jueves 18 de agosto de 2022 - Edición Nº2338
Impulsobaires » Mundo » 10 feb 2022

Conflicto

Rusia inicia ejercicios militares, y diplomáticos se reúnen en Moscú y Berlín por Ucrania

La jefa de la diplomacia del Reino Unido urgió hoy a Rusia a desactivar tensiones con Ucrania, mientras miles de soldados rusos comenzaron ejercicios en Bielorrusia en medio de un despliegue militar cerca de Ucrania que genera temores de invasión en Occidente.


Por: Télam

De visita en Moscú, la canciller británica Liz Truss advirtió a Rusia que atacar a Ucrania "tendrá enormes consecuencias y severos costos" y urgió al Kremlin a distender la situación y respetar acuerdos internacionales que lo comprometen a repetar la independencia y soberanía de su vecino.

Sentado en otro extremo de una mesa, un serio canciller ruso, Serguei Lavrov, antes del inicio de conversaciones a puertas cerradas con Truss, enfatizó que Rusia no aceptará sermones de Occidente.

"Los enfoques ideológicos, los ultimátums e intentos de moralizar no llevan a ningún lado", dijo Lavrov, que notó que las conversaciones con Truss consituyen la primera reunión entre los máximos diplomáticos de Rusia y el Reino Unido en más de cuatro años.

Rusia desplegó a decenas de miles de soldados cerca de la frontera con Ucrania y ha iniciado una serie de maniobras militares, pero niega las acusaciones de Occidente, sobre todo de Estados Unidos, de querer invadir a la exrepública soviética.

El Gobierno del presidente Vladimir Putin ha exigido garantías vinculantes de que Ucrania y otras naciones que integraban la Unión Soviética no se sumarán a la OTAN y de que la alianza militar frene el estacionamiento de armas allí y reduzca la presencia de tropas en Europa del Este.

Estados Unidos y la OTAN rechazaron las exigencias.

El reforzamiento militar de Rusia cerca de Ucrania incluye el despliegue de soldados en territorio de su aliada y vecina Bielorrusia, que hoy comenzaron ejercicios que durarán diez días.

Los ejercicios ruso-bielorrusos "se desarrollan con el objetivo de prepararse para detener y repeler una agresión exterior como parte de una operación defensiva", aseguró el Ministerio de Defensa de Rusia en un comunicado, informó la agencia de noticias AFP.

Kiev, la capital ucraniana, está ubicada a solo 75 kilómetros al sur de la frontera con Bielorrusia, y Occidente teme que Rusia utilice las tropas presentes en suelo bielorruso para invadir a Ucrania.

Rusia y Ucrania están fuertemente enfrentados desde 2014, cuando el entonces Gobierno ucraniano afín a Moscú fue derrocado por una ola de protestas y reemplazado por el actual, que es nacionalista, antirruso y prooccidental.

Poco después, Rusia se anexionó la península ucraniana de Crimea y apoyó a milicias alzadas en armas en el este de Ucrania en rechazo al nuevo Gobierno de Kiev. Más de 14.000 personas han muerto desde entonces en combates entre el Ejército ucraniano y las milicias.

En 2015, Francia y Alemania ayudaron a alcanzar los llamados Acuerdos de Minsk, firmados en esa ciudad, capital bielorrusa. El pacto puso fin a los grandes combates, pero los esfuerzos por lograr un entendimiento político definitivo se estancaron, y las escaramuzas son habituales.

Sin embargo, Ucrania no ha implementado partes clave del acuerdo, y Rusia la ha acusado de renegar de sus compromisos.

Representantes diplomáticos de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania, quienes se reunieron por última vez en París a fines del mes pasado sin lograr progresos, tenían previsto celebrar otra ronda de contactos hoy en Berlín en busca de consenso en torno a la interpretación del acuerdo de 2015.

Las conversaciones en Moscú forman parte de una febril actividad diplomática que esta semana incluyó visitas del presidente francés, Emmanuel Macron, a Rusia y Ucrania, y reuniones con Putin y con su par ucraniano, Volodimir Zelenski.

Macron dijo que Putin le aseguró que Rusia no iniciará una escalada, pero también admitió que llevará tiempo encontrar una solución diplomática a la crisis.

El jefe de Gobierno alemán, el canciller Olaf Scholz, visitará Kiev y Moscú el 14 y 15 de febrero.

Scholz se reunió esta semana en Washington con el presidente estadounidense, Joe Biden, quien prometió que un ducto construido por Rusia para llevar gas a Europa a través de Alemania no será puesto en funcionamiento si ocurre una invasión de Ucrania.

La OTAN también ha reforzado su despiegue de tropas en el flanco este de la alianza.

Estados Unidos trasladó soldados de Alemania a Rumania y desplegó otros en Polonia.


 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias