miércoles 07 de diciembre de 2022 - Edición Nº2449
Impulsobaires » La Plata » 8 feb 2022

Ilegalidad y violencia

Gestión de Berni "bancó" que policías no intervengan mientras agredían a empleada municipal en operativo contra venta ilegal, y concejala reaccionó fuerte

Durante la jornada se vio una insólita situación en el microcentro platense cuando un operativo de Control Urbano intentó desbaratar unos puestos de venta ilegal, luego del pedido de comerciantes, y la policía provincial mantuvo una actitud pasiva mientras era agredida una agente comunal. Un funcionario del ministro de Seguridad, Sergio Berni, respaldó de manera increíble la inacción policial, y la concejal Romina Cayón, del Pro, fue durísima.


Por: Redacción

La situación fue muy tensa durante la jornada cuando una comisión de Control Urbano intentó desmantelar un foco de venta ilegal de mercancías a pedido de los comerciantes del microcentro, y mientras los agentes hacían su trabajo una trabajadora municipal fue agredida por un individuo que estaba actuando fuera de la ley. Sin embargo, mientras eso se daba, un grupo de policías estaba sin accionar lo que podría interpretarse como un claro incumplimiento de los deberes de funcionario público, o tal vez obediencia debida.

Es así cuando Pablo Fernández, un funcionario de segunda o tercera línea del ministerio de Seguridad que dirige Sergio Berni, habló como vocero y dijo: “al Sr intendente le decimos que esta fuerza policial no será utilizada para impartir el miedo en los trabajadores”, con lo cual ratificó la inacción policial que terminó permitiendo para que una agente municipal fuera agredida verbal y físicamente.

Mientras Berni estaba ocupado librando batallas sin sentido en la internas en el PJ en donde perdió bastante terreno, Fernández (Pablo) buscaba salvar su responsabilidad en este suceso.

En ese sentido, la concejala Romina Cayón, dijo: “el Intendente Julio Garro estuvo siempre del lado de los trabajadores, acompañando con muchísimo esfuerzo a cada vecino que han dejado completamente solo y asfixiado con sus políticas restrictivas y la inflación galopante que imparten”.

“Desde el municipio se impulsó un registro de vendedores y se asignaron espacios concretos para desarrollar las ferias, donde no se venda mercadería ilegal, está claro”, sostuvo. 

Agregó: “queremos laburo, más que nadie, lo que no vamos a permitir es que las mafias y los vivos que se aprovechan de las necesidades de los más vulnerables, sean los que pongan las reglas”.

“Es una falta de respeto total que el Gobierno de la Provincia desampare a los trabajadores Municipales, le de la espalda a los vecinos que generan empleo genuino en la ciudad y defienda el mercado ilegal. Vergüenza ajena”, concluyó.
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias