sábado 03 de diciembre de 2022 - Edición Nº2445
Impulsobaires » La Plata » 31 ene 2022

Tarifas y cortes

Energía solar en el Gran La Plata como alternativa a una coyuntura cada vez más difícil

Si bien el país no tiene un amplio desarrollo en energías alternativas como otras naciones de primera línea, o incluso nuestro vecino de Uruguay, desde 2018 con la sanción de marcos legales que la impulsan se advirtió crecimiento. En el Gran La Plata se empezó a utilizar con frecuencia no solo en la sustitución de termotanques sino que ahora también se analiza como soportes ante cortes de luz y una eventual actualización tarifaria.


Por: Redacción

En la zona del AMBA las tarifas para el sector eléctrico están estancadas desde hace 32 meses, y eso es soportable por una fuerte política de subsidios del Estado que abarca más del 60 % de una boleta, pero sin embargo con el acuerdo que suscribió el país con el Fondo Monetario Internacional poco a poco el sinceramiento tarifario golpeará en los bolsillos.

En ImpulsoBaires.com.ar se han publicado reiteradas notas en la columna “La vida cotidiana”, que se publica los domingos, acerca de un cambio en la matriz energética y el abordaje de energías limpias.

El Estado es mucho lo que puede ayudar por ejemplo con créditos verdes a tasas accesibles reutilizando parte de los US$ 10.500 M (base año 2021) de subsidios en un programa que en una década podría realizar una verdadera transformación en la fuente de energía de los hogares pasando de la tradicional a la solar.

En Ciudad de Buenos Aires hay variados emprendedores que están disputando el mercado de las energías alternativas, y ahora la mirada del portal se puso en el Gran La Plata.

Por esa razón se recurrió a la pyme “Impulsar Energía”, y se le preguntó a su CEO, Nicolás Porfiri, cómo comenzó el interés por la energía solar: “la empresa tiene distintas etapas. Primero, hace alrededor de seis años, fue un emprendimiento personal, una afición mía sobre el tema de desarrollar energía o experimentar con algunos artefactos como para hacer pruebas y después de eso vino en capacitaciones de energía solar propiamente con algunas empresas que se dedican a la capacitación, y desde ahí empezaron las prácticas con colegas que ya estaban trabajando con esto”.

“Conocí a una persona importante con estos temas en Uruguay, en donde tienen un desarrollo mayor porque al no existir tantos recursos empezaron a prepararse. Así es que me hicieron ver la instalación, los equipos y este mundo”, dijo.

Agregó: “con el tiempo conocí importadores y fabricantes nacionales, y es un mundo la producción nacional y la importación”.

“En este ambiente está muy marcado cómo es un equipo producido acá y uno de importación”, indicó, y puntualizó: “hay diferencias un poco en costos pero también en rendimiento de equipo. La tecnología que ingresa de importación, si bien no es tan difícil de hacer acá, es un equipo más complejo y de más rendimiento. En la comparativa da como resultado ganador a los equipos importados”.

También admitió que “hemos investigado bastante, nos interesó y nos interesa diseñar una marca propia, pero hoy por hoy nos dedicamos a instalación y servicio técnico”, dijo.

“Nos propusimos que los equipos que instalamos y llegan de terceros cumplan con la vida útil que dice el fabricante”, dijo.

Luego sostuvo: “actualmente tuvimos pedidos, llamados y trabajamos en conjunto con distribuidores e importadores. Buscamos que el cliente tenga una buena experiencia final en concepto de energía, y para eso los equipos tienen que tener ciertas normativas y los instaladores lo mismo”.

Preguntas de la vida cotidiana

Ante la pregunta sobre cómo debe comenzar una familia tipo de cuatro personas a involucrase con la temática, dijo: “lo más recomendable siempre es ver cuál es la demanda. Si hablamos de una casa de familia es agua caliente y una fuente de generación eléctrica. Lo más simple en este caso sería ver el tema de producir agua caliente y dentro de eso hablamos de los termotanques solares compactos. Por lo generar con tener un techo que entre media mañana y pasado mediodía tengan buena insolación y que esté en buenas condiciones ya está, y después lo de más nosotros con nuestro servicio hacemos todas las adecuaciones eléctricas y de montaje para que el equipo esté andando”.

“En nuestra región se calcula 50 litros por persona, o sea que para una familia de cuatro personas si bien 200 litros es ideal con uno de 150 litros va bien”, sostuvo.

Y cuando se planteó la duda sobre qué ocurre con los días nublados, dijo: “en las energías renovables cualquier consumidor e instalador debe saberlo y aceptarlo para después compensar energía. En los termotanques viene con un kit de apoyo, y en invierno un termotanque solar produce agua caliente hasta un techo, que por ahí no son los 50 grados pero puede dar menos y el resto se compensa, y eso varía de acuerdo el día, si es más o menos nuboso. Si se mira anualmente el equipo trabaja 80% con energía solar y 20% restante promueve de un apoyo auxiliar que puede ser este kit u otro que ya esté instalado en las casas”.

Sobre la compatibilización con las redes de energía tradicional en las casas de familia, dijo: “es compatible con red de energía por lo menos en termotanques solares y producción de agua caliente es sencillo adaptarlos. Si vamos a generación eléctrica fotovoltaica con paneles tenemos que ir a algunos cálculos y cuestiones más de raíz, pero hoy día vienen muchos equipos que son versátiles, que pueden dar lo que se necesita con configuración, y en cuanto a obras en sí hay que ver si hay que modificar o hacer parte de nueva instalación, sobre todo en casas antiguas, igual no es nada que no se pueda hacer”.

En cuanto a costos que implica una inversión para una vivienda de familia tipo siempre hay que analizar variables que influyen en el final, pero un termotanque solar con mano de obra puede rondar entre $ 100.000 y $ 150.000, y un sistema fotovoltaico para generación eléctrica mediante un sistema de soporte, no para toda la casa sino para distintos tipos de consumo, rondaría $ 200.000 o $ 250.000.

Luego, al consultar si ante un posible aumento en la demanda de equipos como producto de incremento tarifario, dijo que el mercado reaccionaría sin problemas: “hoy hay stock, no se observan problemas de importación que llevan los equipos”.

Sobre el perfil de los clientes de la región, sostuvo: “principalmente son quienes no tienen acceso a gas por la zona, o gente que está en obra y por referencias vecinales ven la posibilidad de ahorrarse la instalación de gas para tener agua corriente y prueban con esto”.

“Los clientes muy recurrentes son de Sicardi, Villa Elisa y algunos countries”, contó.

Y también dijo que “algo de industria se está sumando porque ellos tienen mucha superficie con sol y tienen gran oportunidad de incorporar paneles”.

“Es una inversión muy redituable y no habrá un retroceso” sostuvo al evaluar el futuro, en donde consideró que también el entorno macroeconómico y las condiciones políticas van a favorecer hacia adelante estas instalaciones en nuevas construcciones, pero también en las existentes.

 

Fotos de la web institucional de la empresa.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias