martes 06 de diciembre de 2022 - Edición Nº2448
Impulsobaires » La Plata » 15 dic 2021

Escenarios

Quién es quién en la interna radical platense, y cómo se profundiza la “grieta” hacia el 2022

El radicalismo de La Plata sigue con continuos forcejeos internos, y el escenario nacional lo condiciona tanto como el local. Además, hay varios sectores que directamente se alinearon con el intendente Julio Garro, como Usina Radical y “la pata boina blanca” de Vecinos Unidos.


Por: Redacción

El primer round antes de fin de año para mantener espacios de poder muestra un debilitamiento de la UCR, al perder la secretaría legislativa del Concejo Deliberante que ahora quedará en manos del Pro. Es decir, el “garrismo” controla en la flamante presidencia de Darío Ganduglia la secretaría administrativa y la legislativa del Concejo Deliberante, cuando durante la gestión de Ileana Cid la UCR tenía la última de ellas.

Si bien la UCR pudo mantener la presidencia del bloque de Juntos, que pasó de Claudio Frangul a Diego Alejandro de Jesús Rovella, no deja de ser una “jefatura” testimonial debido a que los “amarillos” cuentan con 11 ediles y los del centenario partido tan solo con tres.

Ahora hay que ver la pulseada por las tres secretarías en el Departamento Ejecutivo, -Producción, en manos de Rogelio Blesa; General, a cargo de Raúl Cadaá; y Promoción de la calidad de vida, a cargo de Germán Niedfeld-, si pueden retener todas, algunas de ellas o ninguna, y además un centenar de funcionarios municipales. Todo indicaría que van a estar ajustados y perderán varios lugares de poder, sobre todo por algunos casos, como el de Niedfeld, que a pesar de tener una estructura con no menos de diez direcciones y subsecretarías, en dos años no hizo prácticamente ninguna acción, o la del área productiva que quedó con una matriz avejentada sobre la concepción del desarrollo para la Ciudad y las principales innovaciones tuvieron que llegar de otras áreas, como Modernización; y la General que en los mudillos del Palacio Municipal es identificada como “la cueva de la rosca que se la pasan pasilleando para ver quien entra a ver a Garro”.

En el panorama interno de la UCR, Rovella, que es presidente de la Junta Central (máximo organismo local de conducción radical) y titular del bloque de Juntos, es respaldado por alrededor de seis delgados propios (de 26), y está alineado con el diputado Miguel Bazze, quienes a su vez se encolumnan con el diputado cordobés Mario Negri. Para llegar a la presidencia partidaria el dirigente tiene una alianza interna con el diputado Claudio Frangul, que controla un número similar de delegados partidarios, y además a esa expresión la sostuvieron en la interna de marzo pasado Cadaá y el ex diputado Sergio Panella, que manejan entre siete y nueve delegados.

Durante la disputa por las candidaturas de las últimas PASO, la relación entre Rovella y Frangul con Cadáa y Panella se fracturaron, y hoy corren por caminos diferentes. Los últimos dos son “incondicionales” del presidente del Comité Provincia, diputado Maximiliano Abad.

En ese marco, ya hay anotados dos precandidatos a intendente como mínimo: uno es Panella, y el otro Rovella (o Bazze).

El “rovellismo” controla además a la concejal Verónica Rivas. 

Un golpe para el centenario partido, además de la secretaría perdida en el Concejo Deliberante en manos del Pro, lo constituye el hecho de que a pesar de tener a Ernesto Caviglione como consejero escolar, la Mesa de esa Institución cerró con Nicolás Morzone de presidente, Laura Salamone de vicepresidente y Maximiliano de los Reyes de secretario, o sea el trío de Juntos es del Pro, y en tanto la tesorería fue para el Frente de Todos, y estará a cargo de Emanuel Insaurralde. O sea, si se toma la conducción del Consejo Escolar ningún cargo de la Mesa es para los radicales. En este caso el espacio afectado es la CON de Federico Storani, aliada de Evolución Radical, o sea de los armadores del senador Martín Lousteau.

En tanto, en un carril separado corre Evolución Radical, espacio que a nivel nacional se identifica con Lousteau y en La Plata lo lidera Pablo Nicoletti y la concejal Manuela Forneris. Ese espacio tiene el control del 35% de los delegados partidarios además de buen manejo en Juventud Radical y Franja Morada. Son, generacionalmente, los más relacionados con la renovación partidaria.

En la última interna por cargos partidarios, la de marzo, se enfrentaron con Rovella, Frangul, Panella y Cadaá, e hicieron una elección que terminó con enorme paridad por lo que políticamente pueden considerarla como un triunfo que además les posibilitó llegar al Concejo Deliberante en la última elección.

Actualmente en la interna de la UCR dicen que Nicoletti podría estar beneficiado por una posible llegada al Ejecutivo de Julio Garro con el cargo de mayor representatividad que quede al centenario partido.

¿Y Angelici?

En el medio, además, hay un actor que podría tener peso en los próximos tiempos, y es el ex presidente de Boca, Daniel Angelici, quien en la Ciudad de Buenos Aires tiene una alianza con Lousteau pero que está armando en Provincia. El "Tano" podría ser parte de la conducción del Comité Nacional radical este viernes. Si bien en La Plata su referente es el diputado Daniel Lipovetzky, que no es radical sino del Pro, más de uno se aventuran con posibilidades “tácticas” de movimientos que al menos podrían ser llamativos: ¿alianzas cruzadas?.

Los “garristas” y aliados a Garro

Pero como si eso fuera poco, en las últimas PASO un sector de radicales liderados por el dos veces presidente del Comité de la Sección Novena de la UCR, Claudio Nuccitelli, formó el espacio Usina Radical y selló su incorporación al “garrismo” apoyando como diputado nacional a Diego Santilli y no a Facundo Manes. Este espacio, además, articula con otros grupos progresistas que articulan en Juntos como por ejemplo con el dirigente del Partido GEN, Gastón Crespo y con el secretario general del Partido Socialista de la Provincia, Emiliano Fernández. En Usina Radical dicen dos cosas: “vamos a seguir incorporando radicales para aportar a la construcción bajo el liderazgo de Julio Garro en Juntos, y vamos a participar de la próxima discusión por la conducción partidaria local para tener un radicalismo moderno y que sintonice mejor con los otros actores de Juntos, cosa que hasta ahora ni la conducción de Frangul ni la de Rovella supieron hacer”, y dejan la puerta abierta para “dialogar con sectores de la vida interna radical que no estén vinculados a la conducción partidaria local”. Este espacio tiene buena relación en el contexto provincial con el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

Además, hay aliados importantes del alcalde, también radicales, como por ejemplo el dos veces presidente del Comité de la Sección Octava (La Loma), Jorge Lasalle, y el ex concejal Pablo “Colo” Pérez. Lassalle también tiene buena relación con Nuccitelli, lo mismo que Pérez.

Tanto Lassalle como Pérez son parte de un espacio multicolor denominado Vecinos Unidos, que además integran peronistas, liberales e independientes y que tienen relación con los ex senadores Roberto Costa y Lucas Fiorini.

Y por si fuese poco, en el oeste del distrito (Romero, Abasto, Olmos), hay varios dirigentes radicales intermedios que están incorporándose al “garrismo” luego de que dieron el primer paso en las últimas primarias apoyando a los candidatos del alcalde.

En un primer escenario de confrontación por la conducción del centenario partido en el próximo año o cuando haya elecciones internas es posible que llegue un armado identificado con Rovella – Frangul, otro con Cadaá – Panella, un tercero encabezado por Nicoletti, y un cuarto espacio integrado por Usina Radical y otros radicales “garristas” o aliados al intendente. 
Final abierto.
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias