domingo 26 de septiembre de 2021 - Edición Nº2012
Impulsobaires » Podcast » 11 sep 2021

Elecciones

"El día después de una elección peleada", en la mirada de Jorge Joury por FM 96.7

"Este domingo habrá que tomar paciencia. Será un largo escrutinio que definirá los futuros movimientos de las dos fuerzas en pugna. No es cierto que esta elección no modifica nada. Puede generar cambios de gabinete y poner liderazgos en riesgo para el 2023. Alberto Fernández estará obligado a poner un impasse hasta analizar el resultado de las PASO y acordar una hoja de ruta a futuro con Cristina y Sergio Massa. Será una tarea espinosa, ya que los tres tienen un interés común y diferentes estrategias de poder"


Por: Redacción

Así lo advirtió el periodista y analista político Jorge Joury al ser entrevistado por  “Decisión 96, la política en vivo”, el programa que conduce Fabricio Moschettoni por la FM 96.6 de La Plata. Este es un resúmen de lo que manifestó el entrevistado: 

"Otro dato relevante es que reina incertidumbre sobre el resultado final de la puja entre ambas fuerzas, pero se estima que desembocará en un margen apretado. Mientras oficialismo y oposición especulan con la cantidad de bancas que se proyectarán para los comicios generales, también definen el equilibrio de poder al corazón de cada coalición.En la geografía bonaerense, Lanús, Vicente López, José C. Paz, La Plata, son algunos de los municipios donde el Frente de Todos tendrá internas en el tramo de concejales. Quienes resulten vencedores quedarán posicionados para las elecciones 2023 donde se buscará ganar el municipio. De ese punteo, solo en José C. Paz gobierna el Frente de Todos y la interna fue avalada e impulsada por el intendente Mario Ishii, para conseguir “mayor participación”.

Un dato para destacar es que Juntos por el Cambio presiona al Gobierno para que se adelante a las 21 la difusión de los resultados. En esa dirección, el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, en nombre de la coalición opositora, le hizo un pedido formal al ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. La intención es que a esa hora ya se conozcan los primeros resultados del escrutinio provisorio acorde a lo resuelto por la Justicia Electoral.Otro factor a tener en cuenta es que los movimientos sociales a través de una inversión millonaria harán valer su fortaleza.Desplegarán a 100 mil militantes para darle apoyo logístico al Gobierno.Distribuirán viandas, alcohol en gel, barbijos, facilitarán transporte a los habitantes de barrios carenciados y fiscalizarán en escuelas. La duda general es cuánto pesará la economía en el voto, dado que se llega a las primarias con el menor nivel de empleo registrado respecto de la población total de los últimos 10 años y con el menor poder adquisitivo de la masa de ingresos que conforman salarios, jubilaciones y planes sociales desde 2008.

Frente a este cuadro de situación, el mundo de la política, se prepara para unos comicios donde los duelos más virulentos van a ser los internos. Y no solo en la oposición, que define sus candidaturas de noviembre entre las alternativas que compiten este domingo, sino también en el oficialismo, donde las listas únicas esconden una pulseada por el timón durante la segunda mitad del mandato de Alberto Fernández. Otro dato a tener en cuenta, es que en la madre de todas las batallas, los intendentes serán los garantes para que haya un segundo tiempo de Axel Kicillof en el 2023". 

Este domingo los argentinos además nos encontramos frente al desafío de vencer la apatía reinante, producto de una campaña carente de propuestas y pronunciados excesos en el lenguaje. Cuanto menos menos votos en blanco haya, será mejor para valorar el compromiso ciudadano. Hay que ir a votar y exigir a los políticos ideas nuevas. También es importante no dejarse arriar para no caer en el túnel del tiempo, donde lo que abunda es la mediocridad. Y a los jóvenes, tenemos que decirle que no se vayan, que no se dejen robar el país y que se queden porque los necesitamos para pelear por un futuro mejor.
Pero pese a la veda electoral, hoy no estamos inhibidos de analizar lo que puede ocurrir en la Argentina el día después. Pase lo que pase en una elección que aparece muy peleada, el Frente de Todos, se verá en el desafío de mantener la unidad. Hoy las versiones circulantes plantean posibles cambios estratégicos de ministros antes de las elecciones nacionales del 14 de noviembre.La vicepresidente está preocupada por los eventuales resultados en Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Corrientes y Chubut, y su impacto en la coalición oficialista, la situación económica y la imagen pública del jefe de Estado.
CFK considera que ciertos ministros y secretarios ya han cumplido un ciclo en el Gobierno y cocina sus desplazamientos a fuego lento. El Presidente comparte que se debe ejecutar un cambio Gabinete, pero disiente en los nombres de los posibles eyectados.

La ecuación política del Instituto Patria y la Cámpora es fácil de explicar: si en las PASO se pierden cuatro senadores nacionales, y el triunfo de Victoria Tolosa Paz no es contundente ante Diego Santilli, el Gabinete debería ser maquillado tal vez antes de los comicios del 14 de noviembre.

Alberto Fernández tendría una lista de nombres obvios para reemplazar, pero todavía estudia el momento de una decisión política que estará íntimamente vinculada a los resultados de las PASO. 
Los funcionarios que están en la mira de Cristina son Santiago Cafiero, Felipe Solá, Matías Kulfas, Martín Guzmán, Julio Vitobello y Juan Pablo Biondi.Además, difícil es suponer que la marcha de la economía no sería identificada como uno de los principales motivos de cuestionamiento.Eso dejaría al ministro de Economía Martín Guzmán también a la intemperie y pendiendo de un hilo. Guzmán hoy está en una situación de relativa fragilidad. No sólo en términos de su margen político dentro del Gobierno sino, sobre todo, sobre su capacidad para influir en el rumbo económico, al menos hasta noviembre.Un sector del Gobierno cuestionó que el equilibrio de las cuentas fiscales logrado por el ministro durante el primer semestre, en gran medida es gracias al atraso de las jubilaciones, planes sociales y salarios del sector público, lo cual ha generado tensiones.

Como se recordará, la máxima expresión de esos desencuentros fue el fallido pedido de renuncia del subsecretario de Energía, Federico Basualdo, quien permanece en su cargo con el respaldo del ala dura del kirchnerismo. Ocurrió hace pocos meses, en el marco del también frustrado intento del ministro de aumentar las tarifas de los servicios públicos en un porcentaje similar a la inflación, tal como había prometido cuando presentó el Presupuesto 2021, con el fin de moderar lo que denominó “los subsidios pro-ricos”.

En la mirada del economista Juan Carlos de Pablo, con la actual política económica se está "más cerca de un Rodrigazo que de otra cosa".

Por otra parte, el diagnóstico que manejan desde La Cámpora es concluyente. Creen que  hace falta inyectar más plata en los bolsillos y que hay que ser más rápidos y efectivos en eso. Sin esperar a que “derrame”. Lo que se dice es que “las cuentas tienen que cerrar, pero con la gente adentro. porque hay ciudadanos que estás pasando hambre". El dilema es que eso se logra solo con emisión monetaria y mientras ello ocurra, la inflación será más difícil de controlar.Tampoco se sabe cómo impactará en el voto la seguidilla de papelones, errores no forzados, deslices éticos y transgresiones legales en la que quedó atrapada la figura de Alberto Fernández, por el Olivos Gate y el vacunatorio vip, entre otras cuestiones, lo que obligó al Frente de Todos a concentrarse en el núcleo duro K..

Por el lado de la oposición, Rodriguez Larreta también se juega una carta brava. Todos sus movimientos son acompañados por la sombra de Mauricio Macri. El jefe de Gobierno porteño protagoniza una relación en zigzag con el ex presidente y todavía no puede lograr que se ajuste a su propia agenda electoral. Macri conoce las necesidades políticas de Rodríguez Larreta, y hace poco para acompasar su estrategia personal con las aspiraciones de liderazgo de su exjefe de Gabinete en la Ciudad.

En primer término, los resultados en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires serán el termómetro que marcará la primera incursión de Larreta en la competencia nacional. Si le va bien, podrá argumentar que la elección de 2019 la perdió Mauricio Macri. Si no consigue el resultado que espera, el camino hacia 2023 en Juntos por el Cambio volverá a desorganizarse y deberán buscar otro liderazgo.
Otro dato a poner sobre la mesa es que las elecciones internas de este domingo aparecen como las más competitivas desde que Néstor y Cristina Kirchner idearon el sistema, luego de la derrota en las legislativas del 2009. Ese modelo, sin embargo, no termina de atraer a una sociedad que sigue distante y golpeada por las múltiples y trágicas secuelas de la pandemia. 

Esto hace que no se sepa hacia qué lado se inclinaría el voto.Además pesará también  un universo de 7 millones de jóvenes descontentos con la dirigencia política y otro tanto de desencantados con la gestión. También hay que tener en cuenta que casi dos millones de personas que integraban la clase media, bajaron de categoría frente a la enorme pérdida de poder adquisitivo.Entre otras cuestiones, habrá que poner los ojos en el ausentismo. El caso Corrientes que arrojó un 10% de deserciones, disparó las alarmas en que la situación se repita en otras provincias   Y otro de los enigmas será hacia dónde irá el voto de 450 mil adultos mayores, castigados en gran parte por el ajuste en las jubilaciones. El que viene será un domingo largo y recién a las 23 se empezarán a conocer los primeros datos provisorios del escrutinio. Probablemente las certezas asomen sobre la madrugada del lunes.

El oficialismo enfrenta listas de candidatos distintos en 6 de los 24 distritos. Dos de ellos de gran peso electoral como  Santa Fe y Tucumán. La oposición de Juntos por el Cambio tendrá internas en 17 provincias. Incluso en llas dos principales, desde la óptica electoral como la provincia de Buenos Aires y la Ciudad.
El único comentario coincidente tanto en el oficialismo como en la oposición, es que la apatía y la bronca podrían dominar cualquier escenario"
, finalizó el analista..
   

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias