jueves 08 de diciembre de 2022 - Edición Nº2450
Impulsobaires » Politica » 9 dic 2021

Punto de vista

Peronismo o La Cámpora

En pocos días Máximo Kirchner asumirá la presidencia del PJ de la provincia de Buenos Aires completando una monumental maniobra de vaciamiento ideológico de la herramienta electoral del peronismo bonaerense. Máximo es el jefe de La Cámpora, el grupo político más importante del gobierno. El gobierno es una coalición ficticia cuyo poder total se ubica en cabeza de su mamá y del que participan nominalmente el albertismo inexistente, el massismo desprestigiado y el peronismo con el dolor de ya no ser.


Por: Osvaldo Dameno *

Aún a riesgo de ser únicamente testimonial, los peronistas que no estamos de acuerdo tenemos algo que decir. Los sucesivos gobiernos de Cristina definitivamente no representan los principios justicialistas, de los que nunca
estuvieron muy cerca. Es más, ella creó Unidad Ciudadana sin el PJ, al que ha usado según su conveniencia e intereses y recordamos dónde nos dijeron que nos guardemos nuestros símbolos partidarios. Se sabe también qué juicio de valor le merece Perón a la vicepresidenta.

No es necesario hilar muy fino para observar que el trabajo no es una prioridad, que la justicia social es desconocida, que el movimiento obrero está ninguneado, que no se apuesta a la producción, que no existe un modelo
argentino para el proyecto nacional, que la educación está sumergida, que no hay seguridad en las calles, que nadie ejerce la autoridad, que los movimientos sociales reemplazan al Estado en funciones esenciales indelegables, que la justicia saca fallos según quién es el imputado, que los ladrones tienen más derechos que los laburantes, que los jubilados financian el ajuste, que las políticas de género no llegan a defender a las mujeres y a los niños de la violencia, que la pobreza y la indigencia nos duelen en el alma, que la inflación se come a los sueldos y los precios están por las nubes, que el país desaparece de la consideración del mundo, que nos peleamos con los vecinos y justificamos dictaduras y muchas cosas más que los peronistas vemos con preocupación.

Todas estas consideraciones son suficientes para tener la seguridad de que este gobierno no tiene lineamientos peronistas, pero resulta imprescindible mencionar una razón, tal vez la más importante, porque afecta nuestra dignidad.

Es el alto precio que la desprestigiada dirigencia ha pagado ante la historia haciendo silencio, no tomando posición o agachando la cabeza ante un tema crucial como es la corrupción. Esa conducta nos ha salpicados a todos los
peronistas. Nos ha avergonzado. Nos ha hecho sentir partícipes, encubridores o cómplices, porque nuestros dirigentes no han hecho ni dicho nada al respecto. Esto no es digno del peronismo.

Está claro que la dirigencia que aceptó ser furgón de cola del Frente de Todos tiene que dar un paso al costado. Para defender su posición en el partido han dejado de lado los principios, mientras que otros para defender los principios nos hemos alejado de la estructura partidaria que por la parte no nos representa ni nos tiene en cuenta. Desde hace años sostenemos este razonamiento: el peronismo debe salir de la coalición de la que forma parte y líderar un frente con fuerzas afines. Este año en el Frente Vamos con Vos, competimos en las PASO tres listas que coincidiamos en los efectos nocivos de la grieta y de las estructuras políticas que la encarnan. Muchos peronistas pensamos así y consideramos que fuera del PJ formal están los dirigentes que pueden llevar a cabo esa tarea tan importante para el país. En eso se juega el futuro de la Nación.

 

* Osvaldo Dameno es abogado, dirigiente del frente Vamos con Vos, junto al diputado Florencio Randazzo. Para Impulso Baires.

 

 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias