miércoles 07 de diciembre de 2022 - Edición Nº2449
Impulsobaires » Mundo » 18 ene 2022

Reino Unido

Boris Johnson mintió al Parlamento británico sobre la fiesta durante la pandemia, dice un exasesor

Dominic Cummings, exasesor clave de Boris Johnson, denunció que el primer ministro fue alertado de antemano sobre la realización de la fiesta del 20 de mayo de 2020 en Downing Street, la residencia oficial del Gobierno británico, durante el primer confinamiento de coronavirus y lo acusó de mentir al Parlamento.


Por: Télam


Cummings, considerado el artífice del Brexit y mano derecha de Johnson hasta que fue despedido en noviembre de 2020, escribió en su blog personal que él y otro miembro del equipo le advirtieron que la reunión convocada para ese día iba contra las reglas impuestas ante la pandemia.

Pero el primer ministro negó hoy "categóricamente" que se le advirtiera sobre esa fiesta en el jardín de la residencia y que podía estar incumpliendo las normas del confinamiento.

"Nadie me advirtió de que iba en contra de las normas", dijo el premier, quien aclaró que lo habría recordado.

"Mi recuerdo es haber salido al jardín durante unos 25 minutos, lo que implícitamente pensé que se trataba de un encuentro de trabajo y de haber hablado con el personal dándole las gracias", reafirmó.

El gobierno británico está acusado de celebrar una docena de fiestas en pleno confinamiento mientras imponía a los británicos reducir drásticamente sus contactos personales debido al coronavirus, lo que acrecentó esta semana la presión para que el líder británico presente su renuncia al cargo.

Los líderes de la oposición como el laborista Keir Starmer y hasta un importante grupo de diputados conservadores están presionando al primer ministro a que dimita.

La semana pasada la cadena de televisión británica ITV reveló una de las primeras evidencias de las fiestas organizadas en Downing Street, al publicar la existencia de un correo electrónico que invitaba al personal de la residencia a un picnic y en el que pedía que llevaran su propia bebida para aprovechar al máximo el buen clima.

Se informó que alrededor de 40 empleados se reunieron en el jardín de Downing Street la noche del 20 de mayo, incluidos Johnson y su esposa Carrie, algo por lo que el primer ministro pidió disculpas días después en la Cámara de los Comunes, alegando que creía que se trataba de un "evento de trabajo".

"Quiero disculparme. Sé que millones de personas en este país han hecho sacrificios extraordinarios en los últimos 18 meses. Sé la angustia por la que han pasado: incapaces de llorar a sus familiares, incapaces de vivir sus vidas como quieren o de hacer las cosas que aman", dijo Johnson a los parlamentarios.

Hoy, el Ministerio de Salud de Reino Unido notificó 438 muertes por Covid-19, la cifra más alta desde febrero de 2021, incluso más alta que en mayo del año pasado.

El número de debe a un empeoramiento de los datos diarios de la pandemia achacado a la variante Ómicron.

En su blog, del que se hicieron eco los principales medios británicos, Cummings dijo que planteó sus preocupaciones sobre el evento directamente con el primer ministro y aseguró que está preparado para dar su testimonio bajo juramento que Boris Johnson mintió al Parlamento sobre la fiesta.

Según detalló Cummings, el secretario privado principal del primer ministro Martin Reynolds, invitó a la gente a un picnic con bebidas alcohólicas y que al menos dos personas le advirtieron que cancelara la invitación.

Sin embargo, sostuvo que el premier estuvo de acuerdo en seguir adelante y al Parlamento le aseguró repetidas veces que no tenía idea de ninguna fiesta.

"Solo el evento del 20 de mayo, sin importar la serie de otras celebraciones, significan que el primer ministro mintió al Parlamento sobre los partidos. No solo yo, sino otros testigos oculares que discutieron esto en ese momento y declararían bajo juramento que esto es lo que sucedió", aseguró.

El personal de la residencia oficial fue acusado también de organizar otra fiesta con baile incluido hasta la madrugada el 16 de abril de 2021, mientras el país estaba de duelo por el fallecimiento del príncipe Felipe, marido de la reina Isabel II y las reglas del coronavirus prohibían las reuniones de más de dos personas al aire libre.

Incluso se le pidió a la población que no dejaran flores para el príncipe en el ingreso de los palacios de Buckingham y Windsor para evitar que las personas se juntaran.

El viernes, Downing Street se disculpó ante la monarca británica por esas fiestas.

La investigación sobre las celebraciones están a cargo de la funcionaria pública administrativa Sue Gray, quien tiene previsto publicar un informe sobre la presunta infracción de las normas del coronavirus en las reuniones de Downing Street y de los departamentos gubernamentales.

Desde el inicio de la pandemia, Reino Unido registró más de 15,39 millones de contagios por coronavirus y 152.513 fallecidos debido a al enfermedad de la Covid-19.

Hasta hoy, el 83,4% de la población británica cuenta con el esquema completo de inmunización, mientras que el 63,6% ya se aplicó la tercera dosis de la vacuna anticovid.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias