sábado 26 de noviembre de 2022 - Edición Nº2438
Impulsobaires » Mundo » 2 mar 2021

Montevideo

Lacalle Pou dijo que no quiere "hablar de herencia, porque no hay más tiempo para excusas"

El presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anunció hoy que su administración destinará 540 millones de dólares para atender la pandemia de coronavirus, adelantó un plan de obras de infraestructura de 1.200 millones de dólares y destacó ya no quiere “hablar de herencias, porque no hay más tiempo para excusas”.


Por: Redacción

En un discurso de una hora ante el Asamblea Legislativa, en su rendición del primer año de gestión, Lacalle Pou remarcó que su tarea estuvo atravesada por la pandemia de coronavirus, cuyo primer caso se registró en Uruguay apenas a 12 días de asumida su administración.

“Pero primó el sentir colectivo del gobierno de apelar a la responsabilidad responsable; la libertad, como elemento central de la vida de una persona, es el faro necesario para toda acción del gobernante”, subrayó el mandatario, que agradeció muy especialmente al personal sanitario por el rol en este año.

Ponderó especialmente las medidas adoptadas para preservar los puestos de trabajo y las ayudas para mitigar los efectos de la pandemia.

Había sido recibido un rato antes por la vicepresidenta Beatriz Argimón y por el titular de la Cámara de Representantes, Alfredo Fratti.

Lacalle Pou confirmó que habrá un conjunto de medidas que totalizan 540 millones de dólares para enfrentar la pandemia. “Vemos con real optimismo el 2021”, expresó.

Entre las medidas que mencionó aparece la duplicación del monto de las asignaciones familiares incluidas en el Plan de Equidad entre marzo y abril; la continuidad de las canastas alimentarias y una suba en el monto de un 60 por ciento; una inversión de 200 millones de pesos para ollas, comedores y merenderos y el mismo monto para personas en situación de calle.

Manifestó además que habrá una extensión del seguro de paro parcial hasta el 31 de junio y que se avanzará en nuevas medidas para apoyar a micro y pequeñas empresas.

“Hoy viene aquí el gobierno a informar el estado de la República, no venimos hablar de herencias, no es momento; ya todos sabemos cuál era la situación del país antes de marzo de 2020, ya no hay más tiempo para excusas, aunque puedan ser válidas”, añadió.

Resaltó también el rol del Congreso, a partir de algunas decisiones legislativas, entre las que nombró el Presupuesto Quinquenal, la creación de la comisión de expertos para la reforma de la seguridad social y la creación del Ministerio de Ambiente y del Instituto Nacional de la Granja.

En términos de seguridad, el presidente destacó que en el Parlamento “se amplió la legítima defensa, se declararon ilegítimos los piquetes, se aumentaron las penas al narcotráfico y se creó el delito de resistencia al arresto”, además de reformarse el Código Rural.

“Estas medidas, sumadas a un gran cambio de actitud con respecto al respaldo a la labor policial, han traído aparejada una baja sustantiva en la comisión de delitos en nuestro país”, aseguró, y enumeró la reducción en un 20% de los homicidios, 12% de las rapiñas y 18% de los hurtos, “y, aunque en márgenes menores, también en lo que hace a la violencia doméstica y los abigeatos”.

Puso de relieve Lacalle Pou haber podido “cumplir con las metas económicas”, porque “era la única manera de generar confianza”. “El incumplimiento sucesivo y contumaz lo único que hacía era generar falta de confianza”, aseguró, según sitios de diarios montevideanos.

El informe de Lacalle Pou ante el Parlamento coincidió con la difusión de una encuesta que muestra que el mandatario recoge un 64% de aprobación a su gestión, desaprobada por un 25%, en tanto un 11% restante ni la aprueba ni la desaprueba.

El sondeo de la consultora Cifra registra que el 93% de los votantes del Partido Nacional y el 94% de los demás integrantes de la coalición multicolor aprueba la gestión de Lacalle Pou, y entre quienes votaron al Frente Amplio ese porcentaje se ubica en el 26%.

El presidente logra un mayor nivel de aprobación en el interior, con el 68%, y en Montevideo el visto bueno es del 59% de los consultados, según el diario La República.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias