miércoles 23 de junio de 2021 - Edición Nº1917
Impulsobaires » La Plata » 10 jun 2021

Contrapoder

A los botes, que los papelones nos están mandando los barcos a pique

Soy nieto de inmigrantes y siento vergüenza cuando se tergiversa la historia. Más aún cuando lo hace nuestro Presidente. Es lamentable, pero por estas horas, los creadores de memes están pidiendo a gritos que Alberto Fernández hable día por medio. Se me ocurre decirle a la oposición que ya no necesita criticarlo. El solo, se pega un tiro en los pies cada vez que se tira a la pileta. Lo más dramático, es que en el plano internacional, los papelones impactan cada vez con mayor gravedad y mandan al país al fondo del mar.


Por: Por Jorge Joury

Los inversores se tapan los ojos para no mirar en el mapa la geografía próspera del pasado, cuando nuestros abuelos venían a hacerse la América.  Hoy el único granero del mundo que nos queda está en el Estado, cada vez más grande y fundido por el clientelismo y la corrupción. Y por si fuera poco, AF continúa igualando hacia abajo y algunos irónicamente lo tildan,  como "el nuevo Maduro", como lo hizo Jair Bolsonaro, hoy convertido por obra y gracia de nuestro Jefe de Estado, como el rey de la selva.

Recuerdo a los que no vieron la película. Luego de la reunión con empresarios argentinos y españoles con motivo de la visita del presidente Pedro Sánchez a la Argentina, Alberto Fernández cometió un desliz garrafal que recorrió el mundo. Al hablar sobre el fuerte vínculo que hay entre España y la Argentina, citó por error a Octavio Paz refiriéndose al origen de los argentinos, pero también de los mexicanos y de los brasileños.

Y aquí explotó la bomba; “Escribió alguna vez Octavio Paz que los mexicanos salieron de los indios, los brasileros salieron de la selva, pero nosotros los argentinos llegamos de los barcos, y eran barcos que venían de Europa, y así construimos nuestra sociedad”, sostuvo el Presidente.

Hay discusión sobre el origen de la frase. Pero independientemente de su autor, el contenido, la forma y la oportunidad elegida por el jefe de Estado argentino para reproducirla provocaron una tormenta en los cuatro puntos cardinales. Los medios de Brasil y México reaccionaron airadamente frente a la ocurrencia. Y lo peor, es que a Jair Bolsonaro con el que el oficialismo cruza dardos envenenados, se la dejaron picando para empujarla al fondo del arco y de pechito.

Hace un tiempo el presidente brasileño puso una foto suya con una tribu amazónica al parecer y escribió en mayúsculas SELVA con un signo de admiración, haciendo de la descalificación del presidente argentino una muestra de orgullo por esas poblaciones. Esta vez Bolsonaro tuvo una oportunidad más generosa de ridiculizar a Alberto y le disparó: "el primer barco que se va a hundir es la Argentina"..  

El prestigioso periodista peruano Jaime Bayly, también calificó al presidente argentino como “un carnicero o un matarife verbal”. “¡Qué torpeza, por Dios!”, exclamó.

Alberto Fernández ya cuenta en su haber con un galpón de disparates, como decía un amigo. Hace poco dijo que los chinos eran compañeros porque hacían la V de la victoria. Pero uno de sus primeros misiles hacia el mundo, fue durante una conferencia junto a José Pepe Mujica en la Universidad de Tres de Febrero. Ese día como flamante presidente electo,  se convirtió en un personaje de historieta y refutó duramente a Bugs Bunny al que llamó un “gran estafador” y reivindicó al Coyote frente al Correcaminos.

Después, bajo los dictados del Instituto Patria, comenzó  el tiempo de ofender a la Constitución, a periodistas, a opositores, a jueces. Y hace unas horas, olvidando el derecho a la propiedad privada que él mismo enseña en la Facultad de Derecho, incitó a tomar tierras diciendo que no tiene sentido tener tierras improductivas en nombre de la solidaridad. Pero eso no es todo. ¿Se acuerdan cuando llegó a defender a los vacunados VIP porque no era delito adelantarse de la fila cuando la vacuna significa que te salves o que te mueras?

También acumula en su haber frases como “el personal sanitario se relajó” o “los chicos discapacitados no entienden”. O los primeros que van a recibir un aumento del 20% son  los jubilados. Podría seguir, pero el archivo es sumamente implacable.

Presidente, le recordaría que el asado no regresó a la mesa de los argentinos y está más caro. También nos falló con el que volvían para ser mejores. Pero lo más dramático, es que los jóvenes descendientes de los que llegaron en los barcos, hoy se están yendo del país porque se sienten sin futuro. La próxima vez, piense lo que va a decir, porque como profesor y Presidente, va a seguir recibiendo aplazos.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias