miércoles 01 de diciembre de 2021 - Edición Nº2078
Impulsobaires » Politica » 27 sep 2021

Análisis

"Dudas sobre la continuidad de Berni, con intendentes que van por todo", señaló Jorge Joury por FM 98.9 de Pinamar

"Hay quienes dicen que el futuro de Sergio Berni en el gabinete de Kicillof tiene fecha de vencimiento y que los intendentes están dispuestos a jugar con todo, a diferencia de la elección anterior, Martín Insaurralde será jefe de campaña del Frente de Todos". Así comenzó su análisis de los lunes el periodista Jorge Joury, en el programa " A las cosas por su nombre", que conduce Hugo Manzo con la operación técnica de Roberto Monges, por la FM Coast 98,9 de Pinamar.


Por: Redacción

El analista político, a renglón seguido dijo: "la idea es hacer un trabajo de campo y 'distritalizar' la elección. Tras la crisis política y los cambios obligados en los gabinetes de Alberto Fernández y de Axel Kicillof, el objetivo de la coalición gobernante está puesto hoy en conseguir al menos los 360 mil votos que la separan de Juntos por el Cambio en la Provincia, el distrito electoral más importante del país".

Joury también acotó que de aquí a noviembre el Gobierno invertirá 150 mil millones de pesos en anuncios económicos que se seguirán conociendo en las próximas horas.

El periodista comparó con un partido de fútbol lo que resta por venir en materia electoral: " Acá se jugó solo un tiempo que terminó 3-0. Falta el segundo. El resultado es difícil de remontar, pero no imposible, porque el rival es de temer y apelará a todo para igualar o ganar el partido, entre otras cosas repartir más de 150 mil millones de pesos en beneficios para la población. Los intendentes esta vez jugarán con todo y van a ir a buscar votantes a los barrios, además de repartir todo tipo de dádivas como estamos viendo. También se juega la re-re elección de muchos alcaldes, que ya encontraron un resquicio legal para perpetuarse en el poder. El futuro de Cristina Kirchner, también está sobre el tapete, porque si la derrota se repite con cifras aún más abultadas, los jueces podrían activar las causas que están en curso y ponerla contra las cuerdas", aclaró el analista.

Más conceptos de Jorge Joury

"Insaurralde, el flamante jefe de Gabinete de Kicillof será el encargado de definir la estrategia para evitar cortocircuitos que alejen al votante, como las recientes expresiones de Mario Ishii contra los medios y Daniel Gollán que volvió a traer a primer plano la foto del Olivos gate con la desafortunada frase de la "platita". Una de las claves del plan que se definió es que haya menos presencia de discurso nacional.
Mientras tanto, las primeras espadas de la Casa Rosada analizan poner en marcha una campaña corta. Los actos van a quedar para el final, y el éxito que se muestre va a depender de la gestión previa. En el Gobierno adelantaron que sí está previsto un “super anuncio de gestión” nacional, sin dar mayores detalles. Habrá  conversaciones en las próximas horas sobre cómo encarar esa jornada, adelantaron las fuentes. Simultáneamente, los que creen que el proceso de cambios en el gabinete del gobernador Axel Kicillof se ha agotado, se equivocan. Los intendentes, con la venia de Máximo Kirchner van por más. Hay quienes dicen que los días de Segio Berni al mando del ministerio de Seguridad bonaerense, están contados. En las versiones circulan por estas horas, el Jefe de Gabinete Martín Insaurralde incorporaría otro intendente de la Tercera Sección. La pregunta que se hacen muchos por los pasillos de la gobernación es : ¿Regresará Alejandro Granados al Ministerio de Seguridad?.
Se trata de una especulación que se alimenta por el estrecho  vínculo que mantiene el ex intendente de Lomas de Zamora con el caudillo de Ezeiza. Pero también por la tensa relación de Insaurralde con Sergio Berni y el resto de los alcaldes bonaerenses que siempre vieron en Berni una piedra en el zapato. El ministro cumplió con la instrucción de Kicillof y tiene presentada la renuncia. Berni pasó a la disidencia cuando le impidieron competir en las PASO de la Segunda Sección. En versiones que el oficialismo no acredita, Berni se sorprendió al encontrar a Aníbal Fernández en la antesala del despacho de Cristina el 28 de julio.
Había pactado con ella una audiencia para analizar el cierre de listas del día 24. Hasta ahora evitó polemizar con el nuevo funcionario. Aníbal se pronunció contra las pistolas Táser cuyo uso promueve Berni. Manzur podría colaborar en alisar algunos caminos a Fernández. 
Los intendentes han pasado a ser jugadores estratégicos en el gabinete de Kicillof. Serán los que irán a pasar el rastrillo por los barrios para atraer votantes. Los remiseros y taxistas estarán de parabienes, ya que se habla que se les pagará hasta 5 mil pesos para entrar y salir de zonas donde hay calles de tierra.
También es insistente el rumor del desplazamiento de Fernando “El Chino” Navarro del gobierno. El Movimiento Evita es sospechado de alentar las protestas de otros movimientos sociales opuestos al oficialismo a través de Emilio Pérsico.
El desguazamiento del gobierno de Kicillof no se detendría en la sustitución de Insaurralde por Carlos Bianco ni la de Agustín Simone por el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, en el Ministerio de Infraestructura. Augusto Costa sería la próxima víctima. El ministerio de la Producción sería reducido. Perdería Cultura y Deportes, la base de otro ministerio que ya rechazó Gustavo Menéndez. El intendente de Merlo ganó las PASO. Igual que Ariel Sujarchuk. El intendente de Escobar es otro candidato al cargo. ¿El Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable (OPDS) se convertiría en Ministerio de Medio Ambiente con la diputada nacional Daniela Vilar? Habladurías. Probablemente inspiradas en el clima de tensión en la jura de los nuevos funcionarios en el Teatro Argentino. El discurso de Kicillof duró apenas tres minutos.
El gobernador solicitó la renuncia a sus ministros como respuesta a la versión que dejó trascender la Casa Rosada la madrugada de la derrota: por qué se exigía la de funcionarios del gobierno nacional y no las del bonaerense. Cristina estuvo detrás de las dos iniciativas. Comenzó a capitalizar el gesto de Kicillof después de obtener el del presidente. El gobernador careció de margen para resistir la embestida de Insaurralde, en alianza con Máximo Kirchner.
Insaurralde ganó peso cuando acompañó al recambio dirigencial de Cristina a través de La Cámpora y propuso a Máximo para presidir el PJ
"

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias