viernes 02 de diciembre de 2022 - Edición Nº2444
Impulsobaires » Mundo » 11 abr 2022

Anticipo

El canciller austríaco anunció que mantuvo una reunión "franca y dura" con Putin

El jefe del gobierno de Austria, Karl Nehammer, se reunió hoy con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y mantuvo una conversación que describió como "franca y abierta" pero "dura", en la primera visita de un líder europeo a ese país desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania.


Por: Redacción


"La conversación con el presidente Putin fue muy franca, abierta y dura", precisó Nehammer, informaron el medio austríaco Kurier y la agencia de noticias rusa Sputnik.

"Esta no es una visita amistosa. He venido directamente de Ucrania y he visto con mis propios ojos el inconmensurable dolor", destacó.

La reunión entre Nehammer y Putinen duró aproximadamente una hora y se desarrolló en la residencia de Putin en Moscú.

El canciller abordó con el líder ruso la necesidad de crear pasos humanitarios para suministrar agua potable y alimentos y evacuar a mujeres, niños y heridos, según el medio austríaco.

"Yo mencioné los serios crímenes de guerra en Bucha y en otras localidades y destaqué que, quienes sean responsables, deben ser llevados a la justicia", agregó.

Con respecto a las medidas de bloqueo económico contra Rusia, un comunicado difundido por la oficina de Nehammer señaló que "le dijo claramente al presidente Putin que las sanciones van a seguir y que van a intensificarse mientras siga muriendo gente en Ucrania", informó la agencia de noticias AFP.

El canciller austríaco tiene la intención de discutir la reunión con los socios europeos y acordar nuevas medidas.

El vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, por su parte, especificó que los austriacos pidieron que la cita transcurriera a puerta cerrada.

Si bien no hay prevista una conferencia de prensa conjunta, se espera que Nehammer hable con los periodistas hacia las 19 (13 horas en Argentina).

El pasado 24 de febrero, Rusia invadió Ucrania con el argumento de que las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitaban ayuda frente al "genocidio" por parte de Kiev.

Del 24 de febrero al 10 de abril, las hostilidades en Ucrania causaron la muerte de al menos 1.842 civiles y dejaron heridos a otros 2.493, pero según la ONU el balance real es mucho más alto.

Más de 4,5 millones de ucranianos buscaron refugio en los países vecinos, a lo que se suman unos 7,1 millones de desplazados dentro de Ucrania, según la organización.

Numerosos países condenaron la invasión de Rusia y apoyan a Ucrania con suministros de armas, donaciones, ayuda humanitaria y sanciones contra Moscú.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias