martes 19 de octubre de 2021 - Edición Nº2035
Impulsobaires » Politica » 21 sep 2021

Contrapoder

El gran desafío de los nuevos guardianes de Kicillof, para evitar otro tsunami en las Paso

El Gobierno puso en marcha una primavera justicialista anticipada, con un gabinete electoralista en la Nación.Pero Cristina Kirchner mira a la Provincia de Buenos Aires, donde quiere una red de pescadores para salir al rescate de los votos perdidos. El territorio bonaerense nuevamente será el centro de todas las miradas, La orden es recuperar dos millones de votos. La opaca gestión del gobernador Axell Kicillof, acompañado por un gabinete sin territorialidad, dejó a la intemperie una gruesa falla estratégica. Hizo que Cristina Kirchner tomara el toro por las astas y mandará a su hijo Máximo como virtual interventor del territorio donde ella tiene su mayor fortaleza política.


Por: Jorge Joury

El plan es tratar de revertir el resultado electoral de las PASO “de abajo para arriba”. A la inversa de lo que sucede en las elecciones generales, cuando la figura de un candidato a presidente arrastra el resto de las boletas, el Frente de Todos quiere hacer foco en la territorialidad para obtener el “voto ascendente”.

La llegada de Martín Insaurralde, no es la de un jefe comunal más. El lomense no solo está al frente de un grupo de alcaldes de peso sino que también es la representación de que los intendentes puedan sentirse parte de la gestión, algo que faltaba. 

Además, para el Ejecutivo significa poner bajo su órbita a todos los ministros. Forma parte de un estilo nás conciliador y menos confrontativo del que carecía su antecesor, Carlos Bianco.

De aquí en más, los intendentes serán los encargados de desarrollar el músculo electoral. Los alcaldes estaban cansados de pedir una pata en el gabinete bonaerense. Se sentían en parte, los dueños de la victoria por más de 20 puntos sobre María Eugenia Vidal lograda en el 2019.

Sufrían una suerte de ninguneo durante gran parte de la gestión bonaerense y ahora aterrizan como "salvadores", en calidad de guardianes del territorio. Algunos sostienen por lo bajo que el gobernador estaba rodeado por "un Gabinete de amigos del Nacional Buenos Aires, donde Kicillof sumó como ministros a personas de su estrecha confianza, la mayoría de procedencia escolar y universitaria afín a su formación.

En ese contexto, no alcanzó la mano de la dirigente Teresa García, ungida como ministra de Gobierno,  que asomaba como la pata con anclaje político bonaerense, junto al titular de Justicia, el ex intendente de La Plata, Julio Alak. 

De aquí en más, María Cristina Rodríguez, la nueva titular de la cartera de Gobierno, sobrina nieta de Eva Perón, será la contenedora de los alcaldes. Tiene mejor llegada a los alcaldes y lo demostró durante la gestión de Daniel Scioli. Se la respeta por considerarla una "peronista pura", receptiva de las inquietudes de los alcaldes.

Leonardo Nardini, quien se desempeñaba como intendente de Malvinas Argentinas, y ahora toma el comando del Ministerio de Infraestructura, es un joven camporista. En su momento destronó en su distrito, a Jesús Cariglino, uno de los históricos barones del conurbano, que nunca pudo reponerse del golpe y terminó pasándose al macrismo.

"Obras hay muchas pero los expedientes están pisados por la burocracia. Hay que destrabarlas cuanto antes y ponerlas en marcha porque no hay tiempo", reveló una fuente cercana a Nardini.

En cuanto a Martín Insaurralde, el lord mayor de Lomas de Zamora, fue una pieza clave para allanar el camino a Máximo Kirchner al PJ bonaerense, cuya titularidad asumirá en diciembre. Además, en su distrito ganó ampliamente y es una de las joyas del peronismo en la tercera sección electoral. Se ubica detrás de La Matanza, con más de 9 millones de electores. 

"No creo que 50 días alcancen, pero los intendentes seguramente van a atenuar los daños. Ellos saben como llegar rápidamente con ayuda al corazón de los barrios. Conocen el territorio palmo a palmo. Y esta vez no sólo intentarán salvar sus mayorías en los CD, sino que tratarán de garantizar la supervivencia del Gobierno", dijo un veterano veterano cacique de la Tercera que peina canas en las batallas eleccionarias.

Por orden de su madre, Máximo dejó de ser nomás el articulador político y tomó decisiones directamente vinculadas a la organización de la gestión. Ahora la mano derecha de Máximo, será Insaurralde, quien reemplaza al conductor del Clío Carlos Bianco, el mejor amigo del gobernador. 

El intendente de Lomas de Zamora no solo ya es un curtido dirigente bonaerense, con dos mandatos en ese populoso municipio, sino que se transformó en un socio político del hijo de Cristina. De Insaurralde fue la idea de que Máximo Kirchner fuera por la conducción del PJ bonaerense, hecho político que resultó traumático pues generó el "amotinamiento" de otro jefe comunal, como es Fernando Gray, de Esteban Echeverría, quien no se rindió y ofreció resistencia para que el jefe de La Cámpora asumiera como jefe pejotista bonaerense.

Además, Insaurralde y Sergio Massa son interlocutores políticos de peso e influencia para Máximo Kirchner.

Junto a otros caciques, como Mariano Cascallares de Almirante Brown, lideraron las charlas para el recambio en el Gabinete provincial. Por eso, Kicillof mantuvo tres reuniones con jefes comunales: tras la derrota. Se vio en un encuentro con los de la primera sección electoral y en otro con los de la tercera -la más populosa- y los del interior.

Como primer golpe de efecto mediático y para dejar atrás los escombros de la crisis institucional que generó, el Gobierno retomará mañana la campaña y convocó a la militancia al conurbano. El lugar en donde se pondrá con toda su potencia nuevamente el aparato proselitista será en José C. Paz, municipio donde el oficialismo cosechó el mejor resultado en las PASO.

La excusa del Frente de Todos será la inauguración de la Facultad de Medicina, un acto que ya empezaron a criticar sectores de la dirigencia opositora y estudiantes, ya que la presencialidad en las universidades todavía no volvió.

Simultáneamente, desde el gobierno bonaerense ya están diseñando programas y medidas que acompañen y redunden en más plata en el bolsillo. “Hoy tenemos que tener el eje puesto en la reactivación”, dijo Kicillof y adelantó que aunque “en una dimensión menor” que en la Nación, la provincia va a hacer anuncios en los próximos días que “tienen que ver con una aceleración del gasto vinculado a condiciones de vida”. ¿Alcanzará para cambiar el mal humor social?. La moneda está en el aire.

 *Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la Universidad Nacional de La Plata. El 22 de noviembre de 2017, el Concejo Deliberante de La Plata lo declaró "personalidad destacada en el periodismo".
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias