miércoles 25 de mayo de 2022 - Edición Nº2253
Impulsobaires » Politica » 28 dic 2021

Claves

El poder bonaerense se instala en un verdadero “Súper Martes” clave con finanzas y reelecciones

Los 36° que prevé el termómetro para las horas en las que tanto Diputados como el Senado tienen previsto empezar a sesionar quedarán opacados ante el infernal clima político que se vive a final de año. Está todo cruzado, y hoy se debaten temas de sustentabilidad económica y financiera para Provincia y Municipios, y la polémica posibilidad de las reelecciones de intendentes.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires Twitter @FMoschettoni

Por un lado debería tratarse el paquete económico y organizativo del gobierno provincial, que es el Presupuesto 2022, su correspondiente ley Impositiva y una reforma del organigrama ministerial para acoplarlo a lo que el gobernador Axel Kicillof pretende para el próximo tramo de su gestión.

Pero sin embargo el ruido fuerte será la polémica ley 14.836, una iniciativa que consiguió aprobación en 2016 para limitar las reelecciones de funcionarios, sobre todo apuntando a intendentes. En ese momento era el primer año de María Eugenia Vidal en la Gobernación, y consiguió el apoyo estratégico del diputado Sergio Massa.

Sin embargo la reglamentación de esa ley fue tan disparatada como la normativa misma, que se hizo en un momento de oportunismos políticos, y esa rúbrica para la aplicación dejó abierta la posibilidad a que un intendente que quiera intentar una reelección más luego de la fecha tope lo pueda hacer siempre y cuando renuncie o pida licencia unos días antes de que comience la segunda parte del período que cursa. Así lo hicieron una veintena de intendentes del Frente de Todos que se refugiaron en distintas funciones provinciales y nacionales, y también el intendente de Vicente López, Jorge Macri, que terminó de ministro de Gobierno de Ciudad de Buenos Aires.

Pero ahora la pregunta fundamental es si la reglamentación de la normativa fue una torpeza o estaba planificada por Vidal y Massa, y así es que dejaron en suspenso un salvataje para los “barones” del conurbano.

En estos días ingresó un proyecto de los senadores de Juntos, Juan Pablo Allan y Joaquín de la Torre, para ordenar la reglamentación y hacer que no exista esa posibilidad de las licencias o renuncias como camino alternativo. Otra propuesta nace del PJ y La Cámpora para derogar la Ley, y la que parece reunir más consenso es una en la que se busca interpretar como el inicio de vigencia el mandato 2019 y no el 2015 con la que, de manera más prolija, quedarían todos habilitados.

Ahora, cualquiera sea la opción se necesitará una mayoría especial de 2/3 para el tratamiento sobre tablas porque es un expediente que no llega con un despacho en comisión, y allí está el problema central. Por ahora en el Senado no habría problemas porque solo hay un puñado de legisladores que se oponen a derogar o a reinterpretar la ley de Vidal. De los 46 senadores, 23 pertenecen a Juntos y 23 al PJ, y en ese paquete solamente 10 legisladores se oponen a una modificación o sea a no habilitar tratamiento (GEN, CC, massistas, y algunos del Pro).

Pero el problema más grande está en Diputados. Anoche el conteo decía que a los que pretenden modificar la normativa les falta un diputado, pero todavía restan varias horas y la situación podría darse vuelta.

Las cuentas en la Cámara Baja no están claras. De los 40 diputados de Juntos, 15 estarían en contra de modificar la legislación (algunos de Evolución Radical (sector de Martín Lousteau), varios “vidalistas”, algunos de la CC, la izquierda y Avanza Libertad. Pero a eso hay que agregar 12 massistas que se oponen también.

De todos modos con ese paquete difuso de legisladores que se oponen es muy posible que exista alguna grieta que facilite el tratamiento de un expediente que sea la válvula necesaria para permitir las reelección.

En el medio también está lo importante y fundamental, como es Presupuesto y Ley Impositiva, porque de ahí se podrá observar cuánto va a invertir y gastar la provincia en diferentes áreas el año próximo, los estimadores sobre crecimiento, y la política impositiva que tendrán que hacer frente con sus impuestos los ciudadanos bonaerenses.

Pero también habrá en discusión recursos para los municipios en un Fondo Municipal, y eso es clave para saber si hay un reparto equitativo entre todas las comunas de diferentes signos políticos o si existe favoritismo, es decir que las más cercanas a la Gobernación recibirán una buena porción de la torta, y aquellas más opositoras apenas deberán conformarse con migajas.

Por estas horas, los intendentes juegan un rol fundamental, porque la mayoría de los legisladores son un “espejo” de alguno de ellos, así que en el día de hoy son varios los poroteos que se van dando: la relección por un lado, los recursos municipales por el otro, la suba de impuestos en otro ítems, y al final todo junto terminará en la misma bolsa.

Es arriesgado aventurar un final del “súper martes” que se juega en la última sesión del año, pero será más que interesante.
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias