jueves 18 de agosto de 2022 - Edición Nº2338
Impulsobaires » Politica » 27 abr 2022

Contrapoder

Kicillof 2023 depende del dedo de Cristina

En un contexto social de mecha corta y con un gobierno visiblemente debilitado, Axel Kicillof puso primera en la ruta para lograr la reelección en 2023. No obstante, el gobernador mueve fichas en dos tableros. Si bien desde su entorno reconocen el lanzamiento de su candidatura, todo quedará supeditado al rol que en el marco de la alianza del Frente de Todos (FdT), decida darle Cristina Kirchner. Las paredes de la ciudad de La Plata atestiguan la movida. En los últimos días amanecieron pintadas con la leyenda "Axel Gobernador 2023", como ilustra la foto que acompaña este comentario.


Por: Jorge Joury *

La situación podría modificarse si la vicepresidenta decide posicionarlo en otro lugar y no descartan que podría ser en el escenario nacional. También lo que se preocuparon en aclarar las fuentes de la residencia de la calle 6 es que por ahora "no se piensa en desdoblar las elecciones porque Cristina seguramente irá dentro de la boleta, como candidata a senadora por la provincia, teniendo en cuenta su caudal electoral en el territorio".

Aunque parezca mentira, una de las mejores apuestas de Cristina para restarle votos a la oposición es Javier Milei. Cree que si el líder libertario llegara al ballotage le estaría sacando votos a Juntos por el Cambio. Además, con el peronismo se podría ganar ante el temor a un Bolsonaro local. Hasta ahora Argentina no se mostró dispuesta a un cambio de ese tipo. Cristina ayuda a tejer este escenario, con su 30% de intención de voto, atornillada como siempre y como nunca en su incondicional núcleo duro. Y hasta quiere sumar, coqueteando con la ayuda de la izquierda cuyos votos también podrían serían determinantes.

También hay que tener en cuenta que en la grilla para ocupar el sillón de Dardo Rocha está anotado Martín Insaurralde, actual jefe de Gabinete y ex intendente de Lomas de Zamora. Hoy ejerce la función de una suerte de interventor bonaerense, con el apoyo de Cristina, su hijo Máximo, jefe del PJ bonaerense y la mayoría de los caciques del conurbano quieren que uno de ellos se siente en el sillón de Dardo Rocha.

Además, Insaurralde representa a Lomas de Zamora, el segundo distrito que geográficamente aporta mayor cantidad de votos después de La Matanza. También en el Instituto Patria mandaron a medir al ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro, otro de los preferidos de CFK.

"Axel va por la reelección. Por lo que falta por hacer, nuestro sueño fue siempre estar cuatro años más", afirman desde su guardia pretoriana.

Los voceros precisaron que esa decisión ya la habían anticipado el año pasado cuando lanzaron el Programa Seis por Seis, "donde dejamos en claro que tras cuatro años de macrismo y neoliberalismo, más los dos años de pandemia, creíamos en la necesidad de ir por un nuevo periodo para poder llevar adelante todas las transformaciones que tenemos que hacer". Por lo pronto, se pusieron en marcha ferias regionales para combatir la inflación. 

Kicillof quiere reivindicarse de su anomia con la política bonaerense. Para ello presentó un proyecto de ley en la Legislatura para que los intendentes tengan poder de policía en la lucha contra la inflación. Esto generó revuelo en la provincia de Buenos Aires. Juntos tomó distancia, porque entiende que no se puede castigar más al comercio de cercanía, pero varios intendentes del peronismo salieron a apoyar.

Los controles apuntaron, especialmente, a la canasta de carnes, frutas y verduras, y se realizaron, en una primera etapa, en los partidos de Florencio Varela, Avellaneda, Lomas de Zamora, Hurlingham, La Matanza, La Plata, Merlo, Morón, Pilar, San Fernando,  San Miguel e Ituzaingó.

Los primeros datos revelaron que, en general, las cadenas cumplen con los precios acordados y la señalética correspondiente. Sin embargo, se señaló  que Coto, Día, Disco y Carrefour muestran niveles de abastecimiento menores a los normales, con gran cantidad de faltantes en góndolas.

Otro tema que levantará olas es el anuncio del gobierno bonaerense señalando que avanzará en la reforma del sistema de salud que impulsa Cristina Kirchner. “La Vicepresidenta nos pide que hagamos el sistema nacional integrado de salud y nosotros le debemos la responsabilidad de llevarlo adelante”, dijo Nicolás Kreplak en un acto junto a Axel Kicillof y Daniel Gollan.

Kicillof detalló que la Provincia tiene 80 hospitales provinciales, más de 250 municipales y más de 1000 centros de atención primaria. "Son números más grandes que los sistemas de salud de muchos países del mundo", remarcó y señaló que "el sistema de salud tiene un sector privado, obras sociales, sector público y todos sus niveles, es sistema de salud completamente desintegrado y fragmentado, justamente para deteriorarlo". 

El gobernador también anunció la puesta en marcha del programa MESA que busca garantizar la seguridad alimentaria a más de 2 millones de familias que asisten a 11 mil comedores y aseguró que "el compromiso del Estado con el bienestar del pueblo es inclaudicable".

Mientras tanto, la economía sigue siendo el punto de mayor tensión en medio de una guerra interna sórdida. El rumor circulante da cuenta que hace más de una semana que no existe el diálogo entre Feletti y Guzmán. Economía quiere fuera de su equipo al secretario de Comercio. Mientras tanto, Feletti conspira con Kicillof, que donde puede le baja el precio a Guzmán. Estas peleas siembran más desconcierto y avivan el fuego de la incandescente inflación inercial que quema a todos.

Andrés “Cuervo” Larroque también aviva el fuego amigo y volvió a embestir contra Guzmán: “No lo votó nadie”, dijo. El Ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires y líder de La Cámpora aclaró: “Si la unidad es una emboscada a Cristina, estamos en problemas”.

Desde riñón del gobernador, ratifican que el plan es ir por la reelección, lo que, según advierten, siempre pensaron que será sin desdoblamientos, "porque está claro que Cristina va a ser parte de la boleta y en algún lugar va a estar presente. Prescindir de la persona que nos conduce y tiene los votos, sería absurdo", confiesan.

Pese al lanzamiento, entienden que el calendario electoral está muy lejos aún y que las definiciones "seguramente se den en febrero o marzo del próximo año" y que estas llegarán desde el Frente de Todos, al que consideran su principal herramienta electoral.

Si bien tienen en claro que "el kirchnerismo duro es la primera vez que gobierna la provincia de Buenos Aires buscando dejar su sello propio", saben que son parte "de una alianza política", por lo que dejan abierta la puerta a cualquier otra alternativa: "Sabemos que las posibilidades para otros cargos existen", entre ellas "la alternativa de ir a Nación para que Axel sea candidato a presidente o que acompañe en una fórmula de ese calibre".

En la mirada del jefe de Asesores de la Provincia, Carlos Bianco, "cuando uno se plantea como objetivo de gobierno llevar adelante una transformación profunda, todos sabemos que en cuatro años es imposible. Como mínimo dos períodos son los necesarios como para dejar una huella y un camino de transformación estructural", subrayó.

El ministro de la Producción, Augusto Costa , sostuvo que "cuando un gobierno cumple con un contrato electoral y gobierna para las mayorías, revalidar esa elección que hizo el pueblo en 2019 sería lógico". También hicieron saber su apoyo al gobernador Mario Ishii, alcalde de José C.Paz  y Leonardo Nardini, ex intendente de Malvinas Argentinas y actual ministro de Obras Públicas, quien le agradeció por poner en marcha la obra pública y le hizo un guiño a su candidatura. “No podemos modificar el pasado, sí dar vuelta la página y mirar al futuro. Pensar en la gente, que es nuestra responsabilidad como gobernantes; y trabajar en lo que viene, en los seis años que van a venir, obviamente de la mano de Axel como gobernador de la provincia de Buenos Aires”, añadió.

En la mirada del consultor y analista político Raúl Aragón: "la gobernación en la provincia de Buenos Aires se gana por un voto y no hay ballotage. Hoy habría un empate con cierta ventaja para Diego Santilli, pero está dentro del marco de error de la muestra, pero las posibilidades de reelección de Axel Kicillof son reales en una elección muy ajustada".

En referencia a las últimas mediciones sostuvo: "eos números que manejamos nosotros dan una diferencia de tres puntos a favor de Santilli. En la Tercera Sección gana Kicillof, en la Primera hay un empate técnico y cabe recordar que en la última elección Juntos ganó por muy poco; y en el interior gana cómoda la oposición; pero la batalla se definiría en la Primera".

Por su parte, para el analista Gustavo Marangoni: "esto va a depender mucho de la evolución de la economía de acá al año que viene, obviamente que todos los distritos son sensibles a esta variable, pero me parece que el corazón del kirchnerismo y el peronismo que son la Primera y Tercera Sección son muy sensibles a lo que pase con la reactivación y el consumo, y ese sería el primer elemento estructural".

Entre otras cosas, consideró que "está la cuestión que tiene que ver con la interna o si surgen otros candidatos que quieran entrar en un disputa, pero primero hay que ver lo que pasa con los ingresos, el consumo y con la reactivación" y agregó: "Más allá si es Kicillof u otro el candidato tiene que ver la decisión de Cristina y estas últimas medidas para que no se atrasen todos los programas tiene que ver con la percepción para el año que viene".

Mientras tanto, frente a una inflación imparable que exprime los bolsillos de la población, Cristina olfatea que en el 2023 la oposición puede llegar a la Casa Rosada. Por lo tanto, su idea es guarecerse en la provincia de Buenos Aires donde tiene un caudal electoral de entre el 25 y 28%. La idea es atrincherarse, armar la resistencia, como lo hizo en La Matanza durante el macrismo,  para volver a dar pelea en el 2027. Los intendentes se encolumnan detrás de ella, porque hoy  no hay dirigente que tenga esa intención de voto a nivel bonaerense.

Los números de los últimos años ayudan a comprender mejor la estrategia. Vidal fue gobernadora con el 39% de los votos. Cristina, aún perdiendo la elección a senadora de 2017 frente a Esteban Bullrich, obtuvo el 37% en la Provincia. “Con un poco de viento a favor y con que los Barones del conurbano jueguen bien, estamos ahí”, aseguran los dirigentes que recibieron instrucciones para avanzar con esa estrategia. Parece sencillo, pero no lo es. La duda es si Cristina jugará en el 2023 con el sello de Unidad Ciudadana, lo que parece insinuar, a la luz de que el Frente de Todos se encuentra en un punto crítico.

Con un presidente debilitado, la gestión totalmente paralizada, la maquinita del BCRA acotada por el aliento en la nuca del FMI, la impactante inflación, la caída salarial y las encuestas en rojo, la vicepresidenta teme que el escenario se convierta en un combo letal que los lleve directo a la derrota a nivel nacional.

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la Universidad Nacional de La Plata. El 22 de noviembre de 2017, el Concejo Deliberante de La Plata lo declaró "personalidad destacada en el periodismo"
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias