lunes 05 de diciembre de 2022 - Edición Nº2447
Impulsobaires » Economía » 10 feb 2022

Interior

Manzur: "La única manera de resolver los problemas es con inversión"

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, valoró este miércoles en Rosario el proceso de industrialización que atraviesa el país y aseguró que “la única manera de resolver los problemas es a través de la inversión”, al participar de la presentación del proyecto de la fábrica de electrodomésticos Liliana por $2.500 millones, que llevará su planta de personal a 1.500 empleados a fines de año.


Por: Redacción


Manzur sostuvo que “hay que generar más riqueza en la Argentina, ese es el desafío”, y agregó que “cada uno tiene que poner su granito de arena para seguir adelante: los empresarios con su vocación emprendedora, los trabajadores llevando adelante su tarea como corresponde y nosotros desde el Estado, facilitando el proceso”.

La empresa de electrodomésticos Liliana presentó su plan estratégico de inversiones por $2.500 millones, lo que le permitirá ampliar su planta productiva en un 50%, sustituir importaciones y generar nuevos puestos de trabajo.

Liliana cuenta con 1.140 puestos de trabajo, récord de nivel de empleo en toda su historia, y tras la inversión y ampliación de sus líneas de producción alcanzará la ocupación de 1.500 personas.

La empresa recibió el certificado de elegibilidad del Ministerio de Desarrollo Productivo que le permitirá gestionar un crédito a tasa subsidiada por $1.000 millones de la línea para proyectos estratégicos que el ministerio lleva adelante con el Banco de la Nación Argentina.

Manzur estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el gobernador santafesino, Omar Perotti; el secretario de Industria, Ariel Schale; el gerente y copropietario de Liliana, Leonardo Jacobson; y el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló.

El jefe de Gabinete dijo que “hay muchas dificultades, pero también está la vocación y la decisión política de seguir hacia adelante”.

El ministro sostuvo que “algunos indicadores así lo muestran: el año pasado la Argentina creció por arriba del 10 por ciento de su PBI, con todo el viento de frente exportó más de 75.000 millones de dólares en plena pandemia”.

“Quiere decir –continuó el funcionario- que se abre una perspectiva interesante para adelante. Pero tenemos niveles de pobreza inaceptables y la única manera de resolverlos es a través de la inversión y generando las condiciones para seguir adelante”.

Manzur enfatizó que “el desafío es generar más riqueza en Argentina, ver de qué manera el Estado se transforma en un facilitador para generar las inversiones a la producción y agregar valor a lo que nosotros producimos”.

Kulfas, a su turno, señaló que “esta fábrica es un orgullo para Santa Fe pero también para toda la Argentina, porque y tiene la vocación y la decisión de invertir”.

En esa línea, agregó que “al principio del gobierno estaban con muchas dificultades, con máquinas paradas, con menos de 500 personas trabajando”.

Y completó: “Así que ver hoy aquí 1.140 trabajadores y trabajadoras, que consiguieron empleo y que esperan llegar a 1.500, es algo que merece un fuerte aplauso para los industriales que apuestan en serio, que arriesgan, que ponen sus recursos para crecer”.

El gerente de Liliana, Jacobson, destacó por su parte “las políticas de estado industriales que han generado este escenario propicio para que esto se pudiera dar”.

El empresario dijo que “este proyecto de inversión no es uno más luego de años muy complicados, donde la industria venía sufriendo mucho, donde el mercado interno estaba contraído, y donde ese ruido a fábrica cada vez se iba apagando más”.

Jacobson afirmó que “no hay nada más gratificante para un industrial que poder caminar por los pasillos de su planta y escuchar el ruido del trabajo, de los balancines golpeando, de las inyectoras, esto es sinónimo de una industria activa, de una fábrica prendida”.

Por último, el industrial sostuvo que “esto no solo significa un crecimiento parra la compañía, sino que representa una reactivación industrial y económica, que es producto de dos factores: la decisión nuestra como industriales de seguir apostando al país, y también gracias a las políticas de estado industriales que han generado este escenario propicio para que esto se pudiera dar”.

La planta industrial de Liliana está ubicada en la localidad santafesina de Granadero Baigorria, cuenta con más de 25.000 m2 y produce más de 200 modelos de electrodomésticos.

Nuclea procesos productivos integrados que incluyen la construcción y mantenimiento de matrices, inyección de plástico, y el mecanizado y armado de productos.

Además de su marca propia fábrica para Black & Decker, Electrolux y Top House, y entre 2016 y 2019 por la apertura indiscriminada de importaciones redujo 40% su cantidad de empleados.

Desde diciembre de 2019 comenzaron a incorporar empleados y en el primer año y medio contrataron a 500 trabajadores, de los cuales más del 50% son trabajadores y trabajadoras que habían sido despedidos entre 2017 y 2019.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias