martes 06 de diciembre de 2022 - Edición Nº2448
Impulsobaires » Politica » 20 jul 2022

Contrapoder

De pesca por la reelección en un GBA explosivo

Con un dólar que superó la marca histórica de los 300 pesos, la moneda despedazada y la crisis que avanza como una mancha de aceite, están llegando a la gobernación rumores de tensiones sociales crecientes en los barrios más pobres del conurbano. Allí el dinero no alcanza y la inflación lo derrite todo a su paso, generando mayor pobreza. Este escenario sorprende al gobernador Axel Kicillof, justo en el momento de buscar mostrar gestión con obras y esquivar las esquirlas de la interna nacional para llegar a la reelección en el 2023 lo más indemne posible.


Por: Jorge Joury *

Hoy es el mandatario que más recursos recibe desde la Nación y cuenta además con la bendición de Cristina Kirchner. Por carácter transitivo, detrás de él se alinean la mayoría de los intendentes del FdT que quieren mantener sus liderazgos territoriales. Pero la foto que hoy se está viendo en ese territorio de angustias, no acompaña políticamente. Es la peor cara de la realidad, con casi el 50% de pobreza por la falta de trabajo y el fantasma del hambre pululando por todos los rincones.

Y encima, en las últimas horas comenzó a irrumpir la protesta gremial. Empezaron las marchas de trabajadores de la industria del neumático, que no acordaron paritarias y temen perder sus empleos por la falta de insumos, situación que podría extenderse a otros gremios.

En el GBA todo cruje y no dan abasto los comedores populares. Y lo más dramático, es que se  venden alimentos fraccionados en los comercios de cercanía. La tensión es tan extrema, que por orden del ministro de Seguridad, Sergio Berni, en la policía bonaerense se suspendieron las licencias de efectivos por temor a un estallido que derive en saqueos.

Frente a este escenario, Cristina Kirchner teme por la continuidad de un Alberto Fernández absolutamente deslegitimado. Lo que está queriendo decir: " Apuremos el paso. Empecemos a construir electoralmente ahora para consolidar la base electoral bonaerense". Lo que ha sumado mayor tensión, es que la socia mayoritaria del FdT quiere sacarle el control de los planes a los movimientos sociales para que los manejen los intendentes, con la idea de sumar más votos. CFK advirtió además la amenaza de que en varias comunas haya dirigentes sociales que vayan por las intendencias, como ocurre en La matanza con la mujer de Emilio Pérsico, el jefe del Movimiento Evita. Se trata de la diputada provincial, Patricia Cubría. Los carteles enormes con el rostro de "La Colo" ya se pueden ver en algunos puntos del distrito más poblado del país donde reina el peronismo y teme perder la hegemonía.

También hay que destacar, que el Estado Nacional viene engrosando la billetera de Kicillof de manera más que generosa. Durante el primer semestre del año, Buenos Aires se ubicó primera, por muy lejos, en el podio de las provincias que más recursos recibieron para atender sus gastos corrientes. Así lo revela el último informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), que detalla que de los $177.295 millones de las transferencias corrientes que se repartieron entre las provincias, el 52,1% ($92.362 millones) fueron a las arcas del gobernador Kicillof. Se trata de un porcentaje casi diez veces superior al de Córdoba, segunda en el ranking, que recibió el 5,3% de esos recursos.

Por lo tanto, uno de cada dos pesos que repartió la Casa Rosada por fuera de la coparticipación se destinó al principal bastión político y electoral del Frente de Todos y de la vicepresidenta En esa dirección y casi como un profeta de la unidad, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, encaró un plan territorial. Para eso, recorre distritos oficialistas y opositores, con la particularidad de que cuando encara una obra en un municipio bonaerense que gobierna la oposición termina protagonizando reuniones con dirigentes territoriales del peronismo. Casi como un profeta de la unidad y de la reactivación económica a base de la obra pública, Katopodis busca que el oficialismo llegue unido al 2023.

Mientras tanto y poniendo el ojo en el plano político, una encuesta de la consultora Opina Argentina midió a los principales dirigentes y espacios políticos del país en la provincia de Buenos Aires. En esa grilla, Kicillof se ubica en el primer escalón con el 35% a su favor. Detrás, Diego Santilli (PRO) con el 23%, y Martín Tetaz (UCR-Evolución) con el 11%, al igual que el liberal José Luis Espert. Más atrás, aparece Néstor Pitrola (PO) 3%. Pero a nivel nacional el orden cambia.

Y allí, en una eventual elección presidencial, el espacio de Juntos obtendría el 35% sobre el 34% del FdT. La primera lectura es que la figura de dirigentes se impone por sobre espacio político. A la hora de pensar en candidaturas, y al tratarse de una elección ejecutiva, algunas voces dentro del kirchnerismo entienden que esta vez debería imponerse el personalismo: el o la que mejor mida.

Dentro del oficialismo son casi nulos los sectores que  se oponen a que Kicillof vaya por la reelección el año que viene. Máximo Kirchner trabaja para ello, como titular del PJ bonaerense. En la gobernación aseguran todavía no manejar encuestas y en algunos casos usan las recorridas del mandatario para tener una suerte de termómetro.

Pero socialmente,  no pueden ignorar algunas señales que inquietan. "Cuidado, que hay muchos signos de bronca en los barrios del conurbano profundo. Hay que repartir más alimentos de manera urgente, porque nada alcanza". Eso es lo que están transmitiendo a la gobernación desde los municipios donde la pobreza pega más fuerte, sobre todo en la Tercera Sección Electoral. Como no ocurría antes, en algunos pequeños comercios están vendiendo productos fraccionados, como yerba y azúcar, porque el dinero no alcanza para más. La inflación se está comiendo la plata de los planes de manera vertiginosa. A los obispos de las diócesis más estratégicas también los embarga el temor y formulan llamados de atención a las autoridades.

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, interlocutor de los hombres fuertes del Episcopado, ha recibido una radiografía de la compleja situación. Los mensajes del Vaticano apuntan contra el Gobierno y reivindican la implementación del Salario Básico Universal, coincidiendo con el reclamo de los prelados. Están en contacto directo con los poderosos jefes de las organizaciones que han adquirido un enorme protagonismo en las últimas semanas.

Si bien es cierto que la situación en el GBA no es un calco de la del 2001, aquella vez los que gobernaban no estaban enfrentados entre ellos, como ahora, lo cual no marca la gravedad del momento y preocupan los rumores de hartazgo con la dirigencia política en las barriadas. En esa dirección, la policía bonaerense está en estado de alerta y ha enviado un radiograma a las comisarías suspendiendo las licencias de efectivos hasta fin de año. Son constantes las versiones de saqueos, principalmente en el partido de La Matanza, el más populoso, que a decir de un veterano dirigente peronista "se ha convertido en un volcán que puede estallar en cualquier momento". Los comedores y merenderos populares están desbordados y existen denuncias de que algunos reciben alimentos en mal estado y hasta con gorgojos.

Los jefes comunales además están preocupados por las amenazas del dirigente social Juan Grabois, dejando en claro que, si el Presidente no firma el DNU para implementar el Salario Básico Universal, las organizaciones sociales van a salir a las calles a movilizarse y llevar la protesta hasta las puertas de la Casa Rosada, lo cual puede generar un escenario de confrontación de consecuencias imprevisibles.

En un sector del gobierno creen que la reacción de Grabois es por el temor a perder el libre manejo de los fondos millonarios de los planes, y por eso esta semana escaló las críticas contra Batakis, señalando que está "a punto" de irse del Frente de Todos. Lo más preocupante, es que se mostró con los piqueteros de izquierda, con los que puede ampliar su ejército, espiralizar la protesta y adueñarse de la calle, el escenario que más aterra al kirchnerismo..

*Jorge Joury es licenciado en Ciencias de la Información, graduado en la Universidad Nacional de La Plata. El 22 de noviembre de 2017, el Concejo Deliberante de La Plata lo declaró "personalidad destacada en el periodismo".

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias