martes 27 de septiembre de 2022 - Edición Nº2378
Impulsobaires » Politica » 9 ago 2022

Análisis

"Massa paga el costo del tarifazo y Cristina le pone la lupa en los negocios", señaló Jorge Joury por FM 98.9 y Pinamar TV

"En una jugada encubierta, Cristina le entregó a Sergio Massa una bomba de tiempo con el manejo de la Secretaría de Energía, que estaba dominada por La Cámpora. El nuevo ministro logró lo que no pudo Martín Guzmán, ni Silvina Batakis. Puso al frente del área a la salteña Flavia Royón, que responde al gobernador de la provincia norteña, Gustavo Sáenz, socio político del tigrense. Pero cuidado, que el empoderamiento de Massa no es gratis. Cistina sabe que Massa tendrá que hacerse cargo del costo político del tarifazo energético que principalmente afecta a la clase media. Aunque aún no hay precisiones, estiman que los aumentos de luz rondarán el 200% y los de gas un 80%", reveló Jorge Joury durante su columna en el programa: " A las cosas por su nombre", que conduce Hugo Manzo por la FM 98.9, Coast y Pinamar TV.


Por: Redacción

"En la semana que lleva a cuestas la gestión de Massa, ya se perdieron más de mil millones de dólares en reservas. Lo más grave, es que Massa no puede poner en funciones aún a Gabriel Rubinstein como viceministro, una pieza clave para ordenar la economía. Tiene su explicación: Rubinstein ha sido muy crítico del kirchnerismo y eso genera fuertes resistencias", aclaró el analista. 
Rubinstein estaba en el exterior y hoy regresa al país. Massa va a tratar de convencerlo, pero la familia del economista no quiere saber nada con que se integre a este gobierno. De allí que se esté buscando un sustituto, lo que por el momento resulta misión imposible, porque ya algunos de los mencionados, dijeron que no.
Entre los nombres que sonaron aparecieron el de Emmanuel Álvarez Agis, que ya ocupó el puesto cuando Kicillof fue ministro y tiene una relación estrecha con Massa y Marina Dal Poggetto, que trabajó en la secretaría de Política Económica como jefa de asesores. 
"Massa no habla de inflación, lo que más preocupa a los argentinos y no se sabe que cartas va a emplear para contenerla. Esta semana se anunciará el costo de vida de Julio que estará cerca del 8%, otra cifra récord y se va camino a un 100% anual.
Hasta el momento los anuncios de Massa carecen de precisiones. Cristina sospecha de sus movimientos que se inclinan hacia la derecha liberal. Por ello,  puso al gobernador Axel Kicillof, su ex ministro de Economía, a que lo siga de cerca, principalmente por los negocios que pueda hacer con sus empresarios amigos con la minería y el litio. Hay hechos que ya han despertado cortocircuitos en el oficialismo.Lo que más ha provocado escozor fue la incorporación de Daniel Marx al equipo del tigrense. Marx tiene un sesgo noventista con el Plan Brady. Luego con el blindaje para intentar sostener la convertibilidad, en época de Fernando de la Rúa y Domingo Cavallo.
Si Massa fracasa en su operativo para dejar vivo al FdT en el 2023, Cristina planea fortificarse en la provincia de Buenos Aires, con lo cual podría reactivar el denominado "plan platita" y dinamitar así todo el proceso de austeridad del tigrense.
Cristina necesita que Massa también le asegure fondos frescos. Hay que tener en cuenta que en lo que va del año, las transferencias discrecionales desde el gobierno nacional hacia la provincia de Buenos Aires se duplicaron en relación al mismo período de 2021. 
Exactamente $152.152 millones se giraron, de enero a julio, desde las arcas del Estado a la administración de Axel Kicillof, el equivalente al 100% respecto al año pasado, cuando se habían destinado $75.903 millones. 
Otro tema que ha levantado olas en el Instituto Patria, es la postulación, aún sin definirse, del consultor Gabriel Rubinstein como viceministro, un hombre que ha sido muy crítico con el kirchnerismo. Por ejemplo, en su momento dijo que "este gobierno tiene una tara mental, que incluye a Cristina, por eso no se pueden ordenar las cuentas públicas".
Rubinstein es un economista de mirada ortodoxa, fue director del Banco Central en los tiempos de Roberto Lavagna y coordinador del simbólico estudio que fundó y conduce Miguel Angel Broda.
La vicepresidenta aún tiene presentes antiguos tuits y comentarios de Rubinstein, disparando con munición gruesa hacia la década ganada. 
Unos días antes de la asunción de Massa, el consultor advirtió que veía una suerte de desmadre de la situación con un 30 por ciento de posibilidades de que se desatara una hiperinflación.
Para empeorar la situación, Massa fue salpicado por otra situación enojosa: la censura que denunció Viviana Canosa, conductora de un programa hiper crítico del Gobierno en la señal A24, propiedad de Daniel Vila, un empresario estrechamente ligado al ministro.
Vila le impidió pasar en su programa del viernes pasado el video sobre el escrache a Sergio Massa en su visita a Santa Fe.
Canosa no aceptó la presión y en un hilo por Twitter anunció que renunciaba al canal, que adujo en un posterior comunicado que impidió la transmisión del escrache porque no quiere contribuir a la violencia de la sociedad y el deterioro de las instituciones.
Inicialmente había trascendido que Canosa iba a transmitir un informe especial muy crítico de Massa, pero luego se supo que se trataba apenas del mismo video casero tomado por celular en el que dos mujeres increpan a Massa y lo tratan de delincuente, que para el horario del programa de Canosa ya estaba circulando hace horas por todas las redes sociales. 
No hay que olvidar que tanto Daniel Vila, como José Luis Manzano, son además los dueños de Edenor y de  importantes negocios petroleros en la provincia de Mendoza. Ambos han tejido una muy buena relación histórica con Massa y están señalados como integrantes del círculo rojo que promovió su llegada al gabinete.

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias