domingo 14 de agosto de 2022 - Edición Nº2334
Impulsobaires » Economía » 15 abr 2022

Finanzas mundiales

Moody´s advirtió que el pago de deuda en rublos es motivo de default para Rusia

La agencia de calificación Moody’s advirtió hoy que si Rusia continúa pagando con rublos los bonos de deuda denominados en dólares, caerá en cesación de pagos “en los próximos 30 días”.


Por: Télam

La definición de Moody’s se da luego de que el 4 de abril último Rusia pagara en su moneda local los intereses de dos bonos con vencimientos en 2022 y 2042.

Según señaló la calificadora, si dichos bonos no son enmendados y pagados en dólares para el próximo 4 de mayo –tras un periodo de gracia de 30 días- Rusia podría caer en “lo que se considera como un default, de acuerdo con la definición de Moody’s”.

Los contratos de ambos bonos no contemplan cláusulas que permitan el pago en divisas que no sean el dólar, por lo que el pago en rublos “cambia los términos de pago originales y, por tanto, puede considerarse un default”.

"Aunque los eurobonos emitidos después de 2018 permiten, bajo ciertas condiciones, realizar reembolsos en rublos, los emitidos antes de 2018 (incluidos los bonos de 2022 y 2042) no contienen esta cláusula de moneda alternativa o solo permiten el reembolso en otras monedas fuertes (dólar, euro, libra esterlina o franco suizo)", detalló Moody´s en un comunicado difundido por las agencias de noticias AFP y Bloomberg.

Previamente, la agencia Standard & Poor’s señaló que Rusia cayó en un “default selectivo” por el impago en dólares de dichos bonos, y rebajó la nota del país de “CCC-“ a “CC” ubicándolo a sólo dos niveles del default.

Pese a las sanciones por parte de Occidente luego del comienzo de la guerra y los consecuentes retrasos en las transferencias, Rusia pudo, hasta el momento, realizar sus pagos de deuda y evitar caer en cesación de pagos.

No obstante, Moscú recibió un golpe la semana pasada luego de que el Tesoro de Estados Unidos, tras la difusión de los crímenes en la ciudad ucraniana de Bucha, prohibiera los pagos de deuda en dólares provenientes desde los depósitos que posee Rusia en bancos estadounidenses.

Tras la disposición de Estados Unidos, el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluánov afirmó que “los países de Occidente están haciendo todo lo posible para que Rusia declare el default” pero que Moscú usará “otros mecanismos” para realizar los pagos.

El funcionario señaló que Rusia posee suficientes fondos para pagar la deuda, pero que algunos inversores del extranjero no pudieron recibir los pagos por “acciones impropias de los bancos y del Gobierno estadounidense".

Por dichos motivos, el Kremlin amenazó con recurrir a acciones legales en el caso de que la declaración de default termina de concretarse.

“Presentaremos nuestras facturas al tribunal confirmando nuestros esfuerzos para pagar tanto en moneda extranjera como en rublos”, explicó el Ministro esta semana sin especificar a qué órgano jurídico recurrirá Rusia.

Por su parte, el analista de mercados emergentes en Bluebay Asset Management, Tim Ash, explicó a Bloomberg, que “si Rusia cae en default, no tendrá acceso a mercados internacionales de capitales, e implicará altos costos de créditos, incluso por parte de China; además de una menor inversión, crecimiento y una caída en el estándar de vida”,

La última vez que Rusia cayó en default con deuda extranjera fue hace más de un siglo, en 1917 tras la revolución bolchevique; mientras que la última cesación de pagos en deuda local ocurrió en 1998.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias