jueves 02 de diciembre de 2021 - Edición Nº2079
Impulsobaires » Podcast » 17 oct 2021

Una mirada histórica

El 17 de octubre y la irrupción de Perón analizado por Diego Barovero

El vicerrector del Colegio Nacional Buenos Aires y titular del Instituto Yrigoyeneano, profesor Diego Barovero, habló en Decisión 96, la política en vivo, por Radio 96.7 de los orígenes del peronismo y el 17 de octubre de 1945.


Por: Redacción


Pueden escuchar a Diego Barovero con Eduardo Lazzari en “Cazadores de historias”, los martes a las 11 AM por FM Cultura 97.9 de CABA o por internet.

En diálogo con Fabricio Moschettoni, dijo el profesor Diego Barovero: “la fecha 17 de octubre es una partición de aguas en la historia contemporánea de Argentina, pero las cosas no suceden solamente por generación espontánea, sino que son consecuencia de procesos históricos”.

“Argentina entre los años 30 y 40 atraviesa unas circunstancias económicas, políticas y sociales muy diferentes inserto nuestro país en esa tormenta del mundo, la Segunda Guerra Mundial, el auge de las potencias gobernadas por regímenes totalitarios que pusieron un poco en vilo la humanidad en todo sentido, y también tuvo influencia más allá de lo que es continental. Si bien la guerra empieza en Europa trasciende y se convierte en una guerra mundial, se libra en territorio europeo pero también se extiende al Océano Pacífico con la intervención de Japón y Estados Unidos”, dijo.

“Acá en Argentina una situación particular que unifica el clima político de la década del 30 y parte del 40 y ahí se vive en un esquema económico muy ligado a la dependencia de nuestra economía como es el comercio internacional fundamentalmente con Gran Bretaña, el comercio de granos y carne y políticamente tenemos el problema de un régimen de tipo conservador y oligárquico con una democracia debilitada, atenuada, con un sistema constitucional basado por elecciones fraudulentas, sin respeto por la soberanía popular, y eso va mellando el ánimo social con respecto al sistema político argentino poniéndolo en tela de juicio. A finales de la década de los 40 se provocan tres muertes de líderes políticos que protagonizaron la década del treinta: Marcelo T. de Alvear, Marcelino Ortíz, y Agustín P. Justo, los tres ex presidentes de la República y tres líderes de las posiciones políticas importantes. Esa generación no logra otra que la suplante”.

“Pero hay un clima social de efervescencia, algo que está muriendo y otra cosa que no termina de  nacer. Eso se notará en los años 1941, 1942 y 1943. El 4 de junio del 43 es el golpe de estado de las fuerzas militares que deponen al gobierno constitucional fraudulento del presidente (Ramón) Castillo y se inicia una nueva era, y la sociedad la vive con otra expectativa, pero es una sociedad en proceso de cambio”, indicó.

“Yo recomiendo mucho leer el magnífico libro “1943 el fin de la Argentina liberal y el origen de la Argentina peronista”, de María Sáenz Quesada. Ahí está explicado todo lo que vivió Argentina ese año, lo previo y posterior que cambió para siempre el proceso histórico argentino. Ahí empezó otra historia”, sugirió.

Sobre lo sucedido el 16 de octubre, o sea un día antes del 17, y la conformación del sindicalismo y su influencia, en virtud de los aportes que siempre hace el reconocido sociólogo y estudioso sobre la temática, Juan Carlos Torre, dijo: “los sindicatos que desde 1930 están coaligados en una CGT, una organización que nuclea organizaciones y ahí hay otro actor: el movimiento obrero organizado. En ese gobierno de facto en donde un coronel llamado Juan Domingo Perón primero como Director Nacional de Trabajo y después como Secretario de Trabajo y Previsión desarrolla una acción positiva en el sentido de ordenar normativas sociales y laborales que empiezan a suplir falencias que el sistema económico venía dejando por lo cual el movimiento obrero percibe que ahí había un espacio en donde hay un liderazgo que empieza a crecer y canaliza las demandas del sector obrero. En se momento la Argentina era más industrial y no agraria, era una sociedad organizada de otra manera. La clase política no termina de comprender los cambios de la sociedad”.

“Ahí Perón tuvo gran astucia. Ese 17 de octubre es un momento muy importante porque casi que termina siendo una casualidad. Días antes Perón estaba para irse a su casa, casarse con Eva Durate y retirarse a un campo en Chubut a vivir en un exilio porque él estaba preso en Martín García, había algún tufillo sobre que se podía armar una movilización reclamando por su libertad pero no tenía el apoyo de las fuerzas armadas. O sea, el 16 de octubre Perón tenía dos caminos, o seguía preso o lo largaban y se iba a su casa y no hacía más política. Eso es lo importante de por qué una jornada en unas horas puede ser determinante en una situación histórica en un determinado momento”. describió.

Sobre la oposición democrática de ese momento y el pedido de que el gobierno militar pase a la Corte Suprema, dijo: “no entendieron nada, no entendieron el momento, pidieron el gobierno para la Corte a las fuerzas armadas que tenían el gobierno y el poder de fuego. Si la oposición democrática entendía ese proceso a lo mejor Perón se hubiese convertido en un coronel retirado en el sur patagónico, y hubiese cambiado la historia. No lo entendieron los conservadores ni los radicales, ni la izquierda”.

Acerca de la polémica histórica sobre la supuesta influencia del fascismo italiano sobre Perón luego de una visita que el entonces coronel hizo a Europa, dijo: “es importante la pregunta y hablar del tema. No vamos a caer en el reduccionismo de que Perón se formó en el fascismo. Perón observa desde una posición privilegiada el momento del apogeo del fascismo mussoliniano previo a la Segunda Guerra Mundial. Perón no ve la caída del fascismo sino el fascismo en ascenso y Perón era un hombre formado, un intelectual de las fuerzas armadas, tal vez el más brillante del Siglo XX, pero sin lugar a dudas es un militar, y un militar es un hombre de orden. Lo que él observa en la Italia de ese momento frente al espectáculo que brinda la democracia argentina entre comillas con el fraude, en el falseamiento electoral, en la lucha de fascionalismos, eso a Perón le hace un clic en la cabeza, y no es que importa un modelo extranjero sino que crea una nueva modalidad de organización”.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias