martes 04 de octubre de 2022 - Edición Nº2385
Impulsobaires » La Plata » 5 dic 2021

La semana que pasó

La vida cotidiana: la política cree que manda, pero una acción civil tiene más peso

A pocos meses de cumplir 17 años con el título de Panorama Político Platense, esta columna empieza con otro nombre en virtud de un concepto superior que tiene nuestra sociedad, y es justamente la gente, la humanidad, las civilizaciones. No hay sociedad sin personas, ni personas sin sociedad. Empieza a parir, también, una nueva forma de comunicarnos hacia los primeros meses del año próximo, pero no nos adelantemos tanto, al menos por ahora…


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires Twitter @FMoschettoni

“Somos juguetes de una ilusión que nos lleva a creer que hemos elaborado por nuestra cuenta lo que se nos impone desde afuera”, Emile Durkheim.

La primera parte de esta columna será la selección de un problema trascendente para nuestra vida cotidiana, y la segunda la infaltable rosca política, particularidad esencial de un sistema político que afortunadamente empieza a mostrar más legible su etiquetado con fecha de vencimiento.

En la semana, el presidente de la Comisión de Ambiente del Concejo Deliberante de La Plata, Gastón Crespo, presentó un proyecto que tiene que ver con la regulación, el uso, la distribución, la comercialización y entrega gratuita de plásticos descartables de un solo uso en el distrito. La iniciativa fue trabajada por organizaciones defensoras del medio ambiente como Nuevo Ambiente, Eco House La Plata, Jóvenes por el Clima, Huerta el Laurel, Acción Ambiental, CPA, La ReEvolución del Plástico, Ecobotellas La Plata y Argentina No Descarta. Entre sus fundamentos el proyecto de ordenanza destaca que “la contaminación plástica representa uno de los mayores peligros que enfrenta nuestra sociedad en la actualidad. La capacidad del plástico para adaptarse a distintas formas y resistir cambios de temperatura lo volvió una opción económica y funcionalmente viable para fabricar todo tipo de contenedores y accesorios. Entre ellos, aquellos que por su ligereza sirven para uso único, también conocidos como utensilios descartables”.

Esta acción, que deberá ser tratada por la nueva conformación del Concejo Deliberante exige una inmediata aprobación porque es un aporte fundamental al mejoramiento, en parte, de nuestra calidad de vida.

Harald Welzer, psicólogo social y sociólogo alemán, tiene uno de sus libros que se llama “Guerras climáticas. Por qué mataremos (y nos matarán) en el siglo XXI”, y en uno de sus capítulos habla del problema del calentamiento global y catástrofes sociales, enfocándose en el huracán Katrina en el sudeste de Estados Unidos durante el 2005, en donde habla del derivado de esa catástrofe en cuanto a la modalidad de afectación de la sociedad, y de la forma de abordar el problema planteado por los gobernantes y a partir de ahí describe un enfoque de esta temática en donde impone el criterio de un análisis desde las ciencias sociales y no solamente desde las ciencias naturales. Se entiende a esta altura que todo este tipo de situaciones obedecen a un comportamiento nuestro como sociedad y se despeja la cuestión sobre un evento netamente de la naturaleza.

Es que tenemos que comprender con profundidad que la sociedad es un producto humano, la sociedad es una realidad objetiva y el hombre es un producto social, como expresaban en sus textos hace tantísimos años (¿sesenta?) Peter Berger y Thomas Luckmann. Por lo tanto, de esa dialéctica entre hombre y sociedad, entre lo subjetivo y objetivo, vamos a comprender que todo lo que nos pasa es producto de nosotros mismos.

El cambio climático es un producto absolutamente social y en términos históricos podemos afirmar que es relativamente nuevo porque se apresura con la industrialización y se reafirma luego de la Segunda Guerra Mundial con mayor necesidad de consumo y comodidad y la utilización de distintos métodos e insumos que fueron utilizando petróleo como matriz, u otros motivos derivados como profundizar estilos de alimentación que demandaban más recursos al planeta. Y una segunda profundización de la problemática llegó unos años más adelantes con la pujanza del neoliberalismo.

Si hay un problema irresuelto que el siglo XX nos dejó fue la enorme multiplicación de la población mundial, que pese a ser conocido como el siglo de las guerras y de las matanzas, en la previa de la Primera Guerra Mundial el mundo tenía alrededor de dos mil millones de habitantes, pero cien años antes éramos mil millones, en 1650 fuimos quinientos millones y en el año uno apenas superábamos los doscientos millones. En los Noventa éramos seis mil millones y ahora somos 7.752.840.550 (Fuente Banco Mundial hasta fines del 2020). A este ritmo en 2030 seremos 8.500 millones y en 2.100 la humanidad, si no ocurre ningún fenómeno que cambie el rumbo, será de 11.200 millones de habitantes.

Esta situación nos obliga a repensarnos. Los mayores problemas se nos están generando con la superpoblación, con la falta de calidad de vida, con los problemas de alimentación para abastecer a tantas personas, y con la búsqueda cruel de más superficie de tierras para exprimir los recursos naturales al máximo y así colocar combustible para que sapiens siga con las suyas.

El pasado jueves escuchaba al presidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, quien al cerrar la “27 Conferencia Industrial: Exportar Valor Agregado Argentino” detallaba puntualmente los desafíos actuales como son la inflación global que se acelera, la negativa de los buques en bajar desde el puerto de Santos, en Brasil, hacia nuestro país, el problema internacional de los contenedores, y la situación de los bloques económicos, pero agregó para mi sorpresa a la “agenda verde”, puntualizando: “estamos dispuestos a asumir (sus compromisos) pero van a implicar condicionalidades y también tener una actitud como país para que no nos usen la agenda verde en contra nuestra sino a favor del medio ambiente”, lo que queda en un planteo con demasiados puntos suspensivos, pero planteo al fin.

Hay una cuestión clara: crecimiento económico tradicional y protección del medio ambiente son incompatibles. Hoy no hay en el mundo una economía sana y sustentable, y ese es un problema de enorme magnitud.

Una película muy recomendable que está en Netflix por estos días y que nos pueden hacer cambiar el modelo mental como máximo, o de mínima puede generar cierto espíritu reflexivo es “Cowspiracy: The Sustainability Secret”, una crítica profunda que demuestra como la producción industrial de animales de granja daña el medio ambiente produciendo, para ellos, el 51% de los gases de efecto invernadero a una determinada cantidad de año, aunque el impacto podría ser mucho menor pero asimismo alto, ya que la FAO lo estima en 18% en la actualidad. Si bien el film critica el abordaje de los temas ambientales por parte de las organizaciones más conocidas, y hasta su financiamiento, e incluso es un llamamiento a la conversión al veganismo, lo importante es la primera parte, en donde explica a la perfección la acción del hombre en el deterioro del medioambiente.

Claramente, en nuestra realidad de todos los días, en nuestra vida cotidiana en particular en la Argentina de nuestros tiempos los problemas parecen ser otros y más urgentes, como por ejemplo resolver la alimentación de cada familia, pero sin embargo tenemos que ir a la profundización de estas temáticas que nos marcan como humanidad.

Hace unos días Bruno Bento, un joven científico del Departamento de Ciencias Matemáticas de la Universidad de Liverpool, en Reino Unido, revolucionó todos los pensamientos sobre origen del universo, y puso en dudas el más conocido o taquillero popularmente, el Big Bang, al plantearse en un artículo junto a un grupo de sus colegas un interrogante fatal: Si el tiempo no tuviera un comienzo. (Nota de interés en BBC)

En ella se sostiene que el Big Bang es un evento más en una serie de sucesos de un cosmos que siempre ha existido, y como siempre existió no tiene principio ni tendrá final.

Pero es cierto que mucho no sabemos, porque llegamos con retrovisor hasta 13.800 millones de años con efectos inmediatos posteriores al Big Bang ¿y antes qué?. Cuando la ciencia no puede demostrar algo nacen las ideas de la divinidad, o sea queremos resolverlo todo pensando que algún ser o fuerza que no comprendemos hizo generar el primer movimiento que luego siguió con el origen de todas las cosas.

Pero nosotros somos apenas un pequeño planeta en esa inmensidad, un lugar en donde por distintos fenómenos hace 4.567.000.000 años algo empezó a producirse y aquí estamos. 

La idea que nos tiene que quedar es que el planeta es altamente probable que siga dando vueltas por mucho tiempo más (o no), pero de lo que estamos seguros es que los 7.752.840.550 que lo habitamos tal vez en un mañana no muy lejano nos terminemos extinguiendo, y ahí habremos dado fin a la historia. La historia empezó con los humanos y sus civilizaciones, y terminará con el último humano que habite el planeta, y si es que después alguna especie conocida no resurge para seguir con nuestra misión, pero ese es un tema para posteriores columnas.

Exclusivamente nuestra es la construcción del futuro.

Semana intensa de “roscas” para todos los gustos

En el mundo político “amarillo” hay un replanteo de escenario no solo nacional sino en provincia de Buenos Aires. El debate por el poder real se instaló con fuerza y el resultado de las últimas PASO influyó decididamente.

En los pasillos del poder real del Pro se observa la Provincia de Buenos Aires como el territorio a consolidar para un regreso al gobierno de esa fuerza dentro de dos años: sin Provincia no hay Nación para gobernar, así es el planteo, y en ese marco están preocupados por el sur del Gran Buenos Aires, la poderosa Tercera Sección Electoral, en donde en las últimas elecciones el Frente de Todos demostró su superioridad y Juntos no logró articular una buena capacidad de respuesta.

Esta preocupación ronda en las cabezas del ex presidente Mauricio Macri, del alcalde Horacio Rodríguez Larreta, de la presidenta del Pro, Patricia Bullrich, del electo diputado Diego Santilli y de intendentes poderosos como el platense Julio Garro, y estos últimos dos citados lo expusieron de frente en varios programas televisivos.

De todos modos, con esa preocupación latente, el Pro se entusiasma y cree que puede ganar la Provincia, y los radicales por su parte consideran lo mismo y hasta están buscando un candidato a gobernador para mojarle la oreja a los dos postulantes “amarillos” más mencionados: Garro y Santilli.

Así es que desde La Plata misma hay algunos laboratorios “boinas blancas” que ya trabajan en tratar de convencer a los diputados electos Facundo Manes y Margarita Stolbizer que articulen una fórmula, pero reconocen que la situación está difícil: “Facundo quiere ser candidato a presidente”. Dicen que Manes – Stolbizer puede hacer una elección muy pareja contra Garro o Santilli, y en esos términos parece estar planteada la situación.

A pocos metros de la sede radical bonaerense, que es donde se hablan estas cosas, está la Legislatura, y allí hoy por hoy pasan cuestiones de interesantísima lucha por el poder que tiene a Juntos también como protagonista.

Los empates en Diputado y Senado entre Juntos y el Frente de Todos hacen que las vicepresidencias de ambas cámaras estén en manos de la coalición opositora, y allí hay una versión muy fuerte que nació en la propia estructura del Pro que busca reconocer buenas elecciones que permitieron el trabajoso triunfo de Santilli en las PASO, y allí se menciona al platense Garro, por lo que es muy posible que Fabián Perechodnik en la Cámara de Diputados y Juan Pablo Allan en el Senado tengan serias chances de llegar a esos altos cargos de representatividad institucional.

En el Pro analizan que la elección de Garro en las PASO significó uno de los puntos más importantes a la hora de entender la victoria de Santilli, y que además en esa jugada el alcalde platense fue el único dirigente de ese espacio que tuvo en su distrito una elección primaria real, concreta y durísima, y así y todo ganó de una manera contundente a la nómina de Manes.

Y para La Plata sería una buena noticia que algún representante legislativo llegue a las vicepresidencias porque desde el año 2018 la Ciudad no alcanza esos reconocimientos, o sea si se observa en el pasado posiblemente se pueda encontrar que los últimos en esa calidad hayan sido Juan José Amondarain (PJ) en el Senado y Carlos Bonicatto en Diputados (PJ).

La Legislatura tendrá un enorme peso en los próximos tiempos porque además se deberá elegir al Defensor del Pueblo provincial, dar acuerdo en por lo menos tres designaciones para la Suprema Corte de Justicia, entre otras cuestiones, y la paridad demostrada en las bancas abren necesariamente una etapa de diálogo constante entre oficialismo y oposición.

Un dato de interés está en el tratamiento de la Ley de Presupuesto para el próximo año, y allí se encienden luces de alarma en la distribución de recursos y obras para los municipios porque pareciera que los de Juntos están siendo castigados, o por lo menos desfavorecidos frente a los del Frente de Todos.

En la distribución de obras por partido se puede observar que en el conurbano, para el 59% de población bajo gobiernos del Frente de Todos, se hace el 48% de las obras, mientas que para el 15% de población gobernada por alcaldes de Juntos apenas el 8% de las obras. Y para el interior, para el 18% de la distribución poblacional gobernada por Juntos se hace el 21% de las obras, mientas que para el 7% de la población que es gobernada por intendentes del Frente de Todos se destina el mismo 21%. Así se observa una clara discriminación del gobierno provincial.

Tasa de Capitalidad, round a round

La Provincia de Buenos Aires debe a La Plata más de $ 1.700 M en concepto de Tasa de Capitalidad, sin contar multas e intereses. Se trata de una partida única en donde el Gobierno provincial está obligado a contribuir con la Ciudad por la utilización de su territorio por parte de las diferentes dependencias.

Luego de expresiones en tal sentido de legisladores y concejales de Juntos, en donde se pide que se salde la deuda, el intendente Julio Garro en un tuit dijo: “me llama mucho la atención que los legisladores y concejales del frente de todos, que son Platenses como nosotros, hagan silencio ante la exclusión de la Tasa de Capitalidad del Presupuesto Provincial, cuando en verdad, todos deberíamos defender los intereses de nuestros vecinos platenses”.

La respuesta no tardó en llegar, y fue el Director Ejecutivo de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte y ex concejal del Frente Renovador, José Arteaga, quien sin nombrar al alcalde disparó: “ahora resulta que algunos se acordaron ahora de la Tasa de Capitalidad y pretenden exigir lo que nunca exigieron en cuatro años del Gobierno de (María Eugenia) Vidal. Nos parece que la política tiene que tener grandeza, los legisladores de la Ciudad de La Plata, senadores y diputados, intendentes y representantes de la Provincia tendrán que ponerse de acuerdo en ver cómo saldan esta deuda por un lado pero fundamentalmente como planifican el futuro de la Ciudad”.

En su paso por el Concejo Deliberante, Arteaga hizo varios pedidos e impulsó iniciativas para crear ámbitos en donde este problema de la deuda de la Provincia con la Ciudad se salde de una vez por todas y además se creen mecanismos automáticos de resolución.

Al parecer el problema lo terminará resolviendo la Justicia, y lo más probable es que todo termine en la Suprema Corte, y allí será clave quienes sean los próximos tres miembros que se terminen eligiendo el próximo año.
Final abierto para un problema complejo.

Radicales con la frente marchita

Si bien no hay fuentes involucradas que lo hayan corroborado, los pasillos de la Municipalidad “dicen que dicen” que en la semana entró al despacho del Intendente una comitiva integrada por varios representantes del centenario partido y encabezada por el presidente de la Junta Central, concejal electo Diego Rovella, y el resultado no fue muy alentador con los “boinas blancas”. Un “pasilleador” profesional, también radical, dijo: “entraron con caras de preocupados y salieron con cara de pánico”.

Hace unos días hubo una reunión en la Junta Central en donde el plenario avaló a Rovella para que lleve planteos a Garro sobre lugares para militantes radicales, y el resultado de la misión se podrá ver en apenas algunos días.

Ganduglia presidirá el Concejo Deliberante

Es lo único claro a esta altura. Así es que el actual secretario de Seguridad, Darío Ganduglia, será el nuevo presidente del Concejo Deliberante reemplazando a Ileana Cid, quien pasará a tener un rol importante en el Ejecutivo.
Ganduglia actualmente es viceintendente, y es uno de los hombres de máxima confianza de Garro. ¿Si el actual mandatario no es postulante nuevamente para el mismo cargo, será Darío su sucesor?. Parece indicar que hoy todo conduce a eso.

Una cena en CILHO con condimentos políticos 

En el club Capital Chica de Los Hornos se celebró el 36 aniversario del Consejo de Instituciones CILHO, y en la ocasión, además de representantes de instituciones intermedias había algunas mesas políticas.

En una de ellas estaba el ex concejal y titular de CNRT José Arteaga, un referente local de buena llegada a las instituciones, y también el diputado electo Ariel Archanco, entre otros referentes del Frente de Todos.

También había otra mesa llamativa, en donde compartieron largas charlas referentes del GEN, como son el concejal Gastón Crespo y el dirigente Juan Conte, ambos reconocidos hornenses, además del ex concejal y secretario del Partido Socialista de la Provincia, Emiliano Fernández, y el titular de Usina Radical, Claudio Nuccitelli, y una veintena referentes de esas expresiones. 

Los tres espacios están dentro de Juntos y articulan directamente con el intendente Garro, y en los pasillos cada vez se escucha con más fuerza que seguirán coordinando trabajo en común como lo hicieron en las últimas PASO y en la elección general.

“Nos conocemos hace mucho tiempo, y nos reencontramos políticamente en Juntos. Es una buena oportunidad de llevar adelante nuestros aportes de manera conjunta”, se los escuchó decir.

Y otra mesa con gestos más serios y de preocupación que contrastaba con la anterior era ocupada por algunos “boinas blancas” vinculados a Manes, entre ellos el titular partidario, Rovella, y el hasta ahora responsable del área de Producción, Rogelio Blesa.

Si la pregunta es si entre las dos últimas mesas hubo contacto, la respuesta que dieron algunos de ellos fue: “la decimos con tres F: floja, formal, fría. Un par de chicanas en algunos casos y unos pases de factura y nada más”.

Se merece un aplauso

Abraham Gómez nació en Perú hace 27 años pero vive en La Plata, y le dejó un regalo hermoso porque la mapeó “a mano alzada” en un hecho que mereció el rápido llamado del intendente Garro quien lo recibió en el Palacio Municipal junto al secretario de Cultura y Educación, Martiniano Ferrer.

El ilustrador mapeó también a otras ciudades, y es muy recomendable su cuenta de Instagram, a la que dejo el link.

Gracias a Radio La Red Mar del Plata y a Impulso Ciudadano

Agradeciendo el llamado del sábado de Radio La Red Mar del Plata, en el programa Impulso Ciudadano, dejo mi participación haciendo clic.

 

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias