sábado 26 de noviembre de 2022 - Edición Nº2438
Impulsobaires » La Plata » 30 may 2022

UNLP

Docente María Inés Baragatti volvió con una clase magistral de matemática e hizo reflexionar a todo un auditorio

Tiza en mano, frente al gran pizarrón del Anfiteatro 14 del Departamento de Electrotecnia de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, la destacada profesora de Matemática María Inés Baragatti volvió a desplegar toda su magia.


Por: Redacción

A los 73 años, la docente jubilada, que es furor en las redes sociales, volvió con una clase magistral a la unidad académica en la que se desempeñó como profesora durante más de cuatro décadas. “Yo sé que ahora muchos aprenden mirando con los celulares, pero yo no puedo dar clases a las paredes. Para poder enseñar, para poder dar clases, para mi es fundamental verles las caras. Quiero que se me entienda”, dijo la docente antes de comenzar la clase. Y aclaró por si quedaba alguna duda. “Si alguien no entiende me tiene que preguntar”. 

No bien comenzó a explicar, Baragatti expuso que en matemática “para medir se necesita una unidad de medida. ¿Qué es para ustedes una unidad de medida? ¿Una regla? No tengo porque tener regla. Una unidad de medida puede ser la tiza”.  

Luego, en otro tramo de la clase, preguntó “¿Qué teorema es este?”. “Tales”, se escuchó decir a una mujer del público presente y la profesora se sintió satisfecha con la respuesta. 

Baragatti recordó que cuando era docente y debía explicar el concepto de velocidad a sus alumnos y alumnas, ponía como ejemplo el paso de un colectivo, los horarios, las cuadras recorridas, la velocidad promedio y la distancia sobre tiempo. 

La clase fue seguida con atención y admiración por el decano Marcos Actis, docentes, investigadores, graduados y estudiantes que colmaron el auditorio. La gran mayoría de los asistentes tuvieron a Baragatti como profesora en distintas materias de Ciencias Básicas de la Facultad de Ingeniería.

A medida que avanzaba la clase, la destacada docente se fue quedando sin espacio en el pizarrón, lo desplegó hacia arriba y comenzó a escribir en la pizarra que estaba por debajo. A cada instante hacía partícipe a los asistentes con preguntas y se alegraba cuando le daban una respuesta. Además, para explicar los ejercicios se hacía preguntas ella misma con el fin de apelar a la reflexión, con ejemplos concretos. 

Baragatti agradeció al decano y a los organizadores del encuentro, especialmente a la profesora Viviana Costa y al graduado de Ingeniería Damián Pedraza. 

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias