lunes 27 de junio de 2022 - Edición Nº2286
Impulsobaires » Politica » 9 nov 2021

Malestar

El Gobierno argentino evitó condenar el triunfo de Daniel Ortega en Nicaragua

El Gobierno de Alberto Fernández, evitó condenar el cuestionado triunfo de Daniel Ortega en Nicaragua, quien este domingo se impuso con el 75% de los votos en lo que sería su tercera elección consecutiva.


Por: Redacción

El resultado fue condenado por su falta de legitimidad por las principales potencias mundiales y varios gobiernos de la región. Asimismo fue celebrado por mandatarios como el venezolano Nicolás Maduro, el presidente de Cuba, Miguel Díaz- Canel, el gobierno de Bolivia y el de Vladimir Putin en Rusia, destaca la web de Radio Mitre.

En ese contexto, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Gobierno de Argentina emitió un comunicado para manifestar su “tradición diplomática de no injerencia en cuestiones internas”.

“A horas de haber finalizado el acto eleccionario, mantenemos nuestra tradición diplomática de no injerencia en cuestiones internas en otras naciones”, estableció en su párrafo central la declaración de la Cancillería que encabeza Santiago Cafiero.

Asimismo el comunicado agrega que “la República Argentina ratifica su histórico compromiso con la defensa de los Derechos Humanos y apoya con firmeza el trabajo de la Alta Comisionada de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, respecto de la situación en Nicaragua”.

Por otro lado, el Gobierno reiteró su “preocupación ante la detención de dirigentes opositores” y llamó al gobierno nicaragüense a velar “por el respeto de los derechos humanos de toda la población”.

Al respecto, subraya que en Argentina la democracia “supone respetar la diversidad ideológica y la participación cívica sin proscripciones”. “Debemos acompañar al pueblo de Nicaragua para que cuanto antes recupere el diálogo y la convivencia democrática”, concluye el comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El mandatario de Nicaragua Daniel Ortega obtuvo el 74,99% de los votos con el 49,25% de las urnas escrutadas, con lo que garantiza su tercera reelección consecutiva y segunda junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, de acuerdo con los datos del Consejo Supremo Electoral (CSE), afín al régimen sandinista.
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias