miércoles 01 de diciembre de 2021 - Edición Nº2078
Impulsobaires » La Plata » 3 oct 2021

La semana que pasó

Panorama Político: bandera de largada para la campaña, y una agenda caliente para los tiempos que vienen

Comenzó formalmente la campaña electoral hacia las elecciones legislativas del año próximo. Las PASO ya marcaron el rumbo y las principales consultoras que estudian la opinión pública no advierten el efecto “dar vuelta” un resultado tal como busca el oficialismo, sino más bien una profundización de los guarismos de las primarias. Pero más allá de la fiesta democrática representada en una urna, la agenda urgente de la producción y el empleo exige a todos los sectores ideas claras y sentido común. ¿Pensamos juntos?.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires Twitter @FMoschettoni

Comenzó formalmente la campaña electoral después del conteo oficial que no hizo otra cosa que corroborar el resultado provisorio que mostró la elección PASO en la que se mostró a la oposición de “Juntos” triunfante por alrededor de cinco puntos en la Provincia, y unos doce puntos en la Ciudad.

Así es que pasó por la región el jefe del bloque de diputados kirchneristas, Máximo Kirchner, y lo hizo desde la Ensenada de Mario Secco dando un fuerte discurso para motivar a la tropa “K” de la región y cargando directamente contra “Juntos” con palos primero a Diego Santilli, el triunfante candidato de las primarias, y luego directamente tiró un misil sobre el presidencial alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta: "en 2009 tuvimos una pandemia menor que está. También tuvimos un colorado del otro lado (Francisco de Narváez). Hoy tenemos algo que no teníamos en ese momento, las PASO. Podemos revertir lo que no pudo Néstor. Pero eso no va a pasar porque yo le diga acá arriba, sino porque ustedes lo van a militar barrio por barrio", destacó.

Máximo Kirchner sostuvo que "no es una casualidad" que en la Ciudad de Buenos Aires se hayan votado jefes de Gobierno "con una mirada de unas pocas manzanas donde viven y trabajan para someter al pueblo argentino a una lógica de un sistema financiero".

"¿Ustedes quieren como presidente a otro jefe de gobierno porteño que no entiende lo que le pasa a su país? ¿Quieren que vuelva Mauricio Macri, María Eugenia Vidal? ¿Quieren los tarifazos? Entonces dejemos todo y pongamos lo mejor de nosotros para poner a la Argentina de pie. A trabajar, a marchar y a construir una victoria", sostuvo.

El oficialismo nacional y provincial cree que la elección la puede dar vuelta apelando a la clásica fórmula populista de distribuir bienes y favores a mansalva, pero uno de los problemas inesperados para sus laboratorios es que se quebró la relación con los sectores de menores recursos, los desposeídos de casi todo, los que antes acompañaban sin dudarlo pero ahora parecen expresarse desde el hartazgo. Y esa es una señal no solo para el Frente de Todos sino para todo el sistema político.

Desde la vereda de “Juntos” el viernes visitó la Ciudad Rodríguez Larreta y Santilli los que se encontraron con el intendente Julio Garro y recorrieron comercios de Los Hornos y City Bell buscando mucho contacto “cara a cara” con los vecinos. Hubo largas charlas y se centraron en la problemática de los emprendedores.

“Estamos muy contentos de recibir a Diego y a Horacio y arrancar juntos esta nueva etapa de cara al 14 de noviembre. Hoy estuvimos reunidos con emprendedores y comerciantes, escuchando lo que tienen para decirnos. Nuestra prioridad sigue siendo la misma: seguir en la calle, cerca de la gente, contando nuestras propuestas y, sobre todo, escuchando lo que cada vecino tiene para decirnos. Hay un solo camino para salir adelante y es juntos”, dijo Garro.

“La pandemia ya empieza a quedar atrás y hay que trabajar en recuperar lo que se perdió. En La Plata estamos impulsando la reactivación económica y la creación de empleo a través de nuestro plan La Plata ReActiva, que está funcionando hace unos meses y ya comienza a dar buenos resultados”, agregó para subrayar: “ese es el camino que queremos emprender con Diego en la provincia, el de un Estado que apoye y acompañe a los privados: los comercios, las pymes, las empresas y todos los emprendedores con ganas de crecer. Ellos son los protagonistas de la recuperación”.

Por su parte, Santilli sostuvo: “una vez más en La Plata, acompañando al intendente a quien los vecinos le valoran mucho su gestión” y agregó: “la clave es recorrer, entender, escuchar y plantear soluciones”.

“Les pedimos a todos los platenses que este 14 de noviembre vayan a votar con la esperanza, por más trabajo, más seguridad, por más educación que es lo que queremos los argentinos y los bonaerenses para nuestro futuro”, concluyó.

Mientras tanto, en “Juntos” parecen que se calmaron las aguas agitadas post PASO y este sábado salieron fuerte amarillos, radicales, vecinalistas, socialistas, peronistas y GEN a colocar mesas de difusión y motorizar caminatas.

Entre los alfiles del postulante a diputado nacional radical, Facundo Manes, el referente Pablo Nicoletti dijo a nuestro ciclo radial, “Decisión 96, la política en vivo” por Radio 96.7, que: “estamos trabajando muy bien porque se conformó una mesa de Juntos en La Plata. El radicalismo hizo una buena elección en la Ciudad a partir de la unidad, y además pienso que las PASO fueron una decisión acertada porque nos dio volumen político para el frente. La sumatoria de ambas expresiones política nos dieron la posibilidad de ganar al Frente de Todos y hoy dejarnos muy bien perfilados para volver a hacerlo el 14 de noviembre. Ahora la campaña arrancó y ya estamos trabajando con mesas en distintos puntos de la Ciudad y los barrios. Ayer (por el viernes) estuvieron Santilli y Rodríguez Larreta con candidatos del Pro y radicales, así que estamos trabajando para que la gente nos acompañe”. Y ratificando esa expresión de trabajo en conjunto, durante el sábado se las vio liderando una de las caminatas a la postulante a diputada provincial “garrista” Julieta Quintero codo a codo con la candidata a concejal radical, Manuela Forneris, una joven militante que los “boinas blanca” pueden mostrar como renovación partidaria.

La elección local, con Juntos cerca del 44% y el Frente de Todos arribando al 33% no parecería tener demasiadas sorpresas de achicamiento de diferencia, sino que al revés porque la mayoría de los estudiosos de opinión pública empiezan a ubicar al “garrismo” por encima del 50%.

En el medio de esa enorme polarización, fuerzas con “Avanza Libertad”, que lidera el economista José Luis Espert e integra la diputada platense Carolina Píparo, lanzaron también la campaña desde La Plata, pero salen desde un muy frío 4% que todo parece indicar que gran parte de esos votos terminarán aspirados por “Juntos” por haber sido la fuerza que quebró en el primer tiempo al Frente de Todos y que además necesita de mayor volumen en noviembre a efectos de truncar con el objetivo kirchnerista de revertir el primer test.

Los “randazzistas”, con similar volumen que “Avanza Libertad”, también padecen del mismo problema y les costará contener a parte de su electorado que posiblemente en noviembre jueguen sus fichas a ganador y no tanto a ser parte de un testimonio.

No hay tiempo que perder: el abismo puede estar cerca si no despertamos a tiempo

Esta coyuntura electoral bien vale una reflexión, o por lo menos algunos párrafos que permitan advertir con más certidumbre la coyuntura, pero sobre todo los tormentosos tiempos futuros. 

Si se confirma la voluntad del electorado, “Juntos” terminará triunfando en esta legislativa. Esa situación exige prudencia extrema a la clase dirigencial pero también la imaginación suficiente como para llevar previsibilidad y preparar las bases del 2023 con ideas claras y realizables, apuntando a la recuperación de una economía que está destrozada y hundiendo a cada momento a miles de argentinos a la pobreza extrema, además de protagonizar un verdadero “pymecidio”.

Los argentinos debemos ser exigentes hacia todos los sectores que gobiernan y que gobernarán en el futuro para que digan claramente cómo van a actuar para que haya un resurgimiento. ¿Están dispuestos a hacerlo?.

El jueves el INDEC publicó el informe con los estimadores de la pobreza e indigencia del primer semestre de 2021correspondiente a los 31 conglomerados urbanos.

En el total, las cifras de la vergüenza dicen que el porcentaje de hogares por debajo de la línea de la pobreza fue del 31.2%, y en ellos residen el 40.6% de las personas. Eso representa, además, que el 8.2% de los hogares está por debajo de la línea de la pobreza y que en ellos viven el 10.7% de las personas en esa situación. O sea que 11.726.794 personas viven por debajo de la línea de la pobreza, pero más grave aún es que 3.087.427 personas son indigentes.

Para el conglomerado del Gran La Plata las personas consideradas pobres son 374.596 y los indigentes son 121.834. 

Esos números fríos demuestran que tal y como venimos hemos fracasado como sociedad, y la principal causa del fracaso está en regímenes populistas que solo instrumentan políticas para sustentarse en el poder sin pensar en el desarrollo, o sea que desestiman atacar las verdaderas causas de la fragmentación social para trabajar sobre ellas.

Desde el “bombero piromaníaco”, consideración con la que algunos bautizaron al primer Juan Perón por decir que él agitaba algunos problemas de la clase obrera para después llegar con la solución, el populismo siempre trabajó de esa manera, al borde del precipicio. El populismo no nació con Perón porque el mismo Hipólito Yrigoyen lo practicó en su momento. Ser populista es una opción, es un camino y muchos están convencidos de él, y enfrentar esa idea es otra opción, pero en estas latitudes pocos están dispuestos a un sacrificio personal del tiempo que le toca vivir para asegurar generaciones del futuro. De todos modos los ejemplos anteriores tenían que ver con otros contextos mundiales, para bien o para mal.

Un ejemplo descriptivo de la manipulación de la economía de manera irresponsable por parte de los ciclos populistas lo constituye el maltrato a las pymes. Entre el 2018 y marzo de este año se perdieron 550.000 puestos de trabajos formales en los segmentos pymes y fue el desencadenante de un desmoronamiento del sector que comenzó una década antes.

Mario Casasco es director ejecutivo del Centro de Desarrollo Pyme de la Universidad del CEMA (UCEMA), y este sábado en un diálogo que mantuvimos en nuestro ciclo “Decisión 96”, dijo, entre otras cosas que desde el sector se vivió “una verdadera catástrofe”, y que por ejemplo desde el 2008 a la fecha no hay crecimiento sobre cantidad de empresas de ese rango. Además, actualmente hay 520.000 empresas inscriptas en AFIP, y de ese total hay 510.000 con menos de cien empleados o sea más del 90% de las firmas formales en Argentina son pymes. Ese volumen es el mismo que en 2008 a pesar de un crecimiento poblacional del 15%.

“Entre 2018 y 2019 se perdieron 11 mil pymes, y en 2020 se perdieron 22.500 pymes, y ahora se desaceleró porque la economía se empezó a abrir pero todavía tenemos una caída en el año de aproximadamente tres mil pymes”, dijo el empresario.

Ese paquete de pymes del país genera el 51% de la demanda laborar existente.

Los problemas del sector son clásicos e históricos, pero parecen agravarse con el tiempo, y la falta de financiamiento, la perimida legislación laboral y la falta de un horizonte claro que no da previsibilidad son lo que más las afecta.

En La Plata, por ejemplo, hace unos meses que se está buscando dar una vuelta de página con cierto éxito, y así apostar con fuerza al sector turístico como uno de los nuevos movilizadores de la economía.
Desde hace casi dos años con la gestión del empresario Daniel Loyola frente al Ente Turístico de la Municipalidad se empezaron a vislumbrar algunos signos positivos, y eso además ratifica una decisión política local de abrir la Ciudad a las inversiones que manifestó la gestión del intendente Julio Garro y por la cual se contabilizan unos cuantos emprendimientos hoteleros de primera línea con varios millones de dólares de inversión que ya se concretaron.

En ese marco, Loyola dijo en “Decisión 96” que “hemos consolidado el equipo de Ematur con capacitaciones en todos los sentidos. Estamos ofreciendo circuitos turísticos al aire libre con mucho éxito, el primer circuito de la Memoria como ícono que nos identifica en la historia de la Ciudad, nos acompañó todo el arco político del Concejo Deliberante, y está en marcha el Consejo Consultivo desde donde se consolidaron actividades prácticas y concretas como la de posicionar un bus”.

De esa forma de refirió a la puesta en funcionamiento del primer bus turístico que une las dos capitales: Buenos Aires y La Plata.

En rigor, Loyola articuló un esquema de trabajo facilitado por las buenas relaciones entre el gobierno porteño y el local, y así comienzan los intercambios: “hemos logrado que en sus páginas de internet CABA nos ubique como destinos, así que no solo sus visitantes podrán ir a Tigre o a San Isidro sino también a nuestra ciudad”.

En los últimos tiempos La Plata se posicionó como primer destino bonaerense para la realización de eventos profesionales y esa performance es la que quiere consolidar la gestión turística.

En ese ambiente de colaboración entre las dos capitales también hay un largo camino que vienen realizando el ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, y su par platense, Martiniano Ferrer, y que además engloba a las principales capitales de otras provincias del país con la intención de armar una fuerte red de intercambio que destacan a industrias culturales también como movilizadoras. El primero, a pedido de Rodríguez Larreta, y el segundo, motivado por Garro, buscan la concreción de un modelo federal de industrias culturales que representen creación de empleos genuinos y aporten al crecimiento de las regiones del país. 

Y otra buena: Loyola aseguró que en la ciudad durante la pandemia no cayó ningún hotel y eso se observa como un verdadero logro del trabajo mancomunado entre Estado local, empresarios y sindicatos.
Además, ahora la apuesta estará también con la oferta gastronómica para así cerrar el circuito de reposicionamiento local con el turismo como movilizador de la economía.

Con ese ritmo, La Plata necesita afinar y profesionalizar más el área de Producción local, y acoplarla a ese buen norte encontrado por el desarrollo turístico y el de industrias culturales. Aún falta lograr que lleguen emprendedores privados del sector de servucción, la industria del conocimiento que moviliza desde pequeños nucleos profesionales hasta enormes corporaciones y que el año pasado en CABA facturó alrededor de US$ 7.000 M, transformándose en el 96% del comercio exterior de ese distrito en materia de exportación de servicios profesionales y otros.

Desde esta columna vamos a ir realizando, domingo tras domingo, algunos aportes para mejorar las políticas productivas de la Ciudad, o al menos para contener una agenda de debate que es enorme, amplia y posible de concretar.

La agenda de las grandes transformaciones que vienen

Argentina está a la puerta de tener índices inflacionarios mayores a los conocidos en la actualidad como producto de un abuso sistemático de la emisión monetaria de los últimos tiempos con fines políticos, y eso terminará agravando el marco descripto al principio de esta segunda parte del Panorama. Hay quienes hablan de una réplica del “Rodrigazo”, cuando en 1975 se dispararon variables como el tipo de cambio o se atrasaron demasiado las tarifas de servicios públicos como en la actualidad, e incluso otros, como el economista Roberto Cachanosky, le agregan a ese fenómeno un efecto Plan Primavera que se vivió en la destructiva época de la economía alfonsinista, y dice que ambas caracterizaciones podrían ser más leves: “la crisis que viene se combina con la del Rodrigazo y la del Plan Primavera, con menor intensidad ambas", dijo concretamente en declaraciones periodísticas.

Más inflación significa mayor pobreza estructural y además menores inversiones.

Es imperioso que tanto el actual oficialismo como la oposición que buscará ser gobierno en 2023, digan con claridad qué piensan hacer en los próximos tiempos con tres ítems fundamentales: reforma del sistema previsional, reforma impositiva y reforma laboral. Además, es estratégico saber la política monetaria que tienen previsto para los próximos tiempos dado que nuestro país no tiene un “peso” sino un símil que solamente es un billete producto de papel que parece una falsificación de curso legal. El “peso” en un país representa su potencial económico, y en Argentina esa representación está ausente.

También, quienes quieran gobernar en el futuro próximo van a tener que decir de cara a la gente cómo van a reducir el gasto público obsoleto, o utilizado exclusivamente para arreglos políticos partidistas y que generan un hueco en las cuentas públicas fenomenal. Por su parte se necesitará mayor calidad en la administración pública por lo que se espera una verdadera reforma que pueda incorporar mejores cuadros y para eso un día la administración pública tendrá que tener mejores sueldos que la hagan atractiva, aunque una enorme cantidad menos de casilleros en los organigramas.

Hasta el próximo domingo
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias