qué recurso se costean sus operaciones.

No está claro si la batería de acciones opositoras se realizaría en Diputados, lugar en donde JxC es minoría, o en el Senado, recinto legislativo en donde la oposición tiene suficientes legisladores como para sentar a cualquier funcionario provincial que se propongan.

Si Berni es interpelado la oposición podría jugar una carta muy fuerte porque son recursos extraordinarios que se utilizan en situaciones en donde hay evidencia de malos manejos de un área.

"Guerra sin cuartel"

Asi se llama el libro que está presetando Patricia Bullrich en la Costa Atlántica, y que en el día de ayer sus colaboradores tuvieron una fuerte demanda de consultas luego del episodio ocurrido en Villa Gesell.
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias