miércoles 22 de septiembre de 2021 - Edición Nº2008
Impulsobaires » Politica » 19 jun 2021

Contrapoder

La calle comenzó a hablar y manda peligrosas señales para el Gobierno

Alberto Fernández fue abucheado durante su visita a Salta. Pero además lo recibieron con un cartel que rezaba irónicamente : "bienvenido a la Argentina, presidente europeo", como se observa en la foto. Hubo otro del mismo tenor: " No sos bienvenido a Europa del Norte". Cuando falta un mes para el cierre de listas, comentan las lenguas más filosas del oficialismo que Cristina Kirchner le puso un bozal a su socio político . Ahora sus asesores le dan los discursos por escrito para que no siga cayendo en papelones.


Por: Jorge Joury *

También CFK se vio obligada a meter mano en la campaña bonaerense porque las encuestas están marcando un descenso en la intención de voto. Precisamente en su cantera más próspera, es por estas horas donde más se percibe el malhumor social. Las zonas más pobres de GBA están explotadas de angustias. Abundan los mendigos pidiendo comida y cada vez más cartoneros pululan por las calles tratando de hacer la diaria. Hay un dato que mete miedo: 10 millones de personas asisten hoy a comedores comunitarios. La falta de trabajo y las changas, junto a la inflación, son una realidad que se empieza a reflejar en las encuestas. Muestran al oficialismo en un peligroso descenso en la intención de voto.

Y como si fuera poco hay un clima de tensión, entre empresarios y la CGT por la avanzada de Cristina y su hijo Máximo para estatizar la caja multimillonaria de la salud privada. El objetivo encbierto es financiar partidos políticos y apuntalar candidaturas. El planteo lo había hecho la vicepresidenta en diciembre pasado durante un acto en La Plata y lo reflotó hace días al plantear un “repensamiento” de todo este sistema.Lo que está en foco es un fondo de unos $125 mil millones, compuesto por una facturación de $65 mil millones de las obras sociales y $60 mil millones de las prepagas. El plan es acaparar estos fondos para costear tanto a La Cámpora que lidera el hijo de la vicepresidenta como una eventual candidatura de él a gobernador bonaerense o para Presidente, para las elecciones de 2023.

La expropiación de tierras en Avellaneda, que significa una suerte de coqueteo con el chavismo, es otra mala señal que le pone los pelos de punta a la clase media. No olvidemos que el año pasado hubo 1.800 ocupaciones.

Frente a este cuadro de situación, algunos analistas dudan que el operativo de vacunación, si termina en tiempo y forma, alcance para ganar las elecciones. No obstante, los intendentes juegan otro pleno en la ruleta: "Tenemos que despertar esperanza. En el Conurbano se juega todo", dijeron y recordaron que Alberto Fernández ganó la presidencia en 2019 por más de 2 millones de votos, de los cuales 1,5 salieron del Conurbano.

El plan es avanzar en la campaña con tres ejes claros: vacunas, empleo (a través de la obra pública) y la unidad del peronismo. Creen que en esas líneas van a imponerse en la elección frente a Cambiemos.

"Vamos a vacunar, vamos a generar laburo a través de la obra pública y vamos a ganar en los comicios", aseguran algunos alcaldes. Creen que las obras de la culminación de la autopista Presidente Perón serán un caballito de batalla para la campaña en el Conurbano.

Sin embargo, las alarmas se han disparado tanto en la Casa Rosada como en la Gobernación. Por primera vez desde que se comenzaron a difundir mediciones de intención de voto de cara a las elecciones, un sondeo arroja que Juntos por el Cambio, el principal espacio opositor, supera al Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires, el bastión inexpugnable de Cristina Kirchner, donde tiene su principal base electoral y que además engloba a cerca del 40% del padrón, resulta definitorio en cualquier comicio.

Otra de las cuestiones que preocupan, son las manifestaciones de protesta contra Alberto Fernández. Su reciente llegada a Salta para participar de los actos por el bicentenario de la muerte del general Martín Miguel de Güemes estuvo marcada, nuevamente, por una situación tensa. Un grupo manifestantes rechazó su visita al grito de “que se vaya” y “Salta no lo quiere”, en medio de un cacerolazo y  bocinazos.

Es el correlato de otras postales de una semana negra. El martes AF canceló sin una explicación clara una visita a Pergamino para inaugurar un tramo de la ruta 8. En la Casa Rosada dijeron que se trató de motivos de agenda, pero quedó rondando la idea de que se lo hizo para esquivar una protesta de chacareros contra el cierre de las exportaciones de carne .

Estos episodios como la multitudinaria marcha de los movimientos sociales hace horas en la 9 de Julio,  generan una preocupación política de cara a la campaña que se viene. Las primeras espadas albertistas sospechan de la posibilidad de que se repitan las protestas y la calle se caliente contra el Presidente, especialmente en ciudades mayormente opositoras.

Axel Kicillof no está exento de la onda expansiva. También fue blanco el martes pasado de un bocinazo en Junín. Frente a este contexto, las encuestas empezaron a hablar. El último trabajo de la consultora Management & Fit realizado sobre un universo de 800 casos recolectados de forma telefónica, arroja que JxC encabeza la intención de voto con el 34,6%, seguido del Frente de Todos con 31,4%.

El sondeo muestra que en la Capital Federal, el FdT queda 25 puntos detrás de JxC.Una victoria electoral en la provincia además es vital para el proyecto de poder del kirchnerismo. Allí  es donde busca hacer la diferencia para lograr las mayorías parlamentarias que requieren proyectos de enorme envergadura como desde modificar la composición de la Corte Suprema hasta, eventualmente, impulsar una reforma constitucional.

El escenario se está configurando de una manera adversa para el Gobierno. “El 60% de los bonaerenses no tiene confianza que el oficialismo pueda solucionar temas vinculados a la economía, la educación y la inflación”, indicó Mariel Fornoni, directora de M&F.

La consultora apuntó además a la mala imagen tanto de Cristina Fernández como del gobernador Axel Kicillof. Según comentó, la Vicepresidente tiene más imagen negativa en la provincia (57,2%) que Mauricio Macri (53,5%), lo que "es una novedad". Según Fornoni, CFK “ha perdido consenso en la Provincia sobre todo porque se la ha visto ausente en temas urgentes”.

Según se comenta, estos resultados habrían llegado no sólo a la Casa Rosada, sino también al Instituto Patria, lo que habría motivado la reaparición de la Vicepresidente en la escena electoral.

En cuanto a Kicillof, Fornoni dijo que su valoración pública es "muy mala" y está vinculada a una pérdida de confianza hacia su gestión. De acuerdo a la encuesta de mayo, el gobernador tenía una desaprobación de casi el 50%, mientras que su aceptación se ubicaba en el 35,9%. Ese sondeo ubicaba a Horacio Rodríguez Larreta como la figura política con mejor imagen en la provincia.

“Cuando empezó la cuarentena había una inquietud hacia un nuevo liderazgo, que era muy fuerte, la gente tenía mucha confianza; pero hoy lo más grave que le pasa al gobierno bonaerense es la desconfianza”, agregó Fornoni.

La consultora afirmó que los bonaerenses “han valorado mucho más la gestión de Rodríguez Larreta que la de Kicillof”, y esto ha tenido que ver con el tema de la presencialidad en las escuelas.  “Más de un 60% valora la presencialidad de las clases”, aseguró.

De todos modos, consideró que "el motivador más fuerte" para los electores será la economía. Indicó que la mayor preocupación de los consultados es la inflación y el temor a perder el trabajo. "El 60% dice que no tiene confianza en que el gobierno puede moderar la inflación”, dijo. Y concluyó: “Veo una elección parecida a la de 2013. En ese momento, Cristina tenía un nivel de aprobación similar al que hoy tiene (el Presidente, Alberto) Fernández. El eje de las elecciones va a ser similar”. En aquellos comicios, el oficialismo perdió frente a Sergio Massa.

Lo cierto es que las encuestas pusieron en guardia a la vicepresidenta. Pasó  de estar en las sombras a la acción, colocándose el traje de jefa de campaña. Habrá que ver si su irrupción, suma o resta votos para la coalición gobernante. En cuanto a la oposición, debe definirse cuanto antes si quiere convertirse en la alternativa y dejar de ser la telenovela del PRO. El otro jugador que aparece en el radar y preocupa al Instituto Patria, es Florencio Randazzo. Creen que irá por los 15 o 17 puntos que tenía Sergio Massa, hoy dentro de la coalición gobernante.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias