lunes 05 de diciembre de 2022 - Edición Nº2447
Impulsobaires » La Plata » 1 may 2022

La semana que pasó

La vida cotidiana: el futuro es liberal, lejos del populismo o la socialdemocracia

La inflación que atravesamos en estos tiempos obliga a replantear el futuro que deseamos, y revisar el pasado es una buena fórmula para empezar a ver en qué país queremos vivir. En tanto, el metro cuadrado sigue siendo un punto de contacto del vecindario y ahí está la mirada de las políticas públicas con avances y temas a realizar.


Por: Fabricio Moschettoni, editor de ImpulsoBaires Twitter @FMoschettoni

A continuación dejo mi participación de este sábado en el programa Impulso Ciudadano, por Radio La Red de Mar del Plata

El presente es asfixiante en materia de una economía que es un instrumento inválido para resolver los problemas de la gente, pero a su vez legítimamente se empieza a cuestionar la función de la política y sobre todo de los políticos.

A este enredo lo saca adelante solo la política porque en nuestra democracia liberal occidental así está determinado. Tenemos un sistema político que debe dar respuestas a estas problemáticas, y no es responsabilidad de nadie más que de las instituciones regular, reglamentar y además hacer realidad la calidad de vida de los ciudadanos.

Argentina durante todo el siglo XX y lo que va del actual estuvo gobernada por dictaduras de filo nacionalistas de derecha y que en su última cara dejó un desastre económico y 30.000 desaparecidos; políticos populistas como Hipólito Yrigoyen y Juan Domingo Perón, y socialdemócratas que vinieron después. Apenas pasó por breves años de desarrollismo con Arturo Frondizi, y ahí quedó. Si buscamos por qué tenemos nuestro presente debemos entender cómo se usó el Estado, para qué se lo utilizó, y sobre todo cómo se aplicó el gasto público y la construcción de una matriz económica en función de la economía global.

Pero está a la vista que se hizo prácticamente todo mal. Se usó el Estado como un proyecto partidista, se aplicó el gasto público para tener clientes y no para desarrollar ciudadanos que progresen con pensamiento crítico, se siguió pensando en carne y granos para exportar a cambio de manufactura importada y así la balanza comercial nunca cerró adecuadamente para pensar un país claramente desarrollado.
En Argentina nunca se aplicó un proyecto auténticamente liberal. En lo político siempre anduvimos mirando por el populismo y la socialdemocracia, o si queremos prácticamente en toda nuestra historia política democrática la balanza tuvo dos pesos: peronistas y radicales, o populistas y socialdemócratas, como de igual.

Posiblemente usted diga que hay un error serio en la apreciación sobre la ausencia de gobiernos liberales en la historia del país, y me recuerde que allá por 1880 algo pasó. Efectivamente, pasó la Generación del Ochenta y aún debatimos si fue auténticamente liberal o prácticamente conservadora.

Entre 1880 y la Primera Guerra Mundial el país cambió notablemente, creció como jamás lo hizo, se modernizó y tomó del eurocentrismo las mejores costumbres. Hacia el Centenario, Argentina tuvo ciudadanos más educados porque se extendió por todo el país la educación popular, vivían más años, mejoró exponencialmente su calidad de servicios por la inversión extranjera en ferrocarriles, recibió una fabulosa inmigración con ideas y sentido de trabajo, extendió tendidos de agua y comunicaciones en general, y se mejoraron ciudades y nacieron otras como La Plata; además hubo conducción, liderazgo y un ejercicio del poder pensando efectivamente que el futuro tenía que ser mejor que el pasado.

Depende del ángulo en que se haga la mirada es la consideración que cada uno hace de la Generación del Ochenta. Las partes conservadoras, a mi entender, tuvieron que ver con el proceso político muy reciente del país en el que había que reorganizarse institucionalmente y una falta de liderazgo podía retrasar un proyecto de progreso único porque también en ese momento los países del Atlántico Norte daban oportunidades como para acercarse, comercializar y crecer.

Si la historia fuese otra, y los tiempos diferentes, tal vez la Argentina del Ochenta podía ser indiscutidamente liberal, pero no lo fue del todo, igual esto es contrafáctico. Igualmente, el espíritu “alberdiano” estuvo presente, y con él una incipiente cuota de liberalismo.

Discrepo con ciertas ideas que quieren imponerse en la actualidad en nombre del liberalismo, ya que a mi criterio son francamente populistas de derecha.

El liberalismo no es solamente un plan económico, y ni siquiera un sistema económico, y si se parte desde ese enfoque vamos a caer en un error conceptual gravísimo. Por esa razón hablo de un liberalismo que no es tal y me refiero al que representa el diputado Javier Milei: es que hablar de libre mercado y poner un candado al Banco Central como opciones casi únicas terminan siendo un insulto al ideario liberal, que es tan rico y universal.

El liberalismo tuvo su expresión más significativa en la Declaración de los derechos del hombre y del ciudadano, el 26 de agosto de 1789 aprobado por la Asamblea Nacional Constituyente francesa y que hoy por hoy es un valor al que comulga la cultura occidental fundamentalmente. Y el liberalismo tiene dos pilares importantes: uno económico, y el otro muy esencial y base de todo su accionar que es el político.

Pero no hay liberalismo sin un trabajo articulado de sus dos pilares. Por eso la Generación del Ochenta es inconclusa en su criterio liberal, porque fue demasiado débil el pilar político republicano.

El liberalismo marketinero argentino es una falsa opción, porque si bien habla de propiedad privada como derecho sagrado, de libre mercado y de iniciativa privada, los rasgos que presenta en la concepción política dinamita el edificio liberal, ya que sostiene la inutilidad del Congreso, la desaparición de la política como articuladora, no consagra la tolerancia y esa es una cuestión muy evidente en cuanto a lo declarativo porque agreden de manera violenta insultando a adversarios e incluso a liberales clásicos, y este no es un tema menor. 

El hecho de hablar de casta tiene un significado muy profundo en la historia de todas las civilizaciones, y sería para un artículo específico la cuestión, pero las sociedades estamentales existieron desde que el sapiens reinó en la tierra, y siguen existiendo incluso ahora en medio de una sociedad global. Las castas no tienen solo una raíz en la política actual, sino a todo nivel de nuestra organización como país: en la economía, en la dirigencia comercial, en el periodismo, en los clubes de fútbol, en los sindicatos, en la Iglesia, y así tiene usted todo el domingo para agregar ejemplos.

Por eso que en Argentina es el momento de un liberalismo absoluto, real, contundente, como nunca en su historia se aplicó. Con sus poderes republicanos bien constituidos e inalterables, con el respeto a todas las ideas y creencias, con una libertad de expresión realmente garantizada, y entonando a John Locke en la idea de buscar la felicidad a través de la racionalidad, entender que la humanidad está integrada por miembros que deben ser libres e iguales, que la propiedad es un derecho y que los ciudadanos debemos adherir a un pacto social renunciando a determinados derechos en beneficio de la sociedad que integramos y así gozar de derechos más amplios. Y ahora sí pasar a una revolución económica liberal reformando la política impositiva, generando una economía con una moneda fuerte que la represente, creando una flexibilidad laboral hacia adelante sin cuestionar los derechos adquiridos anteriores a su aplicación porque eso nos dará seguridad jurídica, reestructurando nuestro sistema previsional, y bajando el gasto público inútil o sea el que está vinculado a la mala política.

Si trazamos nuevamente las bases del país, como lo soñó Juan Bautista Alberdi, si nos despojamos de los caminos emprendidos por el populismo y la socialdemocracia que no lograron dar pasos firmes y continuados hacia la felicidad de los individuos, posiblemente solo así vamos a conseguir una mejor calidad de vida, un país previsible, una nación con crecimiento sostenido en décadas, un pueblo más culto a partir de una educación integral para todos y no para algunos pocos, y  un futuro compartible con el mundo real.

El metro cuadrado
Durante la semana el intendente Julio Garro fue haciendo reuniones de seguimiento de áreas, una práctica que está implementando cada vez con más frecuencias y se basa en llamar al responsable de determinada secretaría y hacer un escaneo profundo sobre puntos débiles, cuestiones a mejorar, reclamos vecinales, y en función de eso corregir errores que se vayan detectando.

Garro está empeñado en el metro cuadrado, o sea de tratar de que lo inmediato de cada ciudadano en su vida del día a día empiece a mejorar.

En ese marco en la semana hubo una presentación de diez móviles flamantes para integrarlos a la Guardia Urbana de Prevención, Tránsito, Inspecciones y Control Ambiental, y en ese sentido la plantilla ya contaría con cincuenta unidades.

El mandatario encabezó el acto en el Parque Ecológico de Villa Elisa(foto), y aprovechó la oportunidad para reiterar su pedido a la Provincia para manejar la Policía Local: “sabemos que una de las principales preocupaciones que hoy tienen los platenses pasa por la seguridad”, dijo y agregó que “los intendentes queremos hacernos cargos de la seguridad y para eso necesitamos las herramientas, por ello pedimos el traspaso de la Policía Local a los municipios”.

“Desde el primer día desplegamos una política activa que se ve reflejada en la red de prevención inteligente conformada por las cámaras de seguridad instaladas en los distintos barrios y el Centro de Operaciones y Monitoreo (COM)”, destacó.

Otros temas importantes tuvieron lugar en la recuperación de espacios públicos en localidades y barrios, como por ejemplo instalando juegos en los Centros Integrados Comunitarios de El Rincón y Parque Sicardi.

En los próximos días se realizarán obras de asfalto en Plaza Rocha, y se siguen con intervenciones en 467 entre Camino General Belgrano y Ruta 36 además de lo que se lleva hecho sobre 501.

Una acción próxima importante es la recuperación de veredas que en etapa inicial tendrá como eje los centros comerciales y luego los lugares de mayor tránsito.

Chispazos judiciales

Si bien las últimas dos semanas el centro político judicial estuvo en la toma ilegal de tierras de Los Hornos, en donde el juez federal Alejo Ramos Padilla avaló la ocupación irregular y mientras Provincia y Nación no apelaron el fallo el Municipio se presentó con pruebas sobre comercialización de terrenos e hizo una denuncia penal, ahora el turno fue la causa por supuesta “mesa judicial”.

En ese marco, el juez federal Ernesto Kreplak procesó a funcionarios y ex funcionarios de Juntos y la AFI, entre ellos al ex ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, al ex subsecretario de Justicia, Adrián Grassi, al intendente Garro y al senador Juan Pablo Allan, además de a dos ex funcionarios de AFI.

El magistrado investiga si hubo una organización para orquestar causas judiciales al ex secretario de la UOCRA, Juan Pablo “Pata” Medina.

En ese marco, la mesa del Pro a nivel provincial, sus bloques legislativos nacionales y provinciales y sus intendentes con concejales y consejeros escolares, emitieron un comunicado conjunto diciendo: “repudiamos el procesamiento a dirigentes de nuestro espacio en la causa por supuesto accionar contra Juan Pablo “Pata” Medina. Este fallo brinda un mensaje confuso a la sociedad, convirtiendo a nuestra provincia en el “Reino del revés”.

“A quien durante años paralizó el crecimiento de la Capital provincial con amenazas, extorsiones y pedidos de coimas lo transforman en víctima; y a los funcionarios que se abocaron a escuchar los problemas de los vecinos, en victimarios”, indicaron.

Pero desde el bloque de ediles del Frente de Todos en La Plata se cargó contra Garro a quien quieren en el recinto del deliberativo, además de movilizar el pedido de una Comisión Investigadora.

“Hay responsabilidades políticas y el intendente Julio Garro tiene que asumirlo, vamos a pedir la interpelación", dijo el concejal Guillermo Escudero a la radio 221, y además en sus redes sociales agregó: “La ONU admitió que hubo Lawfare en Brasil reconociendo la persecución judicial a Lula”, sostuvo y puntualizó: “en nuestro país quedaron procesados el intendente Garro y el senador Allan como integrantes de la mesa GestaPRO que perseguía opositores durante el gobierno Macrista”.


En ese marco, el día del procesamiento, Garro habló desde un programa del canal América y fue contundente: “Yo debería estar orgulloso del procesamiento, porque haber defendido a los platenses del ‘Pata’ Medina me tendría que poner contento”. 

“Ahora tendría que llegar a mi casa, abrazar a mis nenas y que el día de mañana me digan ‘estoy orgulloso de mi viejo’. Sin embargo, estoy triste porque siento que vivimos en un país que es el reino del revés”, añadió.

Garro detalló que “uno por hacer lo que le corresponde, que es escuchar a la gente que vive en nuestra ciudad que era extorsionada, condicionada, y poner la cara y no hacerse el gil, termina procesado. Y la persona que comete los delitos esta con un juicio oral suspendido”. 

“El bueno pasa al lugar del malo y el malo al lugar del bueno. Parece que es más negocio hacerse el gil que hacer lo que hay que hacer: que es estar del lado de la legalidad, de la gente, del crecimiento, la construcción, el laburo, la inversión; y no estar del lado del apriete, la extorsión y el delito”, sostuvo.  

Y concluyó al respecto: “no me arrepiento, yo estaba esperando el procesamiento estas últimas semanas, ya lo sabía, pero estoy súper tranquilo porque defender a los platenses del ‘Pata’ Medina me permite apoyar tranquilo la cabeza en la almohada”.

El Frente Renovador se reunió con Massa por obras importantes

En tanto, en la semana referentes del Frente Renovador de La Plata, entre ellos el director ejecutivo de la Comisión de Regulación del Transporte (CNRT), José Ramón Arteaga, el diputado provincial Juan Malpeli y el concejal Facundo Albini, mantuvieron una extensa reunión con el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, en donde repasaron obras para nuestra región como las de la Estación de Trenes y el Tren Universitario.

Siempre es bueno redoblar esfuerzos para dar respuestas que mejoren la vida de los vecinos. En eso coincidimos con @SergioMassa  e integrantes del  @FrenteRenovador  #LaPlata, con quienes evaluamos el avance de obras en la estación de trenes y la ampliación del tren universitario”, tuiteó el director ejecutivo de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, José Arteaga.

El ex concejal platense agregó: “también conversamos sobre la implementación del Programa Paradas Seguras y sobre iniciativas de conectividad y accesibilidad digital en #LaPlata”.

“Gracias por el encuentro. Tenemos una gran agenda de trabajo por delante para impulsar el sector productivo y la actividad económica”, dijo.

Tres referentes de peso se disputan la conducción radical, y hubo una integración sorpresiva en gabinete de Garro

Los radicales de La Plata van a votar a su nueva conducción partidaria posiblemente en el mes de noviembre, y ya asoman tres candidatos de peso para presidirla y son el ex diputado Sergio Panella, el referente Hugo Armellino, y el flamante funcionario “garrista” Pablo Nicoletti.

Todo se precipitó con el cronograma de cierres de afiliaciones comunicado por el Comité Provincia y además por la crisis de la UCR platense en donde hace más de un año el actual presidente, concejal Diego Rovella, no puede hacer un plenario en la Junta Central aparentemente por falta de quórum.

Las nuevas afiliaciones estarán habilitadas para votar en la próxima elección y no es un dato menor porque se supone que afiliado nuevo participa en la contienda.

Hugo Armellino, Federico Storani, Juan Manuel Casella y Marcelo Uriarte

A mitad de semana, el referente de “Acción Radical”, Hugo Armellino, inauguró un local partidario en avenida 7 entre 522 y 523 de Tolosa, y estuvo respaldado por referentes poderosos como el intendente de San Isidro, Gustavo Posse y los ex ministros Federico Storani y Juan Manuel Casella. En ese contexto, al evento fueron más de doscientos afiliados, y se podía apreciar a muchos radicales históricos que estaban inactivos en los últimos tiempos, y ese es un dato para atender y que incidirá en la resolución del conflicto.

En la inauguración del espacio, Posse pidió a la conducción partidaria bonaerense que haga “una convocatoria de buena fe” para que “el partido pueda estar unido”. Además, el intendente de San Isidro solicitó que no se den “más situaciones como la que pasó en La Plata hace unos días”, en referencia al encuentro de gobernadores radicales, diputados nacionales y autoridades nacionales.

“No había representantes de esa región y además no estaba convocada la otra mitad”, resaltó en alusión a la lista que el lideró en las elecciones internas del 2021 y en las que obtuvo el 49%.

Por su parte Fredi Storani mantuvo su línea discursiva histórica, llamando a “rescatar a la política como instrumento de transformación”, mientras que Casella fue muy directo: “Milei es un personaje que aprovecha el sistema para destruirlo. Usa la política para destruir la política. Eso no sólo es éticamente incompatible, sino que significa un riesgo enorme para una democracia que nos costó mucho consolidar”.

A su turno, Armellino ratificó la intención de esos espacios de pelear por la presidencia de la Junta Central, y sintetizó la idea: “(buscan) conducir un radicalismo para que represente las necesidades y sueños de los platenses. El radicalismo va a presentar un candidato propio a intendente en las PASO que represente los intereses de desarrollo y progreso de la ciudad”.

Lo que también llamó la atención fue la presencia de algunos radicales que en la última elección PASO apoyaron al candidato a diputado nacional, Diego Santilli: “nos invitaron y vinimos a saludar porque en el caso de Hugo y otros más son amigos de años”, dijeron.

Fabián Perechodnik, Pablo Nicoletti, Julio Garro y Martín Lousteu

Otro dato novedoso y que tiene un significado muy importante para leer la interna radical es el anuncio que se hizo el viernes por la noche sobre la incorporación de Pablo Nicoletti al gabinete de Garro como titular de un Instituto de Políticas Sustentables.

Más allá del cargo, lo trascendente es que se da en un momento de máxima tensión entre la conducción de la Junta Central, representada por Rovella y el diputado Claudio Frangul, y funcionarios de Garro.

Según informó en exclusiva Impulso Baires, Garro habló con el líder de Evolución Radical, senador Martín Lousteau y acordaron un trabajo en conjunto incorporando a Nicoletti al gabinete y ponderando el trabajo de la concejal Manuela Forneris, referente clave en esta historia porque ahora desnivela la relación de fuerzas en la interna del oficialismo y deja sin poder de influencia a Rovella.

Para Nicoletti será un importante desafío porque tendrá que cumplir con su nueva función y conseguir despliegue político también en relación de lo acordado entre Garro y Lousteau, y además ganar posiciones internas en el centenario Partido.

Por otra parte, en la pelea por la presidencia de la Junta Central, está anotado el ex diputado Sergio Panella, que tiene como principal operador político al secretario general del Municipio, Raúl “Turco” Cadaá, y que busca el apoyo tanto de Frangul como de Rovella para su campaña.

Panella presidió el radicalismo en el año 2008 y dejó buena imagen porque consiguió que un partido que había perdido la representación en la Legislatura y por primera vez en su historia en el Concejo Deliberante, vuelva a recuperar los espacios institucionales. Aunque como contra tiene en sus espaldas haber hecho dos jugadas presentándose por fuera de la UCR con partidos vecinalistas alcanzando menos de un punto porcentual por participación.

Ayer un referente que comulga con la conducción partidaria habló con este columnista y dijo: “no está tan claro que todos apoyen a Sergio, podría haber un cuarto candidato, o tal vez no ser él”, y allí se empezaron a encender los motores con la opción del diputado Frangul como alternativa.

Los tres candidatos que dan vueltas como posibles participantes son sólidos y puede ser una final muy pareja, aunque habría que ver si no hay fusiones o desintegraciones.

Por ejemplo hay que seguir de cerca qué ocurre con las candidaturas de Armellino y Nicoletti porque en la superestructura tienen denominadores en comunes. En ese caso, si se fusionan es altamente probable que ganen la contienda, igual esa posibilidad aún es pura especulación de este columnista.

En el caso del oficialismo la clave está en que Panella tenga el apoyo de Frangul y Rovella, porque de lo contrario sería altamente probable que no le alcance para el triunfo.

Un dato: el posible fin de etapa de Cadaá en la Municipalidad.

Hasta el próximo domingo.
 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias