domingo 03 de julio de 2022 - Edición Nº2292
Impulsobaires » Politica » 16 feb 2022

Escándalo

Republicanos Unidos quiere que se cancelen subsidios a la ONG que presidía Schulman y se la declare "persona jurídica no grata"

Republicanos Unidos presenta dos proyectos sobre el escándalo por la agresión del activista de derechos humanos José Schulman a una trabajadora. Ambos son del legislador Roberto García Moritán, a quien acompaña como co-autora su compañera de bloque Marina Kienast. Cuestionan no sólo la agresión de José Ernesto Schulman, sino el intento de abusar de su posición política en la Asociación. “Es evidente el abuso político que cometen, incluso amenazó a la trabajadora agredida con meterla presa”, afirman.


Por: Redacción

El legislador de Republicanos Unidos Roberto García Moritán presentó dos proyectos, uno de ley y otro de declaración, relacionados al escándalo que incluyó al dirigente K José Schulman, que insultó y le pegó a una mujer en la terminal de micros de Santa Clara del Mar. Acompaña como coautora de los mismos la legisladora del mismo espacio, Marina Kienast.

Uno, de ley, propone denegarle subsidios de ahora en adelante a la “Liga Argentina por los Derechos del Hombre”. El segundo, de declaración, busca declarar persona jurídica no grata a la institución. En ese sentido, solicitan que la Legislatura se expida y tome “medidas para que ninguna asociación futura, más aún una que trate sobre DD.HH., sea utilizada como medio político para conseguir influencia y que la misma justifique el uso de amenazas y violencia”.

“Esta asociación, recibió en los últimos 10 años la suma exacta de $6.672.824, lo cual es sumamente reprochable que una organización orientada a los DD.HH reciba este monto y que su propio presidente no pueda adherirse a las normas y principios que los propios DD.HH promulgan”, señala el documento que acompaña a la medida.

Los proyectos presentados afirman al respecto que “amenazar con usar el poder estatal de forma arbitraria para conseguir apresarla y cruzar otro límite de convivencia cívica agrediendo físicamente, no solo habla de lo cuestionable, moralmente hablando, del accionar esta persona, sino del cuestionable trabajo y la real intención de esta asociación”. 

Moritán sostuvo al respecto que “es evidente el abuso político que cometen, incluso el hasta hoy presidente amenazó a la trabajadora agredida con meterla presa. Con su renuncia no alcanza. Si usan esta asociación para amenazar gente y solucionar sus problemas personales, no deben recibir apoyo estatal”. “Que una asociación sea dirigida por una persona que concreta agresiones misóginas de extrema gravedad, resulta un mal ejemplo para la sociedad”, finalizó.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias