miércoles 18 de mayo de 2022 - Edición Nº2246
Impulsobaires » La Plata » 7 feb 2021

La semana que pasó

Panorama Político Platense: Ciudadanos y ciudadanía

¿Cómo podemos ejercer mejor nuestros derechos?. El ciudadano tiene cada vez menos valor, aunque en su nombre se gastan verdaderos dinerales parar derivarlos a conflictos políticos y a intereses ajenos al mejoramiento de su calidad de vida. Mientras, el gasto público crece, la inversión pública decrece, y los problemas se prolongan sin ver un punto de resolución. Hace décadas la frustración es la principal fuerza energética negativa que nos deja anclado en el fondo del océano.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni

La Municipalidad de La Plata realizó un acuerdo de precios interesante en el Mercado Regional que abarcaba del 1 de febrero al 5 del mismo mes, o sea hasta el viernes pasado. Había verduras y frutas pactadas a precio mayorista con alto grado de racionalidad, e incluso se publicaron sugerencias hacia el minorista que en una economía con mayor grado de responsabilidad debió funcionar. Pero cambiamos de ´f´, pasando de la funcionalidad al fracaso contundente. Una rápida verificación de esas sugerencias que tomé en supermercado barrial, supermercado de cadena nacional y el viernes en la feria del Parque Saavedra demostró que había un 85% como promedio de brecha entre lo referenciado y lo ofrecido en los lugares, incluso algunos productos, como el morrón se conseguía en el orden de $ 240 el kilo cuando a nivel mayorista se acordó a $ 27.78 para ofrecerse en góndola a $ 41.67.

Otros precios acordados a buenos valores fueron la naranja de jugo, precio mayorista a $ 13.75 y minorista a $ 20.63; el tomate redondo, mayorista a $ 20.83 y minorista a $ 31.25; la lechuga capuchina, mayorista a $ 35 y minorista a $ 52.50, y así se pueden citar más de diez ítems que complementan la información.

Claramente ocurre que los dos afectados en esta novela terminan siendo el productor, quien debe conseguir una buena cosecha muchas veces en malas condiciones, con poca infraestructura vial, pésima iluminación y bajas condiciones de seguridad, y el consumidor final, que se encuentra con valores imposibles de explicar en una góndola de supermercado, en el mercado del barrio o en las populares ferias que funcionan un par de días en la semana en algunos paseos de la Ciudad.

Le preguntaba a un verdulero, el viernes, si había ido al Mercado Regional, y con orgullo me dijo que sí, que lo hizo en horas de la madrugada, y luego de eso le pregunté cómo podía explicarme semejante alteración de precios, y obviamente patinó más veces que si estuviera bailando sobre cáscaras de banana. Es imposible justificar racionalmente semejante abuso.

Como ejemplo irónico digo que si nos dan 2 toneladas de morrones para exportar a Bogotá, Colombia, y lo ingresamos por el puerto de Cartagena de Indias, o sea a más de 7 mil kilómetros, teniendo nosotros que hacernos cargo de los transportes secundarios, el transporte principal con las respectivos contenedores con refrigeración, los seguros internacionales, costos aduaneros, el Freight Forwarder (agente embarcador), y demás, vamos a terminar teniendo en la cocina de un bogotano un pimiento más económico que en una feria local. ¿Inexplicable, verdad?.

En el ejemplo anterior hablamos de logística sofisticada, costos de seguro altísimos, impuestos varios, controles fitosanitarios y diferentes tasas, y en el caso de La Plata citamos que un kilo de pimiento sale a menos de $ 28 del Mercado Regional y se vende a $ 240, y lo más probable es que se haya transportado a lo largo de pocas cuadras en un vehículo que no infiere prácticamente más que algo de combustible, en donde no se pagan impuestos que afecten considerablemente el costo, y que encima el vendedor minorista seguramente no encasilla del todo actualizada su actividad ante los organismos fiscales respectivos, y en muchas oportunidades ni siquiera otorga tickets y hasta la regulación de su balanza podría ser producto de largo debate.

Tener una alimentación sana es imprescindible para el desarrollo familiar, más en tiempos de tantas amenazas a la salud, pero sin embargo este cuadro de situación no ayuda en lo más mínimo. Una canasta de frutas y verduras tiene un costro imposible de afrontar para una familia promedio, pero lo difícil de entender son las formas en las que se ejerce esta actividad.

No se puede tolerar que el productor tenga condiciones paupérrimas para ejercer su trabajo, y tampoco se debe soportar que el consumidor final deba dejar su billetera para adquirir lo más económico y así y todo llevar a su hogar cada vez menos productos. Además se necesita hacer una revisión exacta para saber bien qué comemos, la calidad de lo producido, el trato del suelo, entre otras particularidades que da parar un análisis extra.

Busqué una explicación racional, no la encontré. Revisé costos, no puedo entender cómo hay una brecha tan amplia que solo se puede interpretar en una economía detonada como es la Argentina, en donde cualquier parte de una cadena de comercialización altera absolutamente todo el proceso.

Me imagino a un verdulero que se levanta temprano haciendo una estimación supuesta de costos, y proyectando quién sabe de qué manera el valor de su mercadería. Me lo imagino con lápiz en mano estimando costos, pero no logro saber qué escenario prevé para la recompra de la mercadería que esa jornada va a vender. 

Este es un tema de Estado, el control de los precios en una economía descontrolada. No puede seguir pasando que haya semejante vulneración del derecho del consumidor. En lo personal adhiero a mercados abiertos, a economías libres con pocos controles, pero sin embargo acá se está produciendo una distorsión que patea directamente en la mesa familiar.

No es momento de castigar al pequeño comerciante de manera severa, pero siempre es momento de defender a los miles de consumidores que no tienen demasiadas posibilidades de hacerse valer por sus propias fuerzas.

¿Y seguimos con las PASO?

Los políticos en Argentina tienen una pésima costumbre porque creen que la ciudadanía debe solucionarle sus problemas. Como no se ponen de acuerdo para confeccionar una lista, maquillan la situación y se lo trasladan a los electores diciendo que sería bueno una participación abierta así queda la mejor selección de candidatos y se fortalece la democracia. Dicen “la democracia se cura con más democracia”, como otras frases ochentosas que intentan explicar la naturaleza de todas las cosas.

Vamos a los números.

En el 2.019, hace menos de dos años, las elecciones PASO se estimaban con un costo de $ 4.200 M. algo más de la mitad de los $ 8.148 M que costó el proceso electoral total. En ese momento el valor del dólar era de un promedio de $ 42, y todo el proceso costó unos US$ 195 M. Datos para sumar es la inflación del 2019, que fue del 53.8%, y la de 2020 que cerró en 36.1%, más lo que puede ocurrir este año hasta que se produzcan las erogaciones de las partidas correspondiente a la elección.

Dejo esos datos para comprender mejor todo.

Según estimaciones que se basan en los datos anteriores, las PASO del año en curso costarán unos $ 10.000 M, y todo el proceso electoral unos $ 18.000 M.

En cuanto a las elecciones PASO, se estima sobre ediciones anteriores que un 42% del gasto total está relacionado con la logística o sea con lo que perciba por sus servicios el Correo Argentino, el 16% con impresión de boletas para todos los partidos, y el resto en publicidad y otros ítems.

En el 2019 hubo en todo el país unos 34.231.295 electores, y en La Plata unos 587.496 ciudadanos habilitados para ejercer su derecho.

Si se hace una proyección de lo que podrían costar este año las elecciones PASO se podría decir que se estará en alrededor de $ 292 por elector, o sea que el padrón electoral platense costará unos $ 171.5 M aproximadamente.

Con el valor de las PASO y la parte de gasto que le corresponde a la cantidad de electores de nuestra Ciudad, se podrían construir este año unos cinco jardines de infantes sustentables como el que en abril se terminará de hacer en Villa Elisa y que está ubicado en 421 y 5, cuya obra corresponde al Fondo Educativo que ejecuta la Secretaría de Educación y Cultura de la Municipalidad de La Plata. O también se podrían hacer alrededor de 70 aulas para escuelas.

Sin embargo, y aún conocedores de estos números, la política local hace silencio o incluso hasta “banca” la vigencia de las PASO, una idea que el gobierno del ex presidente Mauricio Macri quiso desarmar y no pudo, y que ahora está en los deseos del presidente Alberto Fernández, quien incluso se lo pidió expresamente al Congreso de la Nación aunque podría naufragar una vez más. La corporación política siempre se sale con las suyas.

La clase política se enoja cuando se los cuestiona duramente, pero tomando el ejemplo anterior, el de la verdulería, y viendo el del sistema electoral, está ampliamente demostrada su insuficiencia ya no solo para resolver la macroeconomía sino también la micro, y una prueba es que ni siquiera se les puede pedir que resuelvan el costo abusivo de la lista que hacemos para comprar en un almacén. No saben controlar una lista de precios para que al consumidor final no se lo estafe, y cuando se las ven complicada haciendo la lista electoral, -ubicar en casilleros a un puñado de gente con aspiraciones electivas-, dicen que lo mejor es que la otra gente resuelva, pero cuidado, el ciudadano debe elegir entre dos o tres menús preestablecidos por ellos mismos, o sea que todo es un gran circo. Argentina tiene un sistema electoral perverso, clientelista por lo tanto corrupto, y armado para que nada cambie. 

En una democracia que ya está madura hay que mejorar la puntería sobre lo que se pretende como representante. En el 2001 hubo una explosión ciudadana fenomenal con el ´que se vayan todos´, y debo admitir que me costó años entender con profundidad ese hecho social hasta que pude verificar varios mensajes. No condeno esa expresión popular, al contrario, la comprendí, como entendí con el tiempo que el ruido de una cacerola es un grito auténtico y no una expresión autoritaria y antidemocrática. Posiblemente no haya otro ´que se vayan todos´ con el formato del 2001, pero se nota un cansancio acumulado que de alguna manera se va a manifestar, tarde o temprano, si el sistema político no brinda más calidad.

Las PASO son contaminantes, tienen vicios por todas partes, son el juego más perverso de la política y de los políticos, son hipócritas, costosas y legitiman la baja calidad de representantes que tenemos.

Este panorama lo leen políticos de los que se conocen como ´profesionales´, y sé que deben estar protestando. Está bueno que eso ocurra, porque en definitiva es lo que me motiva a expresarlo en estos términos y absolutamente satisfecho.

Todas las noches antes de ir a dormir me planteo resolver un problema de lógica, a veces estoy casi una hora, pero al final si lo resuelvo me siento tranquilo, y si no lo consigo al otro día busco revancha (a las revanchas las tengo, a los resultados a veces no). Pero ahora dejo algo que parece solo una forma de encontrarnos a nosotros mismo, es más fácil este juego dominical. Un buen problema como ejercicio para resolver sería pensar en el funcionario ideal, el modelo que queremos que nos represente, e imaginar probabilidades acerca de que esa persona exista hoy, o pueda llegar a existir en un futuro inmediato, o tal vez casi nunca llegue ese momento. En mi caso siempre me siento cómodo con el que me garantiza honestidad y eficiencia, o sea que en lo ideal busco eso. Honestidad me la asegura con altas probabilidades de éxito quien en el trabajo diario en una función pública determinada gana varias veces menos que en su profesión particular; y eficiencia la muestra en el desempeño del área que tenga a cargo, en donde cuide el mango, en donde reduzca la burocracia, en donde haga trabajar a los empleados públicos, y además en donde el día que se vaya de ese puesto mire al momento en el que asumió y se llene de orgullo al ver que dejó las cosas algo mejor que al principio. En un juego imaginario busco a ese funcionario. Pero cada uno puede tener su ideal para seleccionar, y esa elección será la que mejore la situación actual. En esa lógica debería pensar cada partido para ofrecer los mejores elementos, y no seguir con esta locura de poblar las listas de mediocres y favorecer el amiguismo bajo el razonamiento básico de que las elecciones son obligatorias por lo tanto hay altas probabilidades de legitimidad, y que se sacan los problemas de encima trasladándole a la gente la responsabilidad de elegir lo que intrínsicamente ya está elegido porque solo ofrecen variables que no son reales.

El funcionario ideal, el honesto y eficiente, posiblemente sea el que más se aferre a sus propios valores personales, pero ese modelo es el que garantizará múltiples lealtades: a la gente, a su partido y a quien considera su líder. El otro funcionario, deshonesto o ineficiente y antes que nada obsecuente, lleva la marca de las traiciones múltiples: primero a la gente, después a su partido y por último al que le dio la oportunidad de ser alguien, pero cuando pueda no tendrá problema en cambiar de vereda por oferta mejor.

Por eso las PASO, tanto como la absurda obligatoriedad del voto, simplifican un problema de legitimidad complejo. 

Ciudadanos y ciudadanía, esa la cuestión.

ABSA detonada

En la semana el diputado de Juntos por el Cambio, Daniel Lipovetzky, reunió a una buena cantidad de vecinos y presentó un amparo en la justicia local a efectos de que ABSA cumpla con el servicio adecuado de proveer agua a sus clientes en buenas condiciones.

Hace largos meses el concejal del GEN, Gastón Crespo, viene realizando una innumerable cantidad de pedidos para que la situación se mejore, concurre a audiencias con la misma intención y harto de todo pidió directamente la intervención de una empresa que funciona como una sociedad anónima con amplia participación estatal y con un porcentaje testimonial que tienen sindicatos afines a la actividad.

El tema de la provisión de agua potable y de tendidos de red cloacal debe ser una de las cuestiones más difíciles de solucionar para nuestra Ciudad tanto como parar las grandes urbes de los países pobres o en vía de desarrollo, porque tiene que ver con el crecimiento habitacional de las últimas décadas, y además en nuestro caso puntual con el desgaste natural de cañerías de la parte del distrito que tiene servicio de agua y cloacas. O sea que estamos hablando de infraestructura, en donde ella no llega a por lo menos 150 asentamientos y otros barrios, y es deficitaria para los sitios en donde hay cobertura.

En nuestra economía tener en cuenta la resolución efectiva de este problema tiene muy escasas probabilidades de éxito, porque se necesita de una inversión de varias veces el presupuesto municipal vigente, por lo tanto se descarta que la situación se pueda encarar desde el plano comunal exclusivamente.

Para dotar de infraestructura en donde no hay y de mejorar la existente se necesitan inversiones, o sea una gran masa de dinero para aplicarse. Esa situación puede aparecer por al menos dos vías: por un lado un rebalanceo de costo tarifario, situación que como sociedad no se va a permitir por lo que significaría el impacto en la economía de cada usuario; o la otra forma es la obtención de un crédito internacional por parte de un banco de fomento, por lo que tendría que interceder el estado nacional y provincial para gestionarlo y ofrecer garantías. En este contexto las vías consideradas son irrealizables, y lo mismo una posible tercera opción que es lograr una inversión millonaria de los estados provincial y nacional para conseguirlo.

Así que se podrán pedir mil cuestiones para que el servicio se optimice, pero si no aparece financiamiento las mejorías serán aparentes y parciales, o sea que se tratará de seguir emparchando en un lugar para que explote en otro y así sucesivamente.

Clases presenciales, la educación y el uso político

El sistema educativo público que tenemos en niveles primarios y secundarios es el derivado de pésimas gestiones educativas desde hace décadas. Pasaron los diferentes partidos, pero ninguno hizo demasiado, o prácticamente nada. La gestión del gobernador Axel Kicillof no decide sobre la educación porque transfirió el poder a los gremios del sector, pero la ex gobernadora María Eugenia Vidal no tuvo el tema como prioridad, y la prueba es que colocó a funcionarios de descarte o de muy bajo vuelo en la Dirección General de Escuelas. Los anteriores a ellos también pasaron sin querer o sin saber resolver una cuestión que estalló visiblemente el año pasado por la pandemia, y que amenaza con ser un verdadero desastre a lo largo del presente ciclo lectivo.

La educación pública es el caballito de batalla de las fuerzas opositoras desde siempre, y es la piedra en el zapato de todos los oficialismos. Se turnan, cambian de roles, se ponen una careta diferente pero el sistema político no asume su fracaso, tampoco en esto.

Entre 1998 y 2018, según datos de la ONG “Argentinos por la Educación”, en el nivel primario estatal había 11.5 alumnos por cargo docente, y en el privado 14.6 alumnos por cargo docente. Pero debemos preguntarnos por qué un chico que termina su formación inicial en la educación privada puede avanzar más airoso que el que lo hizo en un banco de la escuela pública. Evidentemente no solo es cuestión de presupuesto, sino también de planificación de la educación, de aprovechamiento de recursos humanos y objetivos claros y precisos.

Claramente el clima en el que se estudia es malo. Paros continuamente, enorme deserción en la plantilla de personal, falta de seguimiento sobre los comportamientos de los alumnos, entre otras cuestiones.

La educación siempre quedó para lo último en las acciones de los gobiernos, aunque no en los discursos de los políticos en campaña electoral. Todos hablan de educación, pero a la hora de dirigirla piensan nuevamente en resolver mediante amiguismos o entregarla a una corporación equis como retribución al apoyo recibido en una campaña electoral.

En estos días se debate qué pasa con el ciclo lectivo. La inmensa cantidad de la población quieren que las clases presenciales sean una realidad, porque se están generando problemas serios en el desarrollo mental de los propios chicos, y también en situaciones intrafamiliares.

El gobierno provincial prefiere que no haya clases, aunque por la presión social existente el gobernador Axel Kicillof hace de cuenta que se está preocupando por el tema, y así es que hasta el momento los únicos que se beneficiaron fueron los sindicatos (no los docentes ni auxiliares), que pidieron para poder empezar un plan de mega nombramientos de docentes para reemplazar a factores de riesgo y que costará alrededor de $ 800 M. Así y todo no saben con exactitud si en marzo las clases retornarán. Los gremios quieren nombramientos, pero se olvidaron de buenas paritarias para pelear condiciones salariales y de trabajo dignas para sus representados.

Por esa razón en Juntos por el Cambio aceleraron sus reclamos y el martes a las 18 habrá una movida de clase pública en Plaza Moreno en el mástil que hay en el lugar. Los organizadores locales aseguran que “lo que queremos es dar fuerte apoyo a los padres, y entendemos que ellos son los protagonistas del pedido, y nosotros nos sumamos en el acompañamiento”. Por esa razón van a ser oradores algunos docentes, padres y hasta alumnos.
Quienes vienen trabajando fuertemente son el espacio denominado Padres Organizados, que tienen carácter plural y son una organización federal. En el caso de La Plata en la semana se reunieron virtualmente con la Defensoría del Pueblo de la Provincia, oportunidad en la que se llevaron gran decepción porque las autoridades de esa dependencia, a cargo del ex diputado kirchnerista Guido Lorenzino, pareció estar más del lado de quienes no quieren la apertura que de los sectores que pretenden un comienzo de clases con todas las condiciones de salubridad pero en el marco de una acción presencial. Días antes tuvieron un encuentro en el Centro Cultural Malvinas con la Defensoría Ciudadana de La Plata, y tanto la titular de la dependencia, Marcela Farroni, como su adjunto, Tulio Marchetto, manifestaron acompañamiento en la petición.

En el caso de los Padres Organizados están llamando a un bocinazo frente a Plaza Moreno el jueves a las 18.

En el medio de todo está la canasta escolar, en donde los padres deberán hacer frente a aumentos de hasta 48% promedio, aunque para muchos el alivio está dado en que tienen guardados los útiles del año pasado, ya que los de más valor no se debieron utilizar por falta de presencialidad.

Tolosa Paz por las luminarias 

La concejal del Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz, recorrió comedores barriales de Etcheverry que asisten a decenas de familias en medio de una “boca de lobo por falta de alumbrado público" en la zona.
Así lo advirtieron responsables del comedor Pequeños Gigantes, que funciona frente a la plaza del barrio San Antonio, en 41 y 219 de esa localidad, donde dicen que la iluminación brilla por su ausencia.   

"Nosotros acompañamos a estas mujeres solidarias que se están poniendo al hombro la pandemia y vamos a canalizar cada uno de los reclamos en el Concejo Deliberante", sostuvo Tolosa Paz tras dialogar con Soledad Gonzalia, responsable del lugar.

“El mismo panorama se vive en el comedor de 41 y 236, que desde hace más de una década asiste a familias del barrio y cuyos responsables ahora encaran una obra de ampliación a fuerza de trabajo a pulmón”, destacaron.

Tablero político: Radicales

El 21 de marzo vota la UCR y en La Plata la conducción partidaria la discuten ente el diputado Diego Rovella, que lleva como postulante a la presidencia del Comité Provincia al diputado Maximiliano Abad, y por la otra parte Pablo Nicoletti, actual presidente del Comité Provincial y que se encolumna con el ambiguo intendente de San Isidro, Gustavo "Cholito" Posse.

Hasta el momento todo parece indicar que Rovella consiguió establecer su candidatura con fuerte presencia en las ocho secciones en las que se organiza el distrito de La Plata y cuenta con el aval no solo del intendente Julio Garro, sino que también de la mayoría de la dirigencia radical y de Juntos por el Cambio.

Una incógnita para revelar es la cantidad de afiliados que concurrirán a expresar su voto, y cómo se comportarán los comités que representan al Casco Urbano, tradicionalmente menos populares, en relación con la de los barrios, que presentan gran movilización de aparato.

Algunas perlitas son la flexibilidad con la que ahora se maneja la UCR. Por ejemplo, en la lista de Rovella está como candidato a convencional provincial el ex diputado Sergio Panella, que en 2019 recibió en su comercio a la diputada de La Cámpora Florencia Saintout y le dio su apoyo para intendente, en plena pulseada con Garro; y por el lado de la otra lista está el propio Nicoletti, que años atrás participó y apoyó al  Frente Renovador liderado por el diputado Sergio Massa, acompañando al entonces precandidato a intendente Marcelo Leguizamón, hoy uno de los hombres más influyentes de la gestión municipal en donde se desempeña como secretario de Gobierno. Y hay más, por ejemplo, en la lista de Posse – Nicoletti reportan algunos referentes barriales de Villa Elvira que tuvieron la particularidad de ocupar funciones tanto en los gobiernos peronistas de los ex intendentes Julio Alak como Pablo Bruera, aunque dicen expresar una extraña lealtad radical.

Tablero político: Peronistas

El monumento a Jauretche fue el escenario para la presentación del Peronismo de la Soberanía, conducido por Gastón Harispe. Durante el encuentro el dirigente enfatizó la importancia de "la renovación de un peronismo de unidad que continúe el proyecto iniciado por Perón y Evita".

Entre los participantes estaba el diputado platense por el PJ, Guillermo Escudero.

Saitout “militando la vacuna” sin gente pero con aparato

La diputada de La Cámpora, Florencia Saintout, recorrió algunos puestos que alientan propagandísticamente la acción de vacunarse contra el coronavirus, y así es que visitó junto a militantes de su sector el establecimiento educativo ubicado en 12 y 67 y luego fue a la Escuela 23, de 7 y 601.

En ambos lugares había buena cantidad de militantes en carpas instaladas a tal efecto, pero la gente no se acercaba.

Un caso particular fue en los establecimientos que están frente al Parque Saavedra, en el espacio de césped sobre 67 precisamente, y allí había tres carpas enormes desplegadas pero los vecinos cruzaban de vereda en cantidades y con fuertes críticas al ver un patrullero con cuatro agentes: “no hay seguridad en el barrio y estamos cansados de robos, pero el ministro Sergio Berni le pone custodia a ellos porque son militantes. Una vergüenza lo que ocurre. Encima nos tratan a los vecinos de ladrones… ¿piensan que los vamos a agredir, que les vamos a robar propaganda?”.

Ana Castagneto por la educación

La concejala del Frente de Todos busca un lugar solicitando cuestiones vinculadas con el Fondo Educativo, sin embargo no quiere contestar a una pregunta básica formulada por este columnista: ¿Por qué las plantillas de Fondo Educativo dicen que durante la gestión del ex intendente Pablo Bruera se invirtió cero peso en infraestructura mientras había faraónicos escenarios y contratos de artistas nacionales?. Ana no accede a explicar una acción de su propio espacio político. ¿Seguirá en esa posición?.

Tablero político: PRO

Mauro Palummo: El secretario de Asuntos Especiales de la Municipalidad de La Plata se autodefine como único referente de la titular del Pro, Patricia Bullrich en la Ciudad, pero su situación ya generó bastante ruido en Juntos por el Cambio, sobre todo por algunas posiciones acerca de la educación pública que la hicieron quedar mal a la ex ministra macrista.

Incluso el ruido se extendió a varias esferas del Pro por una crítica que en sus redes sociales le habría hecho al mismísimo jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, por sus intentos de contener al senador Martín Lousteau.

Pero hay quienes se preguntan a qué se dedica una secretaría de asuntos tan especiales ya que suena como un reducto de espías o de series de espionaje a lo James Bond - 007 o Misión Imposible. Otros son más concretos, y sostienen que uno de los programas es la presencia publicitaria de distintas acciones en la vía pública.

Al parecer Palummo quiere integran la lista de diputados provinciales en el cierre de este año. ¿Será cierto?.

Hasta el próximo domingo.
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias