lunes 29 de noviembre de 2021 - Edición Nº2076
Impulsobaires » La Plata » 12 mar 2021

Del editor

Miami lo está por hacer: ¿Y si los municipios empiezan a recibir y a realizar pagos con criptomonedas?

A mediados de febrero, el alcalde de Miami, el republicano Francis Suárez, consiguió una reforma auspiciante para el manejo de las finanzas locales como es marchar hacia la posibilidad de que sus empleados reciban parte de los salarios en Bitcoin como también a los contribuyentes de pagar tributos en esa criptomoneda. La ciudad de La Plata, como capital bonaerense, podría empezar a debatir y a estudiar un tema de jerarquía para proponerlo al resto de los Estados del país.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires / Twitter @FMoschettoni

Hay criptomonedas, como Bitcoin, que se proyectan a ser activos mucho más valiosos que la presentación actual, lo mismo Ehtereum y otras similares. En el caso de la primera, que ocupa el 61% del mercado mundial, este viernes por la mañana cotizaba superando los US$ 56.000 la unidad, mientras que la segunda, que tiene una participación del 12% en el mercado, pasaba holgadamente los US$ 1.700.

Miami, mediante el liderazgo del alcalde republicano Francis Suárez, está convirtiendo a la ciudad en vanguardista en cuanto a la posibilidad de recibir inversiones y proyectarlas, y además quiere ser una especia de Silicon Valley de las criptomonedas y no lo disimula ya que gran tiempo de su gestión está abocada a explorar el funcionamiento de las mismas, en particular del Bitcoin.

A mediados de febrero el alcalde revolucionó el mundo político y económico local al conseguir la aprobación del Ayuntamiento de Miami para que se pueda estudiar la factibilidad de operar con Bitcoin en las finanzas comunales, o sea pagar parte o de manera total el salario de los empleados públicos si estos así lo requieren o incluso recibir pago de tributos por parte de contribuyentes. Asimismo, están estudiando por medio de qué proveedor realizar las transacciones.

Según una nota publicada el 12 de febrero en El Nuevo Herald, Suárez pretendía que directamente se opere con Bitcoin, aunque se generó una especie de intervalo permitiendo el estudio pormenorizado de las operatorias.

Ahora la Ciudad piensa en campañas bilingües, en inglés y español, para concientizar a la población sobre la utilización de criptomonedas, y además solicitar a la Legislatura de Florida que se los autorice a invertir fondos públicos en el dinero digital.

El sector tecnológico está convencido de que las criptomonedas, en especial Bitcoin y Ethereum, van a conseguir mayor solidez a largo plazo, y una prueba de ello se evidenció el 8 de febrero cuando Tesla, la compañía de autos eléctricos propiedad de Elon Musk, dejó trascender la adquisición de US$ 1.500 M en Bitcoin, lo que la hizo subir hasta las nubes. El razonamiento central de esa inversión es posible que tenga que ver con una abundancia notable de dólares y esos excedentes se transformaron en inversión cripto.

En una entrevista con Bloomberg Television a mediados de febrero, Michael Novogratz — el multimillonario ex presidente de Goldman Sachs para Latinoamérica, ex ejecutivo de Fortress Investment Group y actual CEO de la firma de criptomonedas Galaxy Digital— dijo que muchos ven bitcoin como una cobertura contra la inflación o una caída del dólar. También dijo que Bitcoin podría probar ser la moneda de elección para las generaciones más jóvenes. Pronosticó que llegaría a $100,000 para el final del año.

“Van a ver a todas las compañías de Estados Unidos hacer lo mismo”, dijo Novogratz en referencia a Tesla. Y continuó: “No tiene que ser mucho. Es el mensaje lo que importa, todo viene por ahí”.

Pero evidentemente en un mundo en donde la inflación se va a acelerar de manera vertiginosa por los gastos que demandó y seguirá demandando la pandemia del coronavirus, -y en ese marco siempre recordemos que nuestro país tiene niveles altísimos de costo de vida-, buscar invertir u operar con activos sólidos es una buena idea.

La iniciativa de Suárez sin dudas es disruptiva por completo, pero se anticipa al mundo que se está formando en donde hay otros intereses y decisiones de inversión, y en donde los negocios digitales, el manejo de servicios financieros extra bancarios o sea la mayor independencia de las personas y corporaciones en el manejo de sus propios recursos terminan siendo una realidad cada día más interesante.

El mundo del sector privado, de sus transacciones e inversiones está logrando una reconversión histórica y muy prometedora, pero es posible que los Estados se queden algo atrás si no entienden lo que se viene.

Algunas provincias argentinas, como Catamarca, están pensando en opciones de tener sus propias criptomonedas oficiales, aunque para eso se necesita un aval del ministerio de Economía de la Nación y seguramente modificaciones legislativas del Congreso de la Nación y de sus propias legislaturas.

La posibilidad de una cripto propia podría ser una opción estatal interesante, aunque tiene que ir acompañada de la necesidad de permitir operar con el Estado por parte de la elección de cualquier otra criptomoneda. En el gobierno federal no están convencidos porque dicen que si les permiten a las provincias tener sus propias criptos terminan asimilando una autorización de cuasimonedas.

Sin embargo, una buena experiencia podría llegar desde el lado de los Municipios, en donde se pueda autorizar a que esos estados tengan la posibilidad de proponer pagar a proveedores y a empleados con criptomonedas como también de poder invertir excedentes en esos activos.

Claro que para que esto se produzca no alcanza con las voluntades locales sino con modificaciones legislativas de todo tipo en materia administrativa y tributaria, no solo a nivel provincial sino seguramente en el plano nacional, porque además de la arquitectura legal para permitir transacciones está la elección de la plataforma o proveedor que tendrá a cargo un negocio millonario.

De todos modos sería interesante que los municipios al menos empiecen a crear comisiones técnicas para estudiar esta situación, porque un día va a pasar que el mundo cripto logrará imponerse y los cambios van a tener que realizarse de manera brusca.

Curiosidad y abriendo el paraguas 

A modo de que, por ejemplo, los concejales platenses no se horroricen por la propuesta descripta antes se puede recordar una iniciativa polémica del bloque de concejales de la Unión Cívica Radical posterior a la crisis del 2001 en donde florecían los clubes de trueques, en donde se generó una especie de bono irregular desde todo punto de vista pero que cotizaba a $ 1. Los radicales, por medio del ex edil Marcelo Viñes, ingresaron un proyecto de ordenanza para que el Municipio admita parte del pago de tasas con esa herramienta.

Obviamente esa situación fue descabelladamente populista, demagógica y sin fundamentos técnicos que la avalen, pero la mencionamos como un extremo de lo que se debatió en su momento, o sea que bien podría habilitarse en la actualidad una comisión para empezar a tratar una cuestión sustentable como es la posibilidad de utilizar criptomonedas.

O sea, si el Cuerpo debatió hace 20 años una situación irregular producto de un estallido social, bien puede empezar a generar jornadas en donde se analice la factibilidad de utilizar estos activos del nuevo mundo parar futuras transacciones.

¿Se animan?.


 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias