sábado 22 de enero de 2022 - Edición Nº2130
Impulsobaires » Politica » 10 jul 2021

Contrapoder

Piqueteros a las listas, con un ejército de pobres detrás y cajas súper millonarias

Si se lo proponen, en un par de horas pueden sitiar a la ciudad de Buenos Aires y sembrar el caos. La última vez desplegaron más de 50 mil personas, cifra que hoy no puede igualar el más poderoso de los gremios. Con el manejo de la calle, poder ministerial y cajas millonarias del Estado, el poder de los grupos piqueteros crece cada día. Pero van por más. Sus líderes ahora, comenzaron a presionar por los primeros lugares en las boletas del Frente de Todos de cara al decisivo 24 de Julio, el día que se cerrarán las listas.


Por: Jorge Joury

El triunvirato de San Cayetano, que tiene bajo su manejo a las organizaciones más fuertes, ya eligieron a Daniel Menéndez, líder de Barrios de Pie y asociado al movimiento Evita, como candidato a diputado nacional por la Provincia. Este dirigente es  mediático y se desempeña como actual subsecretario de Empleo Social en el Ministerio de Desarrollo Social. Es además uno de los hombres de confianza del platense Emilio Pérsico, máximo referente del Evita, y quien administra el millón de planes de empleo del Gobierno, denominado Potenciar Trabajo.

En teoría, Daniel Arroyo es el ministro de Desarrollo Social de la Nación. Al menos eso dicen los papeles. Pero es vox populi que quien maneja las riendas de la cartera es Emilio Pérsico, líder del Movimiento Evita y a cargo de la Secretaría de Economía Social, a quien acuden directamente los movimientos sociales.

Pérsico mueve los hilos, junto a su socio inseparable Fernando 'Chino' Navarro, también dirigente del Evita y secretario de Relaciones Parlamentarias e Institucionales de la Jefatura de Gabinete. En este marco, es indudable la importancia que está tomando el Movimiento Evita en lo que respecta al tema social en Buenos Aires, especialmente.

Otra muestra del poder de fuego de los movimientos sociales, quedó explícita con el papel del dirigente del Frente Patria Grande, Juan Grabois. Aunque forma parte del Frente de Todos, es un verdadero provocador. Hace un tiempo respaldó las críticas de Cristina Kirchner al Gabinete y advirtió: “Hay que a los ministros hay que tenerlos cagando”. Y ahora volvió a manifestarse distante con la marcha del gobierno de Alberto Fernández y pidió cambios en el gabinete.

 El referente social reconoció  que está “todo muy mal” en la situación económica, que faltan funcionarios que sean “boxeadores” en la discusión política con la oposición, y llamó a recordar el compromiso electoral de la coalición oficialista y que “se vio postergado” por la pandemia.

Uno de sus comentarios críticos más llamativos apuntó hacia la composición del equipo de colaboradores del Presidente. ”Me parece que es un gabinete muy porteño, muy blanco y muy clasemediero. Le faltan boxeadores que den las batallas”, remarcó.

Todo tiene que ver con que las principales organizaciones sociales del Frente de Todos están presionando por lugares seguros en las listas de diputados nacionales. También pretenden sumar a una candidata en una ubicación expectante.

Hay que señalar que el FdT buscará renovar por lo menos las 16 bancas que el peronismo consiguió dividido en 2017, una tarea que se ve complicada, ya que La Cámpora, intendentes y el massismo también pujan por los lugares centrales.

En esre cotexto, el Movimiento Evita ya cuenta con representación en la Cámara Baja, donde Leonardo Grosso, por la Provincia, y Ayelén Sposito, por Río Negro, ocupan escaños. Sposito intentará renovar su mandato. Además, apuntan a sumar un diputado en Córdoba o Santa Fe, donde corre con ventaja Eduardo Toniolli, actual concejal de Rosario.

Por estas horas, los ojos están puestos en un acto previsto para la semana próxima. Allí el Evita y Barrios de Pie formalizarán una alianza. Con funcionarios y secretarios de Estado en una docena de ministerios, apuntan a convertirse en la principal fuerza de movilización política del oficialismo y de toda la política argentina. Ni los movimientos sindicales pueden convocar como ellos a 100 mil personas que se mueven de manera disciplinada y con una logística muy aceitada. El Gobierno con tal de tener la calle en paz, les hará un guiño. Es probable, que de manera virtual o presencial  Alberto Fernández participe del evento. 

Por el lado de Diputados ocupa una banca Juan Carlos Alderete, líder de la Corriente, Clasista y Combativa, una de las tres "cayetanas". No obstante, su sector, como el Evita y otros movimientos, pretende sumar concejales en la Provincia. En ese dirección, no descarta ir con lista corta en algunos municipios estratégicos y que definen una elección, como La Matanza. La referente del Evita en el distrito más populoso del Conurbano es también la única legisladora provincial de la organización: Patricia Cubría. "La Colo" como la llaman, es una mujer de peso ya que es, además, pareja de Emilio Pérsico.

Otro de los aliados del Frente de Todos, con dirigentes en la gestión y poder de movilización, es Juan Grabois, el mimado del Papa Francisco, quien también busca hacerle lugar a los suyos en las listas nacionales del oficialismo. En la Provincia, impulsa a Natalia Zaracho, una cartonera que vive en Villa Fiorito. Para la misma lista no descarta a Elsa Yanaje, referente de la agricultura familiar del MTE y representante de pueblos originarios, que también podría optar por la legislatura bonaerense. Para el Congreso además piensa en postular por la Capital a otra recicladora, Jackie Flores, una histórica de su organización.

En Patria Grande, su armado político, Grabois ya cuenta con 20 concejales en todo el país y con dos diputados nacionales Federico Fagioli (Provincia) e Itai Hagman (Ciudad). También corre con muchas posibilidades para un cargo en la legislatura bonaerense, con Daniela Castro, dirigente trans y a cargo del área de Diversidad Sexual en el Ministerio de Mujeres provincial. 

Ezequiel Aráoz podría ocupar un lugar en la Legislatura porteña, donde ya está Ofelia Fernández. “No vamos a tensionar por los lugares en las listas. Planteamos una campaña conceptual, no de individuos. Pedimos por la reforma agraria, el ingreso universal y vivienda digna”, destacó Grabois, de buen vínculo con Máximo Kirchner y Axel Kicillof. Además, el dirigente no pierde oportunidad en reiterar que Alberto Fernández es "un presidente de transición".

Los movimientos sociales de la oposición también se anotan para asegurar lugares en el Congreso. Por ejemplo, Libres del Sur, que cerró un acuerdo con Florencio Randazzo, propone la candidatura de Jorge Ceballos, secretario general de la organización en la Provincia. 

Para que se tenga una idea del poder económico de los movimientos sociales, el 28 de mayo pasado, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero respondió 1160 preguntas enviadas por los diputados de la oposición. En una de ellas, informó sobre el Programa Potenciar Trabajo, dependiente del dirigente social, Emilio Pérsico, a cargo de la Secretaría de Economía Social, que significaba una inversión de 77.116 millones de pesos gestionada por el ministerio de Desarrollo Social con cooperativas y municipios de todo el país. Se trata de un beneficio para 760.660 argentinos que reciben un ingreso mensual de 12 mil pesos.

No obstante, el destino de muchos de estos fondos, presentan conos de sombra. A propósito de ello, un reciente informe del programa La Cornisa, por LN+, denunció que un edificio ubicado en Pedro Echague 1265, del barrio porteño de Constitución, recibe tres beneficios diferentes provenientes del Ministerio de Desarrollo Social, por un total de 423 millones de pesos. Nadie salió a desmentir y las balas pican muy cerca de Pérsico.

Este  “mecanismo” populista de clientelismo y perpetuación electoral, es a todas luces un patrón de conducta que se extiende como una telaraña en nuestro entramado social. Algún que ponerle fin y el empleo digno proveniente del sector privado, tendrá que convertirse en la boya para emerger de una vez por todas de la pobreza y  se deje de utilizar como una herramienta electoral. Hay un dato que estremece y que habla de manera contundente del Estado prebendario: desde 1985 lo único que crece en la Argentina, es el empleo público.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la UNLP.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias