miércoles 28 de septiembre de 2022 - Edición Nº2379
Impulsobaires » La Plata » 17 dic 2021

Calma radicales

Crisis en la UCR: concejala quitó apoyo a Presidente de bloque, un Partido “partido”, y operativo clamor fallido

El escándalo en la UCR platense se iba a dar tarde o temprano porque la interna partidaria de marzo nunca se saldó. Antes de ayer ImpulsoBaires.com.ar publicó en exclusiva que la concejala Manuela Forneris, de Evolución Radical, retiraría el apoyo al presidente de la bancada de Juntos, Diego Rovella, quien además es presidente de la Junta Central. Anoche hubo un intento de operativo clamor para “bancar” a Rovella pero se frustró. ¿Cómo seguirá?.


Por: Redacción

“Se rompió la confianza”, así de contundente es el dicho central de la carta que la concejala Manuela Forneris le elevó al presidente del Concejo Deliberante, Darío Ganduglia, para comunicarle que seguirá en el bloque de Juntos pero no respalda al también radical, Diego Rovella, como presidente de la bancada, y así lo deja mostrando una enorme fragilidad ya que el “boina blanca mayor” asumió esta semana la conducción de esa bancada casi de manera testimonial ya que el centenario partido tiene solo tres concejales contra once que tiene el Pro.

El contenido de lo que luego sería la carta fue adelantada en exclusiva un día antes por ImpulsoBaires.com.ar y mereció algunas descalificaciones por parte de sectores cercanos al oficialismo radical, y si, como diría Karl Marx, “todo lo sólido se desvanece en el aire”, aunque en este caso la superestructura partidaria lejos de mostrar solidez demostraba lo contrario, y por eso fue más pronta su desvanecimiento hasta perderse en una sombra en el Palacio Municipal.

La carta, en su texto, dice: “me dirijo a Ud. en mi carácter de miembro del Concejo Deliberante representando al partido político UCR, a efectos de comunicarle con profunda desazón, la decisión de no otorgar consentimiento a que el Sr. Diego Rovella sea electo presidente del bloque político “Juntos””.

“La misma responde a una “pérdida de confianza política” en el correligionario para llevar adelante tan alta responsabilidad que, por acuerdo político, debía recaer en un miembro de la UCR.  Esta contingencia -que espero encuentre una pronta solución- no impide que ratifique mi pertenencia al bloque “Juntos” y el compromiso de coadyuvar con Ud y mis pares, en elaboración de las ordenanzas necesarias para servir a los vecinos de la ciudad de La Plata”, concluye.

Contundente la expresión de la joven edil que se atrevió a enfrentar a la burocracia de su Partido ni bien asumió en su banca, lo que además promete ser un cuadro político que no pasará desapercibido en los próximos tiempos.

Pasando en limpio, de lo que se trata, según fuentes deliberativas, es que la semana pasada Rovella y el referente de Evolución Radical (la línea a la que responde Forneris) Pablo Nicoletti, le aseguraron a la comandancia política del “garrismo” que el centenario partido estaba unido y por eso reclamaban la presidencia de la bancada de Juntos. En un gesto de garantizar la unidad y apertura, las espadas del intendente Julio Garro concedieron que en este caso Rovella suceda al también radical Claudio Frangul, quien abandonó su banca en el deliberativo a mitad de mandato para asumir otra en la Cámara de Diputados. Pero la condición para que Rovella presida el bloque de Juntos es que garantice la unidad que se la daba Nicoletti en este caso, y a cambio de esa situación, Evolución Radical sería el sector que el presidente de la UCR debía respaldar para un lugar en el Ejecutivo además de otros.

La “confianza se rompió” significa que la palabra, -que está lejos de ser algo sólido en la UCR-, se “desvaneció” en la escalera que comunica el Concejo Deliberante con el Departamento Ejecutivo. Aseguran que Rovella tenía que llevar al garrismo una nómina con nombres para integrar el nuevo gabinete y esa lista nunca llegó, por lo que además se debió retrasar la composición de la plantilla que acompañará al alcalde el próximo período.

La pregunta que hace ruido y busca respuesta es ¿por qué nunca llegó esa famosa lista?.

Ahora los radicales tienen este fin de semana para volver a acordar. El plazo que los “amarillos” concedieron es hasta al lunes, y ese día unidos o separados deberán comunicar lo que quieren hacer, de lo contrario perderán muchos más espacios que los que ya se esfumaron. Así, las bajas en la estructura municipal llegarán antes de que termine el año.

Es probable que de no haber un acuerdo entre radicales, los “amarillos” ya no puedan hablar con un solo radicalismo sino con dos expresiones radicales con representación legislativa, y además tendrán que rediscutir la situación del bloque de concejales para que su conducción garantice equilibrio de opiniones, sino, en la práctica será muy difícil para cualquier presidente de bloque organizar reuniones con una concejal que lo desconoce como tal.

Anoche circuló por el mundillo político expresiones de un chat caliente en un grupo de redes sociales del sector “Adelante Comité Primera La Plata”, con conversaciones en las que opinan diferentes militantes del centenario partido en donde hay fuertes críticas a Nicoletti y también a Rovella, pero lo curioso es que se trata del espacio político que lo llevó a la presidencia partidaria al concejal. Es decir, es lógico que en ese grupo se cuestione a Nicoletti pero lo increíble fue que se dude sobre un apoyo a Rovella cuando uno de sus principales emisarios planteó un comunicado público para respaldarlo.

Ahora también empezó el poroteo en la composición de la Junta Central, porque también como se informó en exclusiva en este medio antes de ayer, la situación es la siguiente: Rovella y su espacio tienen alrededor de cinco o seis delegados propios (sobre 26), algunos menos responden al diputado Frangul, y hasta ahí son sectores que juegan juntos; pero también hay que contabilizar a los que responden al ex diputado Sergio Panella y al hasta ahora secretario general del Municipio, Raúl Cadaá, que son entre siete y ocho, pero por otra parte queda el sector Evolución Radical, que maneja el 35% de los delegados, gran parte de la Juventud Radical y la Franja Morada. Frangul, Rovella, Cadaá y Panella habían conformado la lista de marzo pasado que se impuso en la interna partidaria, pero se fracturaron y un “turco” quedó con el concejal y el otro con el ex diputado (en el mundillo radical se conocía como el grupo “de los Turcos” el conformado por Cadaá y Frangul). Enfrente, Evolución Radical está intacto.

De esa manera varios consideran que un plenario de la Junta Central, que tarde o temprano se tendrá que hacer, puede salir para cualquier lado debido a que los números muestran una atomización absoluta y el oficialismo partidario tendría un fuerte costo interno para garantizar un apoyo.

Si Cadaá y Panella “prestan” sus delegados al tándem Rovella – Frangul, ¿qué recibirán como contrapartida ya que las relaciones se rompieron abruptamente para la lista de la última primaria?. Y si ese grupo de delegados se abstiene en un debate quedarán en absoluta paridad el oficialismo y Evolución.

Por esa razón todos aseguran que esa reunión nunca se dará si antes no media un acuerdo partidario, pero todos creen que ese acuerdo partidario está cada día más lejos de concretarse.

Hay algo seguro: el brindis de fin de año en la UCR difícilmente se haga, y si eso pasa la consigna será: tapabocas, segunda dosis de la vacuna, vasos de plástico y declaración jurada que garantice no lanzar al aire insultos “a ningún correligionario o ninguna correligionaria”.
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias