sábado 25 de junio de 2022 - Edición Nº2284
Impulsobaires » La Plata » 3 nov 2021

Un escándalo

Vecinos de Villa Elisa están que arden por presunto empuje de candidatos del Frente de Todos a tomadores de tierras

Las tomas de tierra son un verdadero escándalo, pero más aún cuando hay un guiño desde sectores políticos en donde se hacen enmarques sociológicos complejos, pero que en definitiva terminan poniendo en jaque a la propiedad privada.


Por: Redacción

Uno de los defensores de quitar el tilde de “delito” a las tomas de tierra es Luis Arias, es juez y candidato a concejal por el Frente de Todos. Ya en el pasado dijo que algunas no son delito, pero sin embargo del lado que se las mire son un avasallamiento a la propiedad privada, e incluso siempre está la sospecha de que muchas de las personas que son impulsadas a tomar tierras son instrumentos de punteros o de negociadores inmobiliarios.

Ahora, vecinos de la zona de Villa Elisa están en alerta cuando una treintena de personas buscaron usurpar un terreno en la zona de 426 y 137 de esa localidad.

Y desde allí se observa a presuntos avales desde el kirchnerismo. En realidad el pasado también los condena por las declaraciones en donde siempre se interpone la cuestión sociológica, que en definitiva es abstracta, por sobre la propiedad privada.

“El kirchnerismo está buscando sumar votos y movilizan a punteros políticos con promesas de entregarles tierras a cambio del apoyo político para la elección”, advirtieron desde el Frente Juntos de La Plata, donde ya anticiparon que se iniciarán acciones legales para que se investigue la posible complicidad de dirigentes del Frente de Todos detrás de las usurpaciones.

 Al mismo tiempo recordaron que Luis Arias, el candidato a primer concejal de la lista ya respaldó las usurpaciones de Abasto en 2015, cuando junto al vicegobernador Gabriel Mariotto, avanzaron con la expropiación de terrenos privados para entregarle lotes a las organizaciones sociales.

Una situación similar había ocurrido en Los Hornos, el ex Club de Planeadores en donde hubo una escandalosa mega toma que fue la más grande la provincia y que el gobierno de Axel Kicillof no hizo demasiado para evitarla.

Se dice que en los últimos dos años hubo 75 intentos de usurpaciones en terrenos particulares y fiscales, lo cual muestra un crecimiento vertiginoso que solo se puede lograr si hay una complicidad de sectores poderosos. Esa realidad actual se puede contrastar con los cuatro años de gobernación de María Eugenia Vidal en donde existieron apenas seis intentos, y terminaron desarticulados.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias