lunes 27 de junio de 2022 - Edición Nº2286
Impulsobaires » La Plata » 6 mar 2022

La semana que pasó

La vida cotidiana: Vivir con miedo, vivir sin libertad y el pedido de auxilio

Hoy es un buen momento para reflexionar y ver cómo nuestro metro cuadrado es invadido, y cómo somos amenazados todo el tiempo por delincuentes que tienen más derechos que los vecinos comunes. Vivimos con miedo a morir por un hecho violento generado desde la inseguridad, vemos cómo la política no tiene capacidad de respuestas para soluciones institucionales, y nos surgen necesidades de planteos extremos. Lo más seguro es que tengamos una sola vida, y ¿por qué no podemos vivirla libremente?. ¿Nuestros derechos humanos dónde quedaron?. Además, la economía de todos los días, la inauguración de sesiones ordinarias por parte del intendente Julio Garro, y algunas cosas más.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires Twitter @FMoschettoni


Cómo siempre, les dejo mi participación de este sábado en el programa “Impulso Ciudadano”, por Radio La Red de Mar del Plata en donde hablo de inflación, costo de vida de febrero y de varios aspectos de la economía de nuestros días. Y también dejo un formulario que es una especie de encuesta que me ayudará para seguir analizando, y están invitados a contestarla si tienen tiempo y ganas de hacerlo haciendo clic aquí.


Aprovecho también para extender una invitación de la proyección de la película “La teoría del todo”, el próximo 9 de marzo a las 18 en el Cine Municipal del Pasaje Dardo Rocha con entrada libre, pero con inscripción previa que se puede hacer desde aquí.

El evento está enmarcado en el ciclo “Cine y Salud”, a cargo de la Secretaría de Salud y la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de La Plata con el auspicio de la Sociedad Médica de La Plata.

En esta ocasión la jornada está vinculada a la conmemoración del “Día Mundial de las Enfermedades Raras”, que fue el lunes 28 de febrero y en la ocasión la Comuna se pintó con luces de colores para llamar la atención y reflexionar: “cada año, el último día del mes de febrero es el Día Mundial de las Enfermedades Raras, una jornada cuyo objetivo es concienciar sobre qué son las enfermedades poco frecuentes, las problemáticas asociadas, la necesidad de mejorar el tratamiento y la defensa de los derechos de los pacientes y sus familias”, dijo Enrique Rifourcat, titular de Salud comunal.

“La teoría del todo”, desde el punto de vista fílmico es el título de la película autobiográfica basada en las memorias de Jane Hawking, primera esposa del físico Stephen Hawking, y se basa en el amor, el romanticismo, el por qué de mantener un espíritu de lucha a pesar de la adversidad, y la superación. Stephen padecía esclerosis lateral amiotrófica.

Una “teoría del todo” se refiere a la búsqueda de los científicos por una teoría completa del universo en lógicas como múltiples universos, y es lo que Stephen investigó entre otras tantas cosas.

Así que es doblemente una buena oportunidad para ir a reflexionar el próximo miércoles.

Ahora sí, empezamos

¿Acaso somos verdaderamente libres?. Hasta el momento sabemos que tenemos una sola vida asegurada y comprobada de su existencia, y por lo tanto cada minuto de ella debe ser vivido en plenitud. De nada sirve perder tiempo, pero menos que nuestro tiempo sea manejado por terceros como quieren.

O sea que si somos libres debemos estar seguros, vivir seguros de que un hecho inesperado no termine con nuestra vida y todos nuestros proyectos se frustren y desaparezcan así porque sí.

El mundo está amenazado en la libertad de sus habitantes todo el tiempo, y aunque parezca lejanos es así, y el caso más gráfico es lo que ocurre en Ucrania, en donde el demente Vladimir Putin decidió invadirla y organizó una matanza de civiles, y hasta despertó alarmas cuando se activaron protocolos se seguridad nuclear.

Pero también nuestro metro cuadrado está amenazado todos los días. Salir a la calle es hacerlo con un miedo que pasa a lo irracional, o sea que deja de ser el racional que es necesario para cuidar nuestras vidas.

Ir a una heladería en la noche de un sábado, salir a dar una vuelta a un parque o plaza un domingo bien temprano, ir a una verdulería a la tardecita, sacar la basura a las siete de la tarde, ir a un cajero automático, cruzar a lo de nuestros vecinos, dejar la puerta entreabierta. Todo esto constituye un marco de vida de un ciudadano normal, seguramente el de usted que lee o en mi caso cuando escribo. Pero ese marco de nuestro metro cuadrado ya está invadido y amenazado por completo.

En la semana leía una nota en el portal NexoNorte.com.ar sobre seguidillas de hechos de inseguridad en City Bell, Villa Elisa, Gonnet, barrios hermosos en donde hay gente que se quiere mudar por el accionar delictivo, y escuchaba lo mismo en el grupo de Whats App de vecinos de mi barrio, en el sur del Caso Urbano, y miraba el noticiero con padecimientos de vecinos de Parque San Martín, del oeste del distrito, de Los Hornos, de Villa Elvira, y así cada metro cuadrado de los 940 kilómetros cuadrados de esta capital.

En el medio ocurría la violación grupal a una joven de 20 años en Palermo, y en paralelo se iban conociendo historias, relatos de varios casos, y sobre todo en donde las víctimas explicaban que luego de un abuso o una violación siempre vivieron con miedo, y nunca volvieron a tener una vida plena, repleta de libertad, tranquilidad y sueños.

Hace unas semanas vimos por todos los canales de televisión cómo narcotraficantes operaban drogas ilícitas letales.

Cada caso extremo parece tener un tiempo en la opinión pública, y luego se diluye, o tal vez es ganado por otro caso de alto impacto que borra al anterior. 

Así se va nuestra vida. Vivimos con miedo, y con miedo no somos libres, y sin libertad no hay vida porque vida hay una sola.

En la noche del sábado repasaba la vida de Stephen Hawking, en virtud de la película que el próximo miércoles se compartirá en el Pasaje Dardo Rocha, y en realidad pensaba más en esa teoría que debería explicar el origen de todo, y es fantásticamente enloquecedor bucear para ver si encontramos esa explicación que seguramente no vamos a encontrar en nuestra vida, pero tenemos la ilusión de descubrir algo, porque somos curiosos. Así que lamentablemente me quedo hace 13.500 millones de años atrás cuando aparecen la materia y la energía, el tiempo y el espacio y asistimos a saber que eso era el “big bang” como fenómeno físico, y luego muchísimos años después conocemos sobre átomos y estructuras moleculares, y encontramos la química, y luego muchísimo más adelante la biología, etcétera, etcétera, etcétera. Pero antes de esos 13.500 millones de año la ciencia todavía no nos puede explicar nada demasiado razonable, entonces encontramos una perilla imaginaria, o sea alguien que encendió la maquinaria de la física que luego dio paso a la química y más adelante a la biología. Cuando la ciencia no explica buscamos esa fuerza extraordinaria que muchos le llamamos dios. Dios, no religión. Y me parece que hay tantos dioses como necesidades de los humanos que hemos transitado por la tierra. En un dios hasta los más escépticos creemos en nuestros momentos de aflicción, cuando tenemos la angustia por la vida de un ser querido que se nos está por ir, o hasta antes de subir a un avión cuando vamos a la capilla del aeropuerto y rezamos aún sin saber una oración.

Y voy a esto porque siempre tuve una idea de respaldar mi oposición a la pena de muerte diciendo que ningún ser humano tiene la facultad de decidir sobre la vida de otro ser humano, por una cuestión simple de paridad, y de creer que esa perilla representada por un dios en realidad es la que nos dio la vida a cada uno de nosotros, y ella es la que debe decidir nuestra misión y nuestro paso terrenal. Pero sin embargo empiezo a descreer de esa idea, y empiezo a creer en el accidente, en una ocasión particular y única que nos dio la posibilidad de surgimiento a los humanos, por lo tanto somos todos iguales, y todos como sociedad podemos decidir los ordenamientos, incluyendo las sanciones más extremas para quien no se adapta a vivir en conjunto.

Ahora bien, si nuestra libertad se ve amenazada, si nuestro metro cuadrado es invadido y si tenemos una sola vida, resulta lógico que se nos ocurra vivir en plenitud, y es allí en donde me surge la pregunta para debatir (atención: dije debatir): ¿no será hora de plantear pena de muerte para narcotraficantes, violadores y criminales irrecuperables?.

Seguramente más de uno me tirará sobre la cabeza los múltiples tratados internacionales existentes a los que el país adhiere incluso desde la constitucionalidad. Los conozco, y en oportunidades también los tiré sobre las cabezas de otros a los que creía extremistas de una idea. Pero también sé que todo lo que un legislador crea, ya sea él mismo u otro lo puede desarmar o modificar. Así funciona la vida en sociedad con sus ordenamientos. 

Las leyes difíciles de entender son las de la física, y el planteo difícil de despejar es el filosófico representado por la la perilla imaginaria, pero una Constitución o una ley se modifica de manera muy simple si hay intención.

Lo difícil de llegar a estos extremos, al menos para mí, está relacionado con los fracasos sistemáticos de la política para resolver este problema en cuestión, el que tiene que ver con la amenaza a nuestra libertad y nuestra vida. Hace años que la inseguridad y las amenazas a la libertad de las personas es una constante, y lo peor es que se profundiza. La política fracasó y las instituciones parecen inmóviles sin poder dar respuestas a un planteo tan elemental. Pero no culpo a las instituciones sino a la política que no le dan contenido.

En definitiva, nuestra vida en sociedad podría entenderse como un algoritmo de múltiples variables pero sin embargo finitas, o sea que es compleja pero maniobrable. El tema es entender de qué se trata y operar como si fuese un juego. Encontrar la resolución es tarea de la política, y en realidad es su única tarea. ¿Lo hacen?.

Los políticos no saben, no quieren o no pueden resolver este problema de la vida cotidiana.

No podemos vivir más con miedo. En La Plata la inseguridad no da respiro. La policía no aparece, el ministerio de Seguridad que dirige el “sheriff” Sergio Berni está borrado, los pocos delincuentes que se detienen salen libres y encima se ensañan con sus víctimas, y una buena parte de la política busca la excusa sociológica para justificar hasta violaciones. ¡Estamos totalmente locos!.

El viernes el diputado de Avanza Libertad, Nahuel Sotelo, salió a plantear un Registro Público de Violadores en donde el vecino conozca a la amenaza real que puede tener en su barrio. Él dice que las estadísticas señalan que el 80% de los que violan lo volverían a hacer, por lo tanto claramente constituye una amenaza social si es así. La iniciativa recién empezó a caminar por la Legislatura y vale la aclaración que es para aquellos que tengan condena firme. También hay que decir que será tildada de inconstitucional, de violar la privacidad y mil cuestiones de esa naturaleza.

El intendente Julio Garro pidió nuevamente en la inauguración de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante el manejo de la Policía Local, y también que los municipios participen de la elaboración de las políticas de seguridad. La Provincia no escucha los pedidos, está cerrada en su propia inoperancia y en acciones alocadas de Berni, que casi nadie sabe para qué está ocupando el cargo.

La política tiene que empezar a responder, a encontrar caminos y soluciones, y además hay que empezar a debatir la necesidad de contemplar en la legislación situaciones como penas de muerte para irrecuperables (y repito: dije debatir). Es duro, es triste tener que plantearlo, y hasta tengo muchas dudas por eso pretendo el debate, pero no parece existir otro camino.

Recalco: nuestro metro cuadrado, nuestra única vida, nuestra libertad, nuestra felicidad, nuestra satisfacción con las pequeñas cosas está amenazada todo el tiempo. Alguien tiene que hacer algo.

Las clases presenciales

En la semana comenzaron las clases para miles de niños y en nuestra ciudad se vivió con alegría. Había vida, se escuchaba el alboroto de las chicas y chicos entrando y saliendo de los colegios, se empezó a recuperar algo del tiempo perdido en la alocada cuarentena eterna.

Por lo que se sabe en el distrito hubo un comienzo prácticamente normal, con algunos casos puntuales de establecimientos que presentaban problemas en lo que corresponde a la órbita provincial.

El día de comienzo de clases, el intendente Garro inauguró el ciclo lectivo en la Escuela 45, en el barrio “El Mondongo”, en el tradicional edificio identificado con René Favaloro. El alcalde estuvo acompañado por el secretario de Cultura y Educación, Martiniano Ferrer Picado, varios docentes, alumnas y alumnos.

En este tiempo para recuperar la presencialidad hay que reconocer el trabajo permanente que hizo el espacio “Padres Organizados” con peticiones a las autoridades quienes en muchos casos se manifestaron difíciles para establecer un diálogo, precisamente en el ámbito de competencia bonaerense.

Con cuatro ejes rectores, Garro inauguró las sesiones ordinarias

El jueves e Concejo Deliberante comenzó su período de sesiones ordinarias número 79 luego de que el intendente Julio Garro pronunciara su discurso formal.

En la ocasión habló de varios ejes importantes como un Plan Estratégico, inversión pública y privada coordinadas, pedido de la Policía Local, y fuerte reducción del gasto público.

En esta columna se fueron anticipando varios de esos ejes, y entre otras cosas se destaca la reducción de siete secretarías y con ellas el ajuste en el gasto público que se va a traducir en afectar alrededor de $ 370 M en obras públicas.

También se refirió a un Plan Estratégico buscando una ciudad de más fácil interconexión, más sustentable, con buena planificación, y jerarquizando el espacio público.

Habrá fuerte inversión para recuperar el Paseo del Bosque, se van a construir más establecimientos educativos, y se buscarán más acciones para fortalecer los barrios y localidades.

También dio una buena parte del discurso al planeamiento, a la recuperación del concepto de construcciones urbanas y criticó a las gestiones anteriores que miraron para el costado dejando que no haya ninguna regla para construir, tomar tierras, hacer barrios en terrenos inundables, entre otras cosas.

La vicepresidenta del Concejo Deliberante, Romina Marascio, destacó las palabras del alcalde, y dijo que el mensaje fue “pensar en el mañana y llevar soluciones a la vida de la gente. Que lo que hagamos hoy sea para siempre. Los grandes cambios no se hacen de un día para el otro”, y sostuvo que la gestión comunal “pudo ser eficiente con la reducción del gasto público”.

Sin embargo, el Frente de Todos fue muy crítico, y en un comunicado de los ediles de la bancada que conduce Yanina Lamberti, dijeron que “Garro dio un discurso alejado de la realidad y de los platenses. Los únicos anuncios concretos que hizo son obras que financian y realizan los gobiernos Nacional y Provincial, a los que omitió nombrar en su intervención”.

El Concejo Deliberante, presidido por el “garrista” Darío Ganduglia, estaba repleto de banderas del Pro, de la UCR y varios sectores que integran “Juntos”, y había presencia de referentes de esas formaciones políticas. Además, estaban los legisladores provinciales electos por nuestra ciudad como los senadores de Juntos, Florencia Barcia, Juan Pablo Allan, los diputados Fabián Perechodnik, Claudio Frangul y Julieta Quinternos, la diputada nacional Mercedes Joury, y el diputado provincial Daniel Lipovetzky; por el Frente de Todos se vio al diputado Juan Malpelli, entre otros. También estaban autoridades de universidades de la región, empresarios, el titular del Ente Turístico de La Plata, Daniel Loyola y la Defensora Ciudadana, Marcela Farroni.

Nombres que suenan para el 2023 en el Frente de Todos

En el Frente de Todos ya se escuchan varios nombres como posibles candidatos o candidatas a la intendencia. Por ejemplo, la diputada nacional Victoria Tolosa Paz, que ya empezó a tener más presencia en eventos sociales, el diputado provincial Juan Malpeli, los concejales Guillermo Escudero y Luis Arias, y el diputado provincial Ariel Archanco.

Tolosa Paz estuvo durante la semana en el Museo de Ciencias Naturales junto al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis y el presidente de la UNLP, Fernando Tauber. También había algunos concejales, el titular de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, José Arteaga, y el titular de Corredores Viales, Gonzalo Atanasof.

Además, la legisladora compartió un plenario partidario con Atanasof y Katopodis.

Mejorar la Ciudad

En esta columna siempre se insistió con implementar la vieja ordenanza sobre padrinazgo de espacios públicos, y dar lugar a colaboración de instituciones privadas y empresas para el mantenimiento de plazas espacios públicos.
Es lógico entender que la Ciudad tiene como característica central ambiental una enorme cantidad de espacios públicos, y que mantenerlos tiene un costo presupuestario enorme, porque además de los trabajos de refacciones y limpieza hay que trabajar intensamente en las acciones del vandalismo. 

Dar paso a la colaboración privada es necesario en estos momentos de presupuestos escuetos, y sería una buena oportunidad intentarlo, al menos con algún plan piloto.

Y también hay que verificar las diversas concesiones de los antiguos y originales hexágonos que luego fueron teniendo modificaciones y ampliaciones. Ellos surgieron en la administración del ex intendente Pablo Pinto pero tuvieron fuerza en la del ex intendente Julio Alak.

Para su momento fueron importantes y atractivos, y cumplieron un buen rol, aunque estamos hablando de los años noventa, ya hace demasiado.

En estos tiempos hay cambios en la alimentación, vamos hacia consumos más responsables y criterios más ambientalistas, por lo que sería una buena idea contemplar concesiones a opciones veganas, vegetarianas que puedan convivir con las hamburgueserías tradicionales de marcas de primerísima línea que llegaron a la Ciudad en los últimos cuatro o cinco años. Y que en todos esos emprendimientos haya un eje rector de concientización de lo ambiental.

El hecho de abrir el juego a nuevos capitales no implica dejar afuera a los actuales emprendedores, pero podría ser muy bueno para la comunidad que haya un concurso de ideas y posteriores oferentes en función de una Ciudad que brille y se renueve constantemente.

Hasta el próximo domingo.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias