domingo 07 de marzo de 2021 - Edición Nº1809
Impulsobaires » Politica » 22 feb 2021

Sigue el escándalo

Posse generó fuerte pases de facturas en la interna radical platense y empiezan a afilar tijeras

Increíblemente cuando el sábado por la noche medios nacionales publicaron que el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, también había sido vacunado de privilegio con la modalidad popularizada como “Vacunatorio VIP”, la situación fue tomando temperatura en la interna radical platense y en los grupos de Whats App se dijeron de todo. Al parecer socios políticos de Posse ya piensan en cortes de boleta parar salvar algo.


Por: Redacción

Mientras que se conocía el escándalo del Vacunatorio VIP y la salida del gobierno del ex ministro de Salud Ginés González García se empezaban a conocer nombres de dirigentes políticos que tuvieron privilegio a la hora de recibir dosis del antídoto contra el coronavirus. Uno de ellos fue el del radical Gustavo Posse, que además de intendente de San Isidro es candidato a presidir el Comité Provincia de la UCR en una lista que enfrenta a la que propone al diputado marplatense Maximiliano Abad.

Pero todo se fue dando de modo tan vertiginoso que el presidente del Comité de la Sección Primera de La Plata y candidato a presidente del radicalismo local, Pablo Nicoletti (storanista que apoya a Posse), publicó un comunicado que dice: “desde el Comité UCR Primera La Plata repudiamos enfáticamente la aplicación "VIP" de la vacuna. Dicha práctica, que a la luz de los acontecimientos es generalizada, y no sólo un hecho ocurrido en el Ministerio de Salud de la Nación, refleja el desprecio de un importante sector político, que hoy gobierna a la nación, varias provincias y ciudades, hacia el personal esencial que lucha contra la pandemia arriesgando sus vidas, hacia los argentinos más débiles como nuestros abuelos y quienes sufren enfermedades preexistentes y hacia el personal docente que debe cumplir con la misión de educar a los niños argentinos”.

“Queda en evidencia la falta de ética, moral y solidaridad por parte de quienes cometieron despreciable práctica, tanto los responsables de esta clasista vacunación como los que fueron vacunados, sean estos últimos políticos, funcionarios, periodistas, empresarios, sindicalistas o militantes de una agrupación política. Para ellos hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda, lo “popular” es solo un slogan político”, indicó.

“Sin embargo, lo que más indigna son las justificaciones expresadas por quienes cometieron semejante inmoralidad”, puntualizó.

Y acá viene lo mejor: “bregamos para que en nuestra ciudad esto no ocurra y que el municipio garantice una total transparencia en la vacunación, como así también haya una práctica ética por parte de los responsables del Ministerio de Salud provincial en la aplicación de las dosis”.

Sin embargo Nicoletti no dice nada de Posse, que es su jefe político por estos días y sí se encarga de hacerle una advertencia preventiva al municipio de La Plata, que lidera Julio Garro y que integra la Unión Cívica Radical como columna vertebral del mismo.

El hecho causó molestia en las filas de la UCR, y el domingo en los grupos de Whats App se publicó de todo mientras crecía el enojo con Posse y Nicoletti.

Mientras tanto circulaban tibiamente algunos memes ironizando sobre Posse y recordándole su permanente acercamiento al peronismo, como lo hizo con el ex presidente Néstor Kirchner, la vicepresidente Cristina Kirchner, el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, el ex gobernador Daniel Scioli, e incluso con el gobierno actual.

La alianza interna radical que lidera Posse la compone también el ex ministro del Interior, Federico Storani, y sectores vinculados con el ex ministro de Economía del kirchnerismo y actual senador nacional porteño por la UCR, Martín Lousteu.

Ayer a la noche, algunos referentes del sector ya pensaban despegar la figura de Posse de la campaña platense evaluando el daño a sus intereses que podía ocasionar en el electorado del Casco Fundacional, o incluso de localidades como City Bell, Gonnet, Villa Elisa o Tolosa, por poner algunos casos: “una buena parte del electorado radical que participa en las internas es gente en edad de vacunación, y es sumamente desagradable que Posse haya tenido un beneficio de semejante manera. Son privilegios y el radicalismo siempre los enfrenta. ¿Cómo le van a explicar a ese afiliado lo que hizo el Cholito Posse?”, razonan algunos observadores de la interna partidaria.

La situación promete escribir nuevos capítulos, mientras retumban declaraciones que había hecho en la semana el diputado Diego Rovella, candidato a presidente de la Junta Central platense y adversario de Posee: “se benefició con la Ley del Arrepentido. Fue riquista, kirchnerista, cristinista y macrista”, disparó.
 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias