lunes 27 de septiembre de 2021 - Edición Nº2013
Impulsobaires » La Plata » 12 jun 2021

Contrapoder

El plan presidencial que Randazzo le anticipó a un referente platense

Florencio Randazzo tiene un plan concreto para ser presidenciable en el 2023. Quiere rescatar ahora a los peronistas decepcionados y poner en marcha un nuevo modelo que ayude a volver a creer en la política. La idea es ir cerrando la grieta. Considera que "dentro del Frente de Todos hay muchos peronistas que hoy se sienten el furgón de cola del kirchnerismo". Parte de estas reflexiones las comentó a IMPULSOBAIRES, de manera exclusiva, el referente platense, Osvaldo Dameno, apoderado provincial del partido SUMAR, que mantuvo una prolongada reunión con el ex ministro en sus oficinas de Puerto Madero, donde está su cuartel general.


Por: Jorge Joury *

Por allí desfilan por estas horas dirigentes que quieren integrarse a ese espacio. “No somos el lado B del peronismo”, le repite el ex ministro a sus interlocutores y les pidió “salir de la mirada conservadora, que no quiere discutir los temas graves que hay que resolver”. Por ejemplo, mencionó la pobreza, la inflación, la reforma laboral para crear nuevos puestos de trabajo sin afectar los derechos adquiridos de los trabajadores que tienen empleo formal, pero incorporarlos al mundo de trabajo mediante una legislación más moderna.

Además, Randazzo comentó que apunta a la reformulación de los planes sociales para que los recursos sean destinados a fomentar y sostener la actividad de las pymes, las principales generadoras de trabajo en blanco. También apunta a convocar a empresarios jóvenes y los dirigentes del campo.“Nuestro espacio tiene equipos técnicos, pero queremos que también tenga candidatos y candidatas que sean parte de la sociedad civil. Queremos ser y expresar la voz de mujeres y hombres que no trabajan ni viven de la política. Y la mejor manera de hacerlo es que sean parte”. Para Randazzo esto es determinante. En esa dirección, en las últimas horas se conformaron los equipos técnicos de Randazzo y Lavagna.  Ya fue designado como responsable del área económica Carlos Hourbeigt, quien fue hasta enero director del Banco Central y que renunció en medio de un inocultable apartamiento del ex ministro del gobierno de Alberto Fernández. Se trata de una incorporación relevante para los asesores que son liderados por Facundo Benegas, un hombre de Chivilcoy, de confianza de Randazzo.

El dirigente peronista y ex candidato a senador tiene previsto avanzar en la formulación de proyectos concretos que aporten soluciones a problemas que la Argentina arrastra hace muchos años en materia impositiva, de las pymes y del mundo laboral.Según reveló Dameno, Randazzo quiere hacer este año una buena elección provincial, "incorporando gente buena y pujante, sin causas penales y profesionales de diferentes rubros. Hombres y mujeres que sumen, dirigentes transparentes que ayuden nuevamente a creer en la política. La idea que tiene es lograr una buena representación  en las próximas legislativas y en el 2023 apuntar a un armado nacional para sumarse a la pelea por la presidencia de la nación".Según Dameno, pretende impulsar un proyecto político por fuera de la "grieta" entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. "Hay que transmitir que si la sociedad sigue votando al kirchnerismo o al macrismo va a tener los mismos resultados de hoy. Nosotros somos una alternativa, una propuesta electoral que cree en la gestión, que sabe qué Estado queremos y que ya no va a discutir más el pasado, sino cómo salir al futuro".Randazzo también mantiene continuas reuniones con Roberto Lavagna, el ex gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, el ex ministro de Economía bonaerense, Jorge Sarghini y el dirigente vecinalista Gustavo Pulti de Mar del Plata.

También intercambia ideas con otros hombres de la provincia de Buenos Aires con experiencia en la gestión, como los ex alcaldes de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino y Joaquín De la Torre, de San Miguel.

El objetivo de su espacio, según resalta Dameno, es "proponer soluciones para los problemas estructurales  de Argentina. Quiere que haya un antes y un después y que la gente vuelva a creer en la política". Además sostiene que :"No somos el lado B del peronismo" y pidió "discutir los temas graves que hay que discutir", entre los que se encuentran la pobreza, la inflación y una reforma laboral para crear puestos de trabajo sin afectar los derechos adquiridos por los trabajadores que cuentan con un empleo formal.

"No vamos a discutir la pandemia porque es inmoral hacer política con 500 muertos diarios", aclararon desde el espacio de Randazzo. Sin embargo, resaltaron que tienen una opinión muy negativa sobre cómo ha manejado la pandemia el gobierno nacional.Dameno aclaró que el próximo miércoles 16 habrá un zoom con Jorge Sarghini y otros destacados dirigentes del espacio y ya se está acondicionando la sede de la calle 45 entre 10 y 11 de La Plata para la campaña. Dameno dijo que se está discutiendo el nombre del espacio para su inscripción en la Justicia y adelantó que uno de los nombres en análisis es "Hacer Buenos Aires". También Dameno adelantó que se están acercando al espacio dirigentes locales como Carlos Martínez, Alberto Delgado y Javier Pachiarotti.Lo cierto es que Randazzo debe definir antes de que termine junio qué lugar ocupará en el tablero electoral.“Este es un proyecto político que apunta a solucionar los problemas de la Argentina”, define entre sus íntimos.En la semana que pasó, el ex ministro del Interior y Transporte subió el nivel de exposición pública con una reunión con la presidenta del Partido Socialista, Mónica Fein, que difundió por sus redes sociales. A eso le agregó una crítica durísima al aumento del 40% en las dietas que se otorgaron diputados y senadores nacionales: “¿Perdieron el sentido común o el corazón?”, se preguntó. Hasta el viernes, Randazzo no se había pronunciado públicamente sobre ningún hecho de la coyuntura y eligió romper ese silencio para apuntar contra Cristina Kirchner y Sergio Massa, las autoridades de las cámaras legislativas que aprobaron ese aumento, pero que venía avalado por el resto de los bloques, incluso de la oposición. “Con más de un 70% de pobreza infantil en el conurbano, comercios y pymes que cierran y millones de trabajadores que no llegan a fin de mes y ahora pagarán retroactivos. Con esa realidad, la política aumentó un 40% sus sueldos”, fue el planteo que lanzó Randazzo desde su cuenta de Twitter.

Lo publicó apenas horas después de un encuentro que mantuvo en sus oficinas porteñas con el ex gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, el dirigente vecinalista de Mar del Plata Gustavo Pulti, y Martín Jofre, representante de la diputada nacional Graciela Camaño, dirigentes políticos con los que Randazzo está delineando el proyecto político de largo plazo con el que busca “convencer a la gente de no persistir en el fracaso al que nos llevaron el Frente de Todos y Juntos por el Cambio”.

Los contactos de Randazzo y Lavagna además son fluidos con la presidenta del Partido Socialista, Mónica Fein, la primera mujer que encabeza uno de los partidos más antiguos de la Argentina. Con ella hablaron sobre la actualidad del país y la necesidad de profundizar el diálogo con todas las fuerzas políticas. 

“Como espacio político debemos fortalecer una propuesta de futuro y las coincidencias en grandes temas”, aseguró Fein, poco después de las dos horas de diálogo que mantuvieron, en el espacio ventilado de las amplias oficinas de Lavagna, donde hubo una frugal invitación de infusiones y tentempiés. “Para mí es muy importante escuchar a Lavagna sobre su mirada de la economía y la salida que tiene esta crisis, que es con trabajo, producción e inversión”, consignó la ex intendenta de Rosario.

Si bien el foco de la propuesta electoral que trabajan las fuerzas no alineadas con el Frente de Todos y Juntos por el Cambio está en la provincia de Buenos Aires, la visión que tienen desde el lavagnismo es construir un espacio político que rivalicen con los dos sectores en todo el país. “El Socialismo es fundamental en Santa Fe, pero también es clave Córdoba y el peronismo que conduce el gobernador Juan Schiaretti, Mendoza, Entre Ríos, Salta y otras provincias que se irán sumando. Hay que sacar la idea de la tercera vía. Esta no es una tercera fuerza. Es un proyecto político nuevo, con perspectiva propia y el mandato de ocuparse de los problemas de la gente para sacar el país adelante”, señalaron las fuentes.  También añadieron que: “Hay que transmitir que si la sociedad sigue votando al kirchnerismo o al macrismo va a tener los mismos resultados de hoy. Nosotros somos una alternativa, una propuesta electoral que cree en la gestión, que sabe qué Estado queremos y que ya no va a discutir más el pasado, sino cómo salir hacia el futuro”.

El mismo mensaje se transmitió en encuentros con referentes de la sociedad civil, de universidades, grandes empresarios, dueños de pymes, científicos y docentes. La apuesta es generar equipos técnicos, pero también listas con candidatos que no sean sólo políticos profesionales, sino que el espacio tenga como identidad la participación de líderes ajenos a la política. Ya es un hecho que Randazzo será candidato a diputado por la Provincia, falta inscribir el nombre del espacio, pero lo que más le preocupa a la Casa Rosada, es que según algunas consultoras, el chivilcoyense podría sacarle una muy buena proporción de votos al Frente de Todos.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias