martes 04 de octubre de 2022 - Edición Nº2385
Impulsobaires » Policiales » 22 abr 2022

Inseguridad bonaerense

“Tenemos las pelotas llenas de estas cosas, te están echando del país”, aseguró el cantante de La Beriso por la salidera de la que fue víctima en Avellaneda

Tres motochorros le robaron la mochila donde tenía la plata para pagar el sueldo de abril de los músicos de la banda. “No dudo de que hubo un entregador”, dijo el reconocido líder de La Beriso.


Por: Redacción


“No fue al voleo porque vinieron a buscar la mochila donde tenía la plata”, aseguró esta mañana “Rolo” Sartorio, el cantante de La Beriso, quien ayer a la tarde fue víctima de una salidera bancaria en Avellaneda.

El músico, que había retirado el efectivo de una entidad bancaria ubicada sobre la avenida Mitre y la calle España, fue interceptado por tres motochorros a pocas cuadras de allí y se dieron a la fuga.

“Los tres que se me tiraron encima y no tenían armas. Eran muy grandotes. Uno me agarró del cuello y me tiró al piso”, recordó Sartorio al ser entrevistado por distintos medios de prensa en la puerta de su casa, destaca Infobae.com.

“Lo raro es que me seguían dos motos y había dos motos más esperándome. Me dejaron estacionar y cuando crucé la calle se me tiraron encima y yo ni los ví”, relató el cantante. El hecho ocurrió en la esquina de la avenida España y 12 de Octubre.

En la mochila lleva la plata para pagar los sueldos a los integrantes de la banda. “Hablé anoche con todos los chicos. Ellos saben comprender ya que les pagamos en toda la pandemia sin trabajar porque son amigos. Van a tener que esperar para cobrar el sueldo de abril. No queda otra que seguir trabajando”, se lamentó.

Sartori dijo que durante la mañana tiene que hacer varios trámites relacionados con el robo y que una vez que los finalice se va a acercar hasta el banco para hablar con el gerente. “Voy a ir a pedir una explicación”, afirmó.

Sus sospechas apuntan a que algún empleado bancario pudo haber pasado el dato a los delincuentes. “Cuando entré al banco no había nadie, no había gente”, se extrañó. Y recalcó varias veces que “nadie sabía del trámite que tenía que hacer”.

“No dudo de que haya un entregador”, dijo sin vacilar, entre la bronca y la resignación. Ahora, lo único que resta es que la Bonaerense haga su trabajo para dar con los motochorros. “Esto fue un operativo y ocurrió en una de las esquinas más transitadas de Avellaneda”, remarcó.

Sartori nació, se crio y sentó raíces en Avellaneda. Su mamá todavía sigue viviendo en Dock Sud y él admitió que últimamente empezó a moverse con más cuidado porque el barrio está muy inseguro. Sin embargo, aclaró que está en sus planes mudarse a raíz de este episodio.

“No me voy a ir del barrio, nací acá. Pero te están echando y también te están echando del país porque pasa en todos lados. Quiero aguantar con mi gente acá. Tenemos las pelotas llenas de que pasen estas cosas”, señaló el músico.

Por último, pidió que los gobernantes dejen de estigmatizar a la gente humilde y que avalen que roban por necesidad: “Esta gente que me robó no era humilde. Tenía motos caras y los testigos me dijeron que tenían chalecos como los que usa la policía”.

Y concluyó: “Hoy tenés que andar mirando a todos. Hay mucha impunidad”. 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias